La portada de mañana
Acceder
Defensa asume el gasto en sueldos de los 1.500 efectivos de la Guardia Real que sirven a la monarquía
Carpetazo a la Kitchen del PP, por Ignacio Escolar
La batalla por el legado de John McAfee

Concentración vecinal impide el precinto del Centro Social La Enredadera, en Tetuán

Carteles de apoyo al Centro Social

Hoy, a las 8.30 de la mañana, la pequeña calle Anastasio Herrero –una perpendicular de Bravo Murillo en Estrecho– estaba muy concurrida. Frente a la mezquita y a las puertas del Centro Social La Enredadera decenas de vecinos y jóvenes venidos de otros barrios de Madrid aguardaban la llegada de los funcionarios públicos que, según se había notificado, acudirían a precintar el espacio por carecer de licencia de actividad. El desayuno –pan con tomate, café o té, entre otras viandas– corría de cuenta de los anfitriones.

Los funcionarios de la Agencia de Actividades llegaron puntuales, acompañados de la policía municipal, y comenzó entonces una negociación con el abogado y una portavoz del centro que se prolongó durante más de una hora.

El conflicto tiene su origen en tiempos del anterior Ayuntamiento de Ahora Madrid, que inició en el verano de 2016 una política de requerimiento de licencias de actividad a diversos colectivos okupantes de Madrid (a lo que la asamblea del centro social no accedió por considerarlo una maniobra administrativa para cerrar La Enredadera).

El precinto administrativo, que llega ahora, no impedirá el acceso a La Enredadera, solo la celebración de actos de carácter público. Actualmente en el centro se desarrollan actividades comunitarias y de distintos colectivos, y los funcionarios dijeron tenerlo perfectamente controlado “a través de la página de Facebook”.

Finalmente, y aunque en un principio la delegación municipal dijo “tener fuerza para entrar”, refiriéndose a que estaban dispuestos a llamar a unidades UIP para hacer efectivo el precintado, desistieron en el intento.

Mariano Fuentes, Delegado del Área de Desarrollo Urbano, ha explicado posteriormente que se ha suspendido el intento de precintado por motivos de seguridad: “era imposible llegar a penetrar hasta la puerta del local por la gran acumulación de personas que se estaban manifestando.” Ha añadido que se volverá a llevar a cabo en los próximos días “tomando las medidas oportunas en materia de seguridad”. Por su parte, la asamblea del Centro Social Okupado La Enredadera ha decidido suspender la manifestación prevista para esta tarde.

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2021 - 12:16 h

Descubre nuestras apps