Beatriz Ballesteros, consejera de Transparencia: "La discriminación positiva es necesaria para conseguir la igualdad"

Beatriz Ballesteros, consejera de Transparencia

Beatriz Ballesteros, llegada desde la judicatura a la política autonómica hace menos de un año, cuenta con toda la fuerza que le da su carrera profesional y no tiene una mancha en su expediente. En esta entrevista ha querido dirigirse a lectores y socios de eldiario.es para exponer su compromiso con la igualdad y la transparencia en la Administración pública.

Se acercan las celebraciones por el Orgullo LGTBI y hay preparadas varias iniciativas a nivel estatal en referencia a este colectivo, algunas de ellas a las puertas del Congreso. La más importante de ellas es la llamada “Ley Trans”, ¿Qué opinión te merece?

Todo lo que sea conseguir igualdad entre todas las personas es ir en la buena dirección, puede ser necesario que incluso de manera transitoria se establezcan discriminaciones positivas porque lo importante es conseguir la igualdad real, indistintamente de la condición de las personas de las que estemos hablando.

¿En tu carrera judicial te ha tocado enfrentar o presenciar algún caso de lgtbifobia?

No me he encontrado con ningún caso. Ni entre mis compañeros jueces ni en otros departamentos de la Administración de Justicia, como abogados o fiscales. También es cierto que en mi ámbito, que es el derecho mercantil, no se dan o no son tan visibles estas peculiaridades de casos, como sí se dan en el derecho familiar y en lo relacionado con las áreas de penal o civil.

Son muchos años de reivindicación para la creación del Observatorio LGTBI. Si el Gobierno regional ha dicho que no hay problema para su puesta en marcha, ¿por qué no lo hacéis?

Desde luego en el Consejo de Gobierno no se ha planteado ningún problema para su creación. Hay que tener en cuenta que solo llevamos un año de legislatura y que hemos dado pasos en la dirección correcta como lo prueba la creación de otro órgano necesario igualmente, el Observatorio de la Igualdad, aunque la crisis sanitaria lo ha paralizado todo. Creo que estamos ante un problema de procedimientos y burocracia, pero no de voluntad política.

¿Que le dices a los que piensan que es porque precisáis los votos de VOX en la Asamblea Regional?

Su ideario es conocido y yo no voy a analizarlo. Repito que creo que es un problema de tramitación y yo, ahora que tengo responsabilidades de gestión en la Administración pública, me doy cuenta de lo complicado que es a veces sacar los planes adelante. Te pongo un ejemplo con la creación del Observatorio de Calidad de los Servicios públicos, con el que llevo cuatro meses, y todavía no está. Tengamos en cuenta que estamos hablando de algo completamente aséptico y políticamente neutro y sin embargo su tramitación es muy pesada.  Que haya personas que hacen esas apreciaciones puede suponer minusvalorar los esfuerzos que hace esa parte del Gobierno por sacarlo adelante.

¿Cómo sientes los ataques de la ultraderecha a los derechos civiles y a las personas que los reivindican?

En mi realidad cercana tengo relación con personas LGTBI y yo no tengo en cuenta esta particularidad ni ninguna otra. Lo que veo en estas situaciones es que hay que delimitar, por parte de algunos, la línea que existe entre un delito de odio y la libertad de expresión mal entendida. Pero por ningún motivo, ni de origen, raza o género se deben consentir esos ataques, por eso te comentaba al principio que quizá una discriminación positiva es necesaria para conseguir la igualdad y que en algunos espacios es necesario potenciar, pero yo creo que, al menos es mi percepción, no estamos ante un clima generalizado de ataques más allá de algunos comportamientos aislados.

¿Crees que las Administraciones públicas, en general, hacen su trabajo para proteger a colectivos vulnerables, como lo son las personas trans?

Dentro de las competencias que tiene cada uno, hemos avanzado mucho en algunos aspectos como por ejemplo en el uso del lenguaje en la Administración pública, sus formularios, los datos que se piden, hemos avanzado mucho a favor de la inclusión y hemos evolucionado, aunque queda mucho. Fijémonos en el caso de los menores que pueden acceder al cambio de sexo, es un avance que hace pocos años eran impensable y sobre todo lo es que las personas de generaciones más jóvenes que la mía vean con total normalidad estos cambios y los nuevos modelos de convivencia, como debe ser.

¿Es necesaria la pedagogía social desde la Administración pública?

Para conseguir la igualdad es necesaria la educación, particularmente en los domicilios, y desde las administraciones se debe trabajar por la inclusión y que efectivamente hagan pedagogía en el ámbito de su competencia, como por ejemplo con las leyes educativas y todo lo que les acompaña, como cuando se consiguió que en los formularios escolares no pusiera padre/madre sino progenitor.  Todo ese tipo de medidas sí podemos llevarlas adelante.

Estamos viendo cómo se acerca a la realidad legislativa un amplio paquete de medidas que buscan ampliar los derechos para amplias capas de la población. Hay varias iniciativas tramitándose para las personas con discapacidad, el voto a los 16 años, la lucha contra la lgtbifobia en el deporte… ¿cómo estás viviendo esta nueva era de consecución de nuevas oportunidades?

Las personas con discapacidad deben disfrutar de todos los derechos civiles como el resto de la población, dicho esto, la precipitación en según qué temas no es buena. Hay temas que ciertamente no tienen espera, como en este primer caso y nosotros estamos muy volcados en trabajar con algunas de estas entidades, como lo es el CERMI, con quien hemos creado un lenguaje accesible en el Portal de Transparencia y también estamos adaptando  la sede electrónica de la CARM. En otras materias hace falta más consenso, como lo es el voto de las personas de 16 años… o se es mayor para todo o no se es mayor para todo, porque no tendría sentido que no puedas beber alcohol, o que te cases con una dispensa de tus tutores, pero sí poder votar, es preciso mucha reflexión.

¿Tienes referentes en tu ámbito profesional? ¿Consideras referentes vitales a alguno de los personajes de la política actual?

Referentes son todos los que en primer lugar dieron el paso que nos abrió camino a las demás, como la primera mujer que estuvo al frente de un juzgado o que ocupó un cargo en la administración de justicia. Sí he tenido mucha relación con María Jover, que fue la primera jueza en Murcia y tiene todo mi reconocimiento.

Este año el Orgullo 2020 está dedicado a las mujeres lesbianas, trans y bisexuales, ¿A qué reflexión te lleva la doble discriminación que tienen por género, identidad u orientación?

En esto quiero ser muy contundente. Todavía queda mucho camino por recorrer, debemos seguir adelante. Las verdaderas medidas que consigan la conciliación laboral son un reto de futuro próximo al que las mujeres, todas, no debemos renunciar.

¿Has tenido obstáculos en tu carrera por ser mujer?

Obstáculos como tal creo que no, y desde luego no por ser mujer. Sí es cierto que cuando opté a mi plaza en Valencia y que me iba, pasando varios días a la semana fuera de Murcia,  algunas personas me preguntaron si lo iba a hacer, si estaba segura… ¡y me lo preguntaban las propias mujeres! Si hubiera sido un hombre probablemente no me lo hubieran preguntado. En mi experiencia, como te decía, no lo he vivido pero sí me han contado muchas veces lo complicado que fue conseguir las bajas laborales, maternales, o de lactancia. A veces somos nosotras, las mujeres,  las que nos ponemos nuestro propio techo de cristal porque a muchas las han educado así y lo han asumido así. Este techo lo vamos a romper, seguro, sobre todo a base de educación.

Como Consejera de Transparencia,  ¿eres consciente de que más transparencia es en realidad más libertad?

Evidentemente. Tiene que ser así. La transparencia entendida como obligación de publicarlo todo es lo que permite al ciudadano valorar debidamente todos los procesos y tomar decisiones, como es el voto. La administración no debe olvidarse de trabajar para el ciudadano. Hasta ahora la transparencia, pero también la participación,  no han tenido una tradición arraigada, pero cuando esto cale en la sociedad tomará mucha relevancia y se escucharán muchas más opiniones que tendremos que tener en cuenta. Los gobiernos serán más eficaces y más cercanos.

¿Ese es tu objetivo real en el gobierno de coalición?

No me fijo un objetivo a cuatro años, porque solo en uno que llevamos nos ha pasado de todo, sobre todo a nivel de emergencias. SI es cierto que en algunas materias quiero dejar unas buenas bases: en integridad pública, en evaluación de políticas públicas, en rendición de cuentas, y que todo eso después se pueda desarrollar, esto debe ser lo mínimo. También es verdad que debe hacerse una labor general de divulgación y que se ponga en valor que ya tenemos instrumentos para que la sociedad participe y más que tendremos en un futuro cercano. Más participación asegura un mejor gobierno para todos.

¿Vas a participar en la acción #MiBalcónMiOrgullo para la celebración de este día?

Si tuviera la bandera no tendría ningún problema, aunque no soy de poner enseñas en mi balcón. Los jueces somos reservados en algunos aspectos.

Se nota que eres jueza.

(Risas). Bueno, soy así para todo, tampoco hago grandes demostraciones en otras fechas como Navidad. Solo es que me gusta vivir mi intimidad y mi vida sin hacer alardes de nada.

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats