eldiario.es

9

Las rondas de nunca acabar

El ayuntamiento de Lorca corre ahora para no perder la financiación europea destinada a unas obras que tendrían que haber terminado en 2010

Imagen de archivo (2011): el entonces presidente Ramón Luis Valcárcel, el consejero Ballesta y el alcalde de Lorca Francisco Jódar atendiendo al director general de Carreteras, José Guijarro

Imagen de archivo (2011): el entonces presidente Ramón Luis Valcárcel, el consejero Ballesta y el alcalde de Lorca Francisco Jódar atendiendo al director general de Carreteras, José Guijarro

Tres fueron los ases que Francisco Jódar, entonces aspirante a la alcaldía de Lorca, se sacó de la manga en la campaña electoral para las municipales de 2007: la construcción de un auditorio y palacio de congresos, la ejecución de las rondas de circunvalación de la ciudad y, ligado a ambos proyectos, la cubrición de la rambla de Tiata, que quedaría convertida en un espléndido bulevar del que se realizó un vistoso audiovisual que aún puede contemplarse en Youtube.

La denominada Ronda Sur-Central, es una infraestructura ampliamente demandada por las organizaciones sociales y económicas más representativas del municipio. Se trata de una circunvalación que rodearía Lorca desde la autovía de Águilas hasta la N-340, a la altura del barrio de Apolonia. Un eje estratégico de comunicación de 4,5 kilómetros con capacidad para 20.000 vehículos diarios que contaría para su ejecución con un presupuesto total de 24 millones de euros.

¿Sus beneficios? Permitir una mayor fluidez en la circulación y la descongestión del centro urbano de Lorca, propiciando unos desplazamientos más ágiles en las principales avenidas del municipio, como las de Europa o Fuerzas Armadas, en las que actualmente desemboca el tráfico procedente de la autovía del Mediterráneo (A-7).

A todo ello había que sumar el valor añadido que suponen la construcción de un carril bici de casi cinco kilómetros y que permitiría impulsar la movilidad sostenible en el municipio, la intermodalidad en el transporte o la regeneración urbana gracias a un diseño que incluye la plantación de arbolado a ambos lados del vial y de palmeras y rosales en la mediana, así como la disposición de césped artificial en las glorietas. Al menos eso era lo que vendían los responsables autonómicos y municipales de turno.

Pero la historia de este proyecto, que aún es humo, es larga, tediosa, y está plagada de anuncios reiterados de obras inminentes que no han llegado a materializarse. El Plan Estratégico de la Región de Murcia para el periodo 2000-2006 ya contemplaba la construcción de la Ronda Central en Lorca. Nada se hizo entonces y, en marzo de 2008, el Plan de Dinamización de la Economía presentado por el Gobierno regional del expresidente Ramón Luis Valcárcel volvió a contemplar la construcción de las rondas de circunvalación en sus medidas 7 y 8.

En 2009 la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Lorca –CECLOR-, solicitaba a la Consejería de Obras Públicas del Gobierno regional que retomara la mesa de trabajo que abordaba esta cuestión y que se constituyó en Febrero de 2007. La mesa se reunió un par de veces en 2008. Tras una de las reuniones, un exultante Francisco Jódar, comunicó que las obras comenzarían de inmediato y estarían en servicio antes de 2010. Ello a pesar de la complejidad de uno de sus tramos, el que debía unir el Huerto de la Rueda con el cruce con la autovía de Águilas. En esta fase habría que compaginar la construcción de la ronda con la iniciativa de Jódar de cubrir la rambla de Tiata para convertirla en un bulevar. Un proyecto que, según dijo el alcalde del PP entonces, ya estaba “en marcha”, aunque jamás se llegó a materializar. Ni lo uno, ni lo otro.

En 2010, cuando se suponía que la Ronda Central debía “estar en servicio”, el equipo de Gobierno municipal del PP se descuelga con un nuevo anuncio: se había concluido la redacción del proyecto de construcción de la primera fase de la circunvalación y, antes de que terminara octubre de ese año, se iniciaría la última fase “burocrática-administrativa”. Las obras iban a comenzar en el primer semestre de 2011. No lo hicieron. De hecho, es en Agosto de ese año cuando el Boletín Oficial del Estado publica un anuncio de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio de la Región de Murcia por el que se convoca a licitación pública las obras del primer tramo de la Ronda Sur Central, que a día de hoy no se han iniciado.

En 2013 llega un nuevo anuncio: la Ronda Central será incluida en el Plan Lorca+ para la recuperación de la ciudad tras los terremotos del 11 de marzo. Para entonces, el presupuesto inicial de 24 millones de euros se incrementa hasta llegar a los 35. Once millones de euros más que lo previsto en 2011. Parece que las cuentas tampoco cuadran.

En el año 2014, la concejal de Empleo y Desarrollo Local, Eulalia Ibarra, anuncia que el Ayuntamiento de Lorca “trabaja a marchas forzadas” en el proyecto de construcción de la Ronda Central. ¿El por qué de las prisas? La primera fase del proyecto, está financiada con fondos europeos Feder, cuyo plazo de ejecución concluye el 31 de diciembre de 2015… y la casa sin barrer. Ibarra cuenta que han pedido una moratoria para ampliar el plazo a través del eurodiputado del PP y ex presidente regional, Ramón Luís Valcárcel. Si no lo consiguen, «lo tenemos todo previsto para que cuando se adjudique la obra, establecer dos turnos de trabajo con el fin de poder terminar el proyecto en tiempo y forma», asegura. El cuento de nunca acabar.

Vídeo promocional de los proyectos del popular Francisco Jódar para la ciudad de Lorca.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha