Una pareja denuncia el trato homófobo del dueño de una cafetería que amenazó con echarlos por besarse: "Quería humillarnos"

Diego Gómez, una de las personas que denuncia un trato homófobo por parte del propietario de la cafetería El Quinqué, situada en Cartagena -Murcia-

Diego y Enrique se encontraban una mañana desayunando en un bar de Cartagena y de improviso, el dueño del local se acercó a ellos y amenazó con echarlos. El motivo eran las muestras de afecto que los jóvenes estaban mostrando porque “ver a dos chicos besándose no era adecuado”, tachando la actitud de irrespetuosa por haber niños alrededor. La situación se saldó con una hoja de reclamaciones por trato homófobo del propietario de la Cafetería El Quinqué, junto a un vídeo denunciando los hechos que se ha viralizado y supera las 400.000 visualizaciones entre Instagram y Twitter.

El protagonista del post, Diego, lamenta la situación porque asegura que no hicieron otra cosa que ser ellos mismos. "Me llegué a sentir culpable por toda la situación que se había creado, pero yo sé que no era mi culpa", señala. La pareja cuenta cómo desde Consumo solo le ofrecieron la posibilidad de conseguir una carta voluntaria del dueño expresando su arrepentimiento. Por ello, decidió ponerse en contacto con la Asociación de lesbianas, gays, bisexuales y trans activistas de Cartagena y Comarca 'Colectivo GALACTYCO', que no descarta una posible concentración junto al local para mostrar su repulsa ante los hechos relatados por los jóvenes.

"Ahora mismo estoy en contacto con mi abogado para ver si denunciamos. Lo que hizo ese hombre fue un delito", expresa Diego. Ambos lamentan que, hasta el momento, el dueño no haya presentado ninguna disculpa pública ni privada: “No ha intentado ponerse en contacto con nosotros, que sepamos".

"La sensación en todo momento fue que el hombre se quería reír de nosotros y humillarnos", lamenta Enrique, "se aprovechó de nuestra juventud y nuestro desconocimiento". El joven asegura que el propietario no se puso agresivo, pero desde el comienzo de la disputa "iba con aires de soberbia y se creía en posesión de la verdad". "Pedimos la hoja de reclamaciones porque veíamos que hablar con él no iba a ninguna parte. Con esa gente no se puede razonar", lamenta la pareja.

Desde Juventudes Socialistas de Cartagena también se han pronunciado para calificar el altercado sufrido por la pareja de lamentable. La organización condena lo sucedido y ha comunicado que seguirán trabajando para darle visibilidad al colectivo LGTBI. Su secretario general, Noel Cánovas, ha declarado que estas actitudes son "deleznables e inadmisibles" y señala que en Cartagena no hay cabida alguna para las discriminaciones homófobas.

"Nos sentimos muy agradecidos por toda la acogida que hemos tenido" señala Diego. "Cuando empezamos a ver que la gente nos apoyaba y se estaba compartiendo nuestra experiencia nos sentimos bastante respaldados y que no estábamos solos". El joven hace un llamamiento a la sociedad para que se erradiquen este tipo de discriminaciones y se ha dirigido directamente al colectivo LGTBI: "Nunca dejéis que nadie os haga sentir inferiores ni por vuestra identidad de género, ni por vuestra sexualidad, ni por nada".

Este medio ha intentado por varias vías ponerse en contacto con el dueño del local así como con empleados del establecimiento para recoger su versión de los hechos, sin éxito.

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 18:32 h

Descubre nuestras apps

stats