La Región de Murcia permite la apertura de casas de apuestas incluso en municipios con un nivel de alerta muy alto

Fachada de una casa de apuestas

La Región de Murcia, por orden del Gobierno Autonómico, ha posibilitado que las salas de apuestas, casinos, y demás locales similares sigan abriendo sus puertas en todos los municipios, aunque la situación epidemiológica de los territorios sea muy grave. Solo cerrarían en caso de alerta extrema. Así se concretaron las medidas a tener en cuenta a partir de ahora, según la disposición publicada en el BORM el pasado sábado 28 de noviembre.

Se trata de la Orden de 27 de noviembre de 2020 de la Consejería de Salud, por la que se establecen los niveles de alerta sanitaria por COVID-19 en la Región de Murcia, así como las medidas generales y sectoriales aplicables a los diferentes sectores de actividad y municipios en atención al nivel de alerta existente en cada momento.

Según el artículo 14 de la misma, que trata la situación individualizada de cada municipio, en los municipios con un nivel de alerta bajo, las salas de bingo, casinos o casas de apuestas se abrirán al setenta por ciento de su aforo; en aquellos lugares con un nivel de alerta medio o alto, los locales mencionados podrán abrirse al cincuenta porciento de su aforo como máximo; y en los municipios con un nivel de alerta muy alto, la ocupación máxima permitida será del treinta porciento. En caso de nivel de alerta extremo, no se permitirá la ocupación de locales cerrados, por lo que no se abrirán.

Para Francisco Lucas Ayala, diputado regional del PSOE, "el Gobierno regional vuelve a beneficiar a las casas de apuestas, sin ninguna explicación, mientras ha dejado de lado a miles de familias que viven de la hostelería". El Gobierno regional, ha añadido Lucas en declaraciones a este medio, "debería explicar qué tipo de interés tiene en las casas de apuestas, porque las bonifican fiscalmente y les permiten abrir antes que la hostelería sin dar ningún tipo de justificación ni obedecer a ningún tipo de criterio".

Esta situación, publicada el 28 de noviembre, contrasta con la de otros establecimientos como los de la hostelería, que todavía mantienen las restricciones y sus interiores se encuentran, de momento, clausurados al público. Las casas de apuestas y casinos son comercios muy peculiares, donde apenas hay ventilación, y su apertura, que en un principio podría entrañar un riesgo de contagio elevado por sus condiciones, solo se negaría en caso de nivel de alerta extremo.

Etiquetas
Publicado el
5 de diciembre de 2020 - 15:27 h

Descubre nuestras apps

stats