La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

El arzobispo de Pamplona pide perdón solamente a unas víctimas de abusos sexuales

El arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez

Las más de 30 personas que en Navarra han denunciado haber sufrido abusos sexuales en centros religiosos llevaban años esperando y reivindicando el perdón por parte del arzobispo de la diócesis de Pamplona -Tudela, que finalmente ha llegado este martes, pero con matices. Francisco Pérez solamente se ha disculpado por los 8 casos de abusos denunciados en el colegio Nuestra Señora del Puy de Estella, que depende directamente del arzobispado y ha dejado de lado el resto de víctimas de centros de órdenes religiosas.

La Iglesia planta a las víctimas en el primer congreso en España sobre abusos sexuales

La Iglesia planta a las víctimas en el primer congreso en España sobre abusos sexuales

"Hago mío el dolor de las personas afectadas y pido perdón, en nombre de la Institución que represento, a las personas que denunciaron los abusos en el Colegio de Nuestra Señora del Puy de Estella porque, si existieron indicios de abusos físicos o de índole sexual, debieron investigarse y alcanzarse conclusiones en su momento, sin que sea justificación el que fueran otros tiempos", ha manifestado el arzobispo.

Francisco Pérez, que este martes ha presentado las conclusiones de la comisión de protección de menores de la diócesis de Pamplona - Tudela, creada el año pasado, acompañado por Maite Quintana, la directora de la comisión y Alfredo Irujo, representante de la comisión de investigación creada para investigar el caso de las denuncias del colegio de Estella, se ha amparado en el derecho canónico para no referirse ni profundizar en la investigación de los casos de abusos sexuales denunciados en colegios de órdenes religiosas como Maristas o Padres Reparadores de Puente la Reina, donde varias personas han denunciado ser víctimas de estos episodios.

"Todos entendemos perfectamente que un presidente de una comunidad autónoma no puede hacer injerencias en el gobierno de otra comunidad, pues un obispo no tiene potestad de gobierno directa contra una orden religiosa. Nosotros podemos recibir a víctimas de una orden religiosa y recoger su denuncia, pero el obispo tiene la obligación de remitir el caso al ordinario de esa orden religiosa para que se investigue", ha apuntado Maite Quintana.

El arzobispo ha afirmado ser "consciente" de que el "sentir social" es que "llegamos un poco tarde" y ha asegurado que "en nuestra voluntad está el hacerlo mejor que en el pasado". "Es un cambio importante en el que hemos tenido que asumir nuevos aprendizajes, nuevas formas de hacer y unas nuevas sensibilidades. No vamos a negar que quedan pasos a dar, pero puedo asegurar que estamos en el camino de darlos. Hoy estoy aquí para pedir disculpas y perdón por esta tardanza", ha remarcado. "Mi corazón se duele y llora. Yo lo único que quiero es que esos corazones sanen y así se lo pido al Señor todos los días. Ahora vamos a atenderlos y pido perdón, pero también al mismo tiempo creo que aquí tenemos que ayudarnos entre todos", ha finalizado.

"Intención silenciadora de alguien cuya identidad se desconoce"

Respecto a la investigación realizada en el colegio de Nuestra Señora del Puy de Estella a raíz de las 8 denuncias presentadas contra el sacerdote José San Julián, director y fundador del colegio y fallecido hace más de 25 años, la comisión ha concluido que, pese a que "no resulta posible establecer culpabilidades fuera del proceso penal", las denuncias tienen "apariencia de verdad" y que las declaraciones de los denunciantes "han sido en general persistentes y sin aparentes contradicciones ni ambigüedades".

La comisión, formada por los abogados Blanca Ramos y Alfredo Irujo y el psiquiatra Javier Casanova, que fueron elegidos por la propia diócesis a la que afectan los abusos denunciados, ha realizado una investigación sobre los casos de abusos en el colegio a través de entrevistas con los denunciantes, antiguos alumnos y profesores que fueron testigos y documentación sobre el presunto agresor.

Pese a haber pedido perdón a las víctimas de este centro, la investigación llevada a cabo por la diócesis sigue sin reconocer la responsabilidad de la Iglesia y el arzobispado de haber ocultado durante años los episodios de abusos sexuales sufridos por varios alumnos y hace responsable a "la intención silenciadora de alguien cuya identidad se desconoce".

"Nos sentimos víctimas de segunda"

De las más de 30 personas que en Navarra han denunciado en el último año y medio haber sufrido abusos en centros religiosos, tan solo 8 han logrado que el arzobispo les pida perdón. El resto continúa esperando ese reconocimiento por parte del representante de la Iglesia en la comunidad foral.

"Nos sentimos víctimas de segunda", asegura Mike E., que denunció ser víctima de abusos sexuales en el colegio Padres Reparadores de Puente la Reina. "Esto es un lavado de imagen, tendría que haber pedido perdón a todos, no solo a las víctimas del colegio que depende de su diócesis", cuenta a elDiario.es.

Jesús Zudaire, presidente de la Asociación de Abusos de la Iglesia en Navarra, indica que no pararán hasta lograr el perdón para todas las víctimas y anuncia que el jueves se concentrarán delante del Arzobispado tras una reunión que tienen con francisco Pérez en la que les hará entrega de los resultados de la investigación, para reclamar "el mismo perdón para todos".

Etiquetas

Descubre nuestras apps