Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los Miura no dejan ningún herido por asta en el último encierro de los Sanfermines

Los legendarios toros de la ganadería de Miura en el tramo final que desemboca en el callejón de la Plaza de Toros de Pamplona este viernes, durante el octavo y último encierro de sanfermines. EFE/J.P. Urdiroz

elDiario.es Navarra / Europa Press

0

Los toros de la ganadería Miura han protagonizado este viernes un último encierro de las fiestas de San Fermín rápido y limpio, con un comportamiento noble por parte de los astados, que han completado el recorrido divididos en dos grupos. Cinco corredores han resultado heridos, aunque ninguno de ellos por asta de toro.

Dos mozos han sufrido contusión torácica y su pronóstico es reservado. Se encuentran en reanimación de Urgencias. Uno de ellos ha sido trasladado desde Mercaderes y otro desde Santo Domingo. Por otro lado, una persona ha sido trasladada desde el tramo del Ayuntamiento con luxación de hombro y otra desde Santo Domingo por contusión sin deformidad en la rodilla. Finalmente, otro corredor ha sufrido politraumatismos en Mercaderes.

El encierro ha durado dos minutos y 22 segundos. En una mañana soleada en Pamplona, la carrera ha comenzado puntual a las ocho de la mañana tras los tres cánticos a San Fermín.

Como cada encierro, toros y cabestros han salido de los corrales de Santo Domingo agrupados al abrirse las puertas y han enfilado este primer tramo del encierro a gran velocidad, lo que ha provocado numerosas caídas entre los corredores.

A lo largo de la calle, el grupo se ha mantenido unido, si bien se ha ido estirando y ha permitido a los mozos realizar bonitas carreras. Así ha continuado por la plaza del Ayuntamiento y por la calle Mercaderes, para coger la curva de Estafeta sin incidencias, por el centro de la calle.

En este tramo de Estafeta, la manada se ha dividido en dos grupos desde el principio, uno primero encabezado por un manso junto a tres 'miuras', que han cogido muchos metros de ventaja sobre el resto de los astados.

De esta forma, los corredores han podido acercarse a los toros, correr delante de las astas y realizar carreras bonitas, en algunos casos largas. La velocidad de la carrera ha provocado también numerosas y aparatosas caídas entre los mozos, muchas ya en el tramo del callejón.

Precisamente, en este último tramo, uno de los astados ha golpeado por detrás con el pitón a una joven, que ha caído al suelo. Los toros de la ganadería Miura han continuado hasta el interior de la plaza sin hacer por embestir a los mozos.

Etiquetas
stats