eldiario.es

9

Las Policías Locales vascas ya acceden a la lista de sospechosos por "islamismo radical"

La consejera de Seguridad defiende en el Parlamento la cooperación policial contra el terrorismo aunque avisa de que el acceso de la Ertzaintza a Europol e Interpol va más lento de lo "deseable"

Una patrulla de las nuevas PRI, en una intervención tras una reyerta en el centro de Vitoria

Una patrulla de las nuevas PRI, en una intervención tras una reyerta en el centro de Vitoria

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha explicado en el Parlamento que los 79 cuerpos de Policía Local de Euskadi ya tienen "acceso a las bases de datos de personas y vehículos señalados por Schengen [el espacio europeo de cooperación en materia de seguridad y fronteras] por su vinculación con el islamismo radical" a través de la Ertzaintza. Asimismo, en el marco de los acuerdos de la Junta de Seguridad para incrementar las capacidades de la Policía autonómica, Beltrán de Heredia ha explicado que se está avanzando en la participación de la Ertzaintza en pie de igualdad con las Fuerzas de Seguridad del Estado en los sistemas compartidos de Europol e Interpol aunque "con más lentitud de la que sería deseable", como publicó eldiarionorte.es la pasada semana. Es algo que ya sucede con la mesa nacional antiterrorista, el denominado CITCO. También se pretendía colaborar con servicios de inteligencia extranjeros, incluso de países "focos" del yihadismo, aunque Beltrán de Heredia no ha detallado los avances en este terreno.

Beltrán de Heredia ha comparecido durante dos horas en la Cámara para explicar los detalles del 'Plan estratégico contra el islamismo radical' elaborado en 2015 y en constante actualización a la luz de una "amenaza global" de la que Euskadi "no está exenta" aunque no existe un "riesgo específico". En este sentido, la titular de Seguridad ha repetido su deseo de no utilizar la palabra "yihadismo" por las connotaciones negativas que tiene, según el "criterio policial", hacia la comunidad musulmana. Sin embargo, sí se ha referido a Daesh como "Estado Islámico". 

El plan integral de la Ertzaintza contra el terrorismo forma parte de una estrategia global del Gobierno vasco en el que la pata policial es sólo una más junto a la educación o las políticas sociales, según el plan presentado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, la pasada semana. Incluso en la propia Policía la parte de "respuesta" no es la única, ya que Beltrán de Heredia ha incidido en la importancia de la "prevención" y de la colaboración con la comunidad musulmana, de un acercamiento "físico y real a las mezquitas". "Se trata de evitar que como consecuencia de los atentados se puedan ir instalando actitudes islamófobas", ha indicado la titular de Seguridad.

Desde la puesta en marcha del plan, agentes de la unidad antiterrorista de la Ertzaintza (OCI) han dado charlas en diez mezquitas para alertar de los riesgos de la radicalización y solicitar la colaboración ciudadana en caso de que haya indicios. Beltrán de Heredia ha hecho especial énfasis en la sintonía entre el Gobierno vasco y la comunidad salafista vasca, con epicentro en Barakaldo, y que constituye una de las ramas más rigoristas del Islam. Ha destacado que colaboraron con los salafistas para hacer llegar a la opinión pública un mensaje de condena tras los atentados de Barcelona y Cambrils. "Que se sientan parte de esta sociedad", ha enfatizado la consejera.

Nuevos protocolos ante un atentado y simulacros

Entre las medidas de "mejora continua" que va adoptando la Ertzaintza a la luz de los atentados en Europa que pudieran tener reflejo en Euskadi -España está en alerta 4 sobre 5 desde el verano de 2015-, Beltrán de Heredia ha explicado que "se están revisando los procedimientos de actuaciones en distintas unidades". El cuerpo, por ejemplo, contará con una nueva orden de movilización en caso de atentado -qué comisarías tienen que responder y en cuánto tiempo y cómo se organizan los perímetros de seguridad en caso de necesitar una 'operación jaula', por ejemplo- y también con un protocolo coordinado con Osakidetza y Emergencias para la atención ágil de las posibles víctimas.

En este sentido, ya se han llevado a cabo varios simulacros tanto de una toma de rehenes en edificios como de un atentado en la vía pública. Se realizaron en Arkaute y en el monte Artxanda, respectivamente. La consejera ha indicado que seguirá habiendo "simulacros aleatorios de ocupación y control de espacios públicos" aunque siempre "evitando crear molestias" a la ciudadanía. Se busca un "reconocimiento detallado de lugares y escenarios específicos". En este sentido, el Departamento de Seguridad maneja ya un listado de lugares "sensibles" de especial protección más amplio que el de infraestructuras "críticas" que elabora el Ministerio del Interior para toda España. Allí hay vigilancia específica.

Beltrán de Heredia también ha evaluado positivamente la puesta en marcha de las nuevas PRI, unas patrullas especiales de la Brigada Móvil que posibilitan intervenciones rápidas en situaciones de crisis. Ha subrayado que están operativas las 24 horas todos los días de la semana en las tres capitales.

La proponente de la comparecencia, Nerea Llanos, ha mostrado su inquietud por algunos puntos de la política de Seguridad contra este nuevo terrorismo. Ha preguntado, por ejemplo, por la decisión de revocar con carácter general los permisos para que los ertzainas porten su arma reglamentaria fuera de servicio. Aunque en cuerpos como la Policía Foral de Navarra los atentados en Catalunya motivaron cambios, Beltrán de Heredia ha reiterado su voluntad de no cambiar de posición. "No todo queda al albur de las armas en materia de seguridad. Los agentes tienen que tener la formación suficiente para que el arma sea el último recurso", ha respondido la consejera, que ha rechazado las acusaciones de los sindicatos recordadas por Llanos sobre la ausencia de prácticas de tiro regulares en la Ertzaintza.

EH Bildu y Elkarrekin Podemos, por su parte, han incidido en su preocupación por la sensación de "control" policial hacia la comunidad musulmana que pueden suponer algunas medidas. La consejera ha rechazado de plano estas acusaciones y ha dicho, por ejemplo, que no existe un "registro de imames" aunque sí ha reconocido que se busca una monitorización de "los movimientos islámicos que se producen en Euskadi".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha