eldiario.es

Menú

ENTREVISTA | Alfonso Gil

"El transporte público no es solo una opción, en el futuro debe ser una obligación"

El concejal de Movilidad y teniente de alcalde de Bilbao, el socialista Alfonso Gil, defiende el peaje para entrar en la ciudad como forma de promocionar el uso del autobús, el metro y la bicicleta

"Es verdad que se puede transmitir la idea de que puede haber un afán recaudatorio, pero le garantizo que ése es el último de los afanes cuando se ha hablado de tomar estas medidas", afirma

- PUBLICIDAD -
El teniente alcalde de Bilbao, el socialista Alfonso Gil, se desplaza a diario en bicicleta por la villa.

El teniente alcalde de Bilbao, el socialista Alfonso Gil, se desplaza a diario en bicicleta por la villa.

El concejal de Movilidad y Sostenibilidad y teniente de alcalde de Bilbao, el socialista Alfonso Gil (Bilbao, 1967), ha lanzado el debate para que los coches privados paguen un peaje para entrar entre semana en la capital vizcaína durante las primeras horas del día. Es una medida inédita en España que, según Gil, no tiene afán recaudatorio."De verdad, nosotros lo que queremos es concienciar de que el transporte público no es solo una opción, sino que en el futuro tiene que ser una obligación", sostiene.

"Hay que tomar medidas. Las ciudades han tomado la determinación de mejorar su calidad de vida a través de mejorar la salubridad del medio ambiente y de reducir las emisiones. El sistema sanitario se va a ahorrar mucho dinero con este tipo de medidas", apunta, aludiendo a las 51 recogidas en el  Plan de movilidad urbano sostenible 2015-2030 que quieren poner en marcha a partir de enero de 2018 en Bilbao. Alfonso Gil es también vicepresidente de la comisión de infraestructuras de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias). 

Ha abierto usted la caja de los truenos en Bilbao con lo de poner un peaje a los coches privados para entrar a la capital vizcaína. Y dice que es una medida que no va contra nadie. Explíquese.

(Risas) Es muy sencillo, estamos en pleno desarrollo del Plan de movilidad urbano sostenible 2015-2030 que tiene un diagnóstico sobre la movilidad actual en la ciudad y unas medidas que se pueden tomar en base a lo que nos han contado los vecinos, asociaciones vecinales, los grupos de la movilidad, grupos de interés con los consejos de distrito y grupos políticos. Ha habido un gran proceso participativo. De las 51 medidas, quizá la más mediática sea la del peaje para entrar en la ciudad. Pero estas medidas no son de marcianos, son de ciudadanos y ciudadanas de Bilbao.

¿Y cuál es el diagnóstico para llegar a esa medida penalizadora del bolsillo del ciudadano con coche privado?

Hemos detectado que hay 20.000 vehículos que de lunes a viernes entran de 7 a 9 de la mañana en Bilbao y el 80% de esos turismos viene con una persona únicamente. Y de ese 80%, sabemos que el 82% tiene a menos de 300 metros una posibilidad de venir en transporte público a la ciudad. ¿Qué queremos? dirigir a esa gente al transporte público, fomentar su uso. No estamos penalizando a nadie.

En Bilbao entran 180.000 vehículos privados al día y usted habla de 20.000, ¿no pagan justos por pecadores con el peaje?

No, porque unos son los vehículos de la propia ciudad, que estarían exentos. Ahí no se ve penalizado el turista ocasional, los transportes públicos, ni la gente que vive del transporte, por mercancías o por otros motivos. Al final no es una medida que vaya a recaudar. La recaudación sería ínfima respecto de una cuestión que sí nos parece importante: la idea de que quien contamina, paga.

Las ciudades han tomado la determinación de mejorar su calidad de vida a través de mejorar la salubridad del medio ambiente y de reducir las emisiones. El sistema sanitario se va a ahorrar mucho dinero con este tipo de medidas.

Pero la villa no tiene los problemas de contaminación que arrastran otras grandes urbes como Madrid, etc

Tenemos una calidad de aire muy buena, pero tenemos ambición de mejorarla más.

Hombre, dice que no hay ánimo recaudatorio pero a esa gente se le grava tres veces: la OTA, el impuesto de circulación y ahora el peaje.

Alguno lo puede ver así, yo lo veo diferente: se ahorraría mucho dinero si viniera en transporte público a la ciudad. Si una persona paga todo eso que usted me dice y los seguros, etc tiene un vehículo, el público, de una gran marca conducido por un profesional que le deja en el núcleo de la ciudad, se ahorraría mucho dinero, esfuerzo, tiempo y, sobre todo, a los bilbaínos contaminación.

¿El peaje sería limitado en el tiempo a esa franja horaria de primeras hora de la mañana?

Sí, un tiempo limitado. No queremos afectar a una cuestión fundamental que es nuestro comercio, que abre entre las 9 y las 10. Para esa hora, este sistema de peaje no estaría operativo. 

No han hablado de cifra alguna. ¿Le parece que los 14 euros que se cobra ahora para entrar en Londres, por ejemplo, es un modelo a seguir?

Es una medida que junto a otras 50 está a debate. No, no la hemos concretado.

Vamos que 14 euros le parece mucho, ¿no?

Me parece que ahora mismo no estamos hablando de ese tipo de cantidades. Nosotros no estaríamos en ese límite.

Esta medida del peaje es inédita en toda España, pero hay otras del plan que sí están en debate en otros municipios (Pamplona, por ejemplo) como la de reducir a 30 kilómetros a la hora la circulación por la ciudad.

Así es. Algunas cosas queremos que sigan como están: el 63% de los bilbaínos se mueve con el método más tradicional, el zapato, a pie, el 23 en transporte público y un 11% en coche. Podemos mejorarlo con la entrada de un nuevo actor: la bici. Se ha desarrollado poco, entre otras cosas por las cuestas que tenemos. Con la bicicleta eléctrica, a finales de año, esto va a cambiar. Y el 'Bilbao 30' lo que va a posibilitar es que la bici entre con mucha más fuerza en la ciudad y que las dos ruedas se vayan haciendo un hueco en Bilbao.

Alfonso Gil, en uno de los autobuses de la capital vizcaína.

Alfonso Gil, en uno de los autobuses de la capital vizcaína.

El plan incluye medidas concretas para promocionar su uso: completar la red ciclista de la ciudad y poner más, mejores y más seguros aparcamientos para las bicis. Porque los robos de bicicletas son una plaga en Bilbao, ya sabe.

Sí. Hay medidas como que una artería fundamental en la villa como la calle Rodríguez Arias se semipeatonalice, de forma que los ciclistas podamos ir por ella con exclusividad. Queremos cumplir los pactos que tenemos, entre otros, con Greenpeace. Cada vez que tomamos una medida de este tipo ahorramos dinero al sistema de salud. En Bilbao habrá cuatro autobuses eléctricos en septiembre, una red de electrolineras más importante de la que tenemos ahora y en marcha hay ya subvenciones de 10.000 euros para cada taxi eléctrico.

Ha comentado las medidas para incentivar el vehículo eléctrico. ¿Han sopesado prohibir la circulación de los vehículos más contaminantes, de diesel, etc? Al estilo de lo que ya ha anunciado Madrid, por ejemplo.

Algunas ciudades ya han decidido poner fecha de caducidad al diesel. Hay ciudades que tienes problemas de contaminación infinitamente más grave que Bilbao. Nosotros, a día de hoy, no nos estamos planteando esas medidas. Eso no quiere decir que no se haga en el futuro, porque el plan va hasta el 2030, tiene vocación de permanencia y quiere estar vivo. Tenemos claro que invertir en medio ambiente es invertir en salud.

La gente ha comentado mucho esta noticia del peaje. Y hay tres ideas que se repiten entre la ciudadanía: hablan de la necesidad de parkings disuasorios, de mejorar y poner más barato el transporte público ya existente y de que a los que les pondrían peajes son a esos que van en coches oficiales y que no han cogido un medio público en su vida.

Empezaré por la última: yo viajo en un coche oficial que se llama 'Bilbon bizi', que lo cojo al lado de mi casa y me lleva hasta la puerta del Ayuntamiento. Una bicicleta por 20 euros para todo el año. Hoy por hoy, el transporte público es accesible a todo el mundo. Si además hablamos de los precios de Bilbobus, Bizkaibus o del Metro creo sinceramente que son competitivos, teniendo en cuenta la grandísima red de transporte público que tiene toda Bizkaia y la ciudad. Es verdad que se puede transmitir la idea de que puede haber un afán recaudatorio, pero le garantizo que ése es el último de los afanes cuando se ha hablado de tomar todas estas medidas. 

¿Para cuándo se pondrán en marcha las medidas del plan?

Queremos firmar un gran pacto por la movilidad en septiembre -coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad- entre el conjunto de grupos políticos y en enero de 2018 empezar a trabajar en las primeras medidas. Entre otras, el billete único, sin olvidar tampoco que el transporte sea inclusivo: hay gente de movilidad reducida que todavía sigue teniendo dificultades y a las que tenemos que dedicar especial importancia.

¿Por cierto, esto del peaje lo ha hablado con el alcalde, el peneuvista Juan Mari Aburto?

Hemos hablado de todo esto, pero estas son medidas sometidas a debate. Las conocen el conjunto de grupos políticos y veremos cuáles salen adelante.

¿Pero le suena bien la música del peaje al alcalde, que era la pregunta?

Bueno, yo creo que, el alcalde está firmemente comprometido con la sostenibilidad medioambiental de la ciudad. Y el Gobierno de coalición tendrá que tomar las medidas oportunas para logra ese objetivo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha