La portada de mañana
Acceder
España encara la recta final de la pandemia sin estado de alarma
Ayuso, un liderazgo forjado sobre la construcción de un enemigo exterior llamado Sánchez
Opinión - Y la felicidad llegó a España (que es Madrid), por Rosa María Artal

¿La hora de los jóvenes?

Ambiente en una concetración de 'Fridays for Future'

10

Lo escuchamos continuamente. Que sois la generación perdida. Que vais a tener una calidad de vida inferior a la de vuestros padres y madres. Que vuestras condiciones laborales serán cada vez peores. Como si fuese un destino que ya tenéis escrito y no pudieseis cambiar. A lo mejor es lo que quieren algunos que penséis. Pero sois demasiado jóvenes como para resignaros. Sabemos que vuestra voluntad y vuestras acciones pueden cambiar el curso de la historia: porque sois la generación que impulsó el 8 de marzo y lo puso en la agenda internacional, sois la generación que obligó a los líderes a tomarse en serio el cambio climático con vuestras pancartas los Viernes por el Futuro, sois esa generación que no concibe un grupo de amigos sin personas LGTBI. Sois conscientes de que las cosas pueden cambiarse, y sabéis cómo las cosas pueden cambiarse.

En Madrid lleváis toda vuestra vida –se dice pronto– con un mismo Gobierno. Con las mismas políticas, con el mismo modelo económico que ha ido dificultado cada vez más la vida de los jóvenes. Y también escuchamos que es imposible cambiar. ¿Cuántas veces os han dicho que algo era imposible y al final acabó sucediendo? Parecía imposible que España fuese un país europeo y moderno, y la movilización de las y los jóvenes lo hicieron posible; tampoco imaginábamos que España fuese el primer país del mundo donde se aprobase el matrimonio igualitario –totalmente igualitario– y hace muy poco tiempo fueron los jóvenes los que pararon el Gobierno de Colón en España. ¿Cuál es la lección tras 40 años de democracia? Que cuando las y los jóvenes y las fuerzas progresistas se mueven conjuntamente, España avanza. Ahora le toca a Madrid. 

Ángel Gabilondo es un hombre que ha dedicado su vida profesional a formar a los jóvenes. Ha sido profesor de Filosofía en la Autónoma, y también su rector. Es una persona que ha dedicado su trayectoria política, profesional y personal a la juventud. Ha estado y está en contacto permanente con los jóvenes, conoce sus miedos y sus esperanzas, y también todo el potencial que atesora. Por eso la juventud ha tenido un papel protagonista en sus propuestas para Madrid.

Eso se refleja en las medidas que quiere impulsar cuando sea presidente. Medidas que suponen un cambio profundo para paliar los problemas que nos han ocasionado a todos los 26 años de gestión del PP. Por ejemplo, la gratuidad del abono joven hasta los 31 años. Sí, la gratuidad del abono joven hasta los 31 años. Porque nos merecemos un Madrid accesible y un Madrid con menos humos. El abono transporte es lo que permite a los jóvenes ir a clase, a trabajar y a relacionarse con sus amigos. Especialmente útil para todos aquellos que viven en la periferia de la capital.

No podemos seguir permitiendo que los jóvenes se dejen más de medio sueldo para pagar un alquiler. Por eso defendemos medidas como la construcción de 15.000 viviendas sociales y un Plan de Emancipación Joven que hagan que nadie deba destinar más de un 30% de sus ingresos a la vivienda. O medidas como la rebaja de las tasas universitarias hasta los niveles de 2011 con vistas a conseguir la gratuidad de la primera matrícula. El dinero no puede ser jamás un impedimento para la gente que quiera estudiar.

Pero no vale solo con revertir estas injusticias, si lo que queremos es garantizar un futuro con esperanza. Es hora de apostar de una vez por un Madrid verde, con una Estrategia de Cambio Climático hasta 2050 para eliminar todas las emisiones de CO2, con un plan de empleo verde que genere trabajos de calidad para las siguientes décadas. No más precariedad. Y también un Madrid del conocimiento, con 10.000 nuevas plazas de FP de alta calidad y 1.000 nuevos investigadores que trabajen en la industria y las transformaciones del futuro.

Hoy todo esto son palabras escritas en un papel, pero mañana pueden ser políticas hechas realidad. El cambio que la juventud necesita depende exclusivamente de ellos y ellas. Está en vuestras manos volver a hacer de nuevo lo que siempre nos han dicho que es imposible. 

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats