La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

Un PSOE-M fuerte y autónomo para volver a ser la referencia de la izquierda en Madrid

Elecciones 4M Madrid

16

El pasado 4 de mayo, el Partido Socialista de Madrid sufrió una derrota sin paliativos en las elecciones regionales. Los resultados en las urnas reflejaban, una vez más, la inconformidad de la ciudadanía ante nuestras propuestas y nuestra labor como oposición. Muchos compañeros y compañeras coincidimos en la necesidad de impulsar una reflexión interna que nos permitiese recuperar la calle, volver a conectar con la ciudadanía.

Para esta labor, que a todas luces se antoja complicada, el Partido Socialista de Madrid cuenta con un ''arma cargada de futuro'': sus militantes. Este es nuestro eje transversal. El pilar que sustenta y sostiene todo nuestro proyecto es la voz de la militancia. Nos presentamos para garantizar un proceso de primarias con el que pretendemos que los compañeros y compañeras socialistas se sientan involucrados en las respuestas políticas con las que el Partido Socialista pretende transformar Madrid. Es, en definitiva, una llamada a la acción de cada militante.

Desde la lealtad con los órganos federales del partido y con nuestro secretario general, es el momento de hablar de la organización que queremos, un partido que debe ser autónomo e independiente y que debe tener la capacidad para decidir en Madrid el futuro para Madrid.

Los y las socialistas madrileños tenemos experiencia y un modelo claro: el municipalismo. Durante las últimas tres décadas, alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas han protagonizado una transformación evidente y radical de muchas ciudades y municipios de toda la región. Lo hemos hecho aplicando políticas de izquierdas y de defensa de los servicios públicos, políticas feministas y con un marcado carácter ecologista, políticas dirigidas a construir un verdadero futuro para los y las jóvenes, y a mejorar el presente de las personas mayores. 

Nuestro modelo, por tanto, no es solo un discurso en el que creemos, sino que es un catálogo de buenas prácticas aplicadas durante años a la realidad de millones de personas. Todo ello desde la izquierda y con la confianza y la seriedad de quien sabe gestionar. Con innumerables ejemplos, el pasado nos avala, pero nuestro objetivo debe encaminarse claramente al presente y el futuro: mejorar la vida de las personas de hoy, que a su vez transformarán el mundo del mañana.

Es momento de volver a ser la referencia clara de la izquierda madrileña, algo que dejamos de ser tras las elecciones de mayo.

Es evidente que en estos dos últimos años nos ha faltado presencia tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid. Si le preguntásemos a cualquier militante, estaría de acuerdo en que no hemos estado a la altura de lo que la ciudadanía nos demandaba. Por eso debemos volver a conectar con la calle, con los barrios, con los movimientos sociales, con la ciudadanía en general. Es el momento de escuchar; escuchar para conocer, para cohesionar y para dar voz a la sociedad madrileña. Debemos volver a ser ese partido permeable y moderno que sea la punta de lanza de los cambios sociales sin perder nuestra esencia de izquierdas.

Damos el paso adelante con el objetivo de tejer equipos, de volver a poner a trabajar en común al Partido Socialista de Madrid para que cada militante vuelva a sentir orgullo de su aportación diaria a la organización. El primero de nuestros objetivos con esta candidatura ya está cumplido: hemos garantizado la celebración de las primarias y hemos puesto en manos de los socialistas y las socialistas de Madrid el futuro del partido. Podemos garantizar que no existe mejor solución.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps