eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los pobres se quedan en casa, cambia el gobierno

La desigualdad política como reflejo de la desigualdad de renta se ha acusado en las elecciones andaluzas más que en el pasado. En Sevilla, la abstención ha sido del 24% de los barrios más ricos y del 67% en los más pobres

El PP ha mantenido sus posiciones como partido votado por las rentas altas, mientras que el efecto de la abstención de los más pobres se ha reflejado en una pérdida de votos para la izquierda

Dentro del centro-derecha, Ciudadanos es el que más votos recaba en los barrios pobres. Dentro del centro-izquierda, Adelante Andalucía el que menos.

21 Comentarios

En los análisis postelectorales no siempre se presta toda la atención debida al siguiente factor estructural: la renta media de los hogares por barrio de residencia del votante. En este artículo se analizan mediante gráficos los resultados de las últimas elecciones con especial atención a lo que nos dicen esos datos en las tres ciudades en las que se encuentran disponibles y desagregados en el nivel de los  “subdistritos” (1).

¿Se abstienen más los pobres?

La relación entre renta y abstención es muy estrecha. En concreto, para las elecciones del 2 de diciembre las correlaciones son del 92% en Córdoba, 82% en Málaga y 92% en Sevilla. La menor correlación en Málaga puede deberse, entre otras cosas, a que los subdistritos son de un tamaño menor, y además muchos de ellos tienen una renta parecida.

En Córdoba, la abstención en estas elecciones varía entre el 28% de los barrios más ricos, frente al 55% de los barrios más pobres: 27 puntos de diferencia. En Sevilla esta diferencia es todavía mayor, superando los 40 puntos, del 24% al 67% (gráfico 1), mientras que en Málaga también es enorme, más de 30 puntos, aunque esa diferencia está protagonizada básicamente por dos subdistritos muy extremos, siendo los demás más parecidos entre sí.

Como se puede observar en el gráfico 2, esa diferencia ha aumentado en estas elecciones, especialmente por el gran aumento de abstención de los barrios más pobres, mucho mayor que el que ha habido en los demás.

Gráfico 1: Dispersión de los subdistritos por abstención y renta del hogar en Sevilla

C:\fakepath\1.jpg

Gráfico 2: Evolución del porcentaje de abstención en los subdistritos por renta del hogar

C:\fakepath\2.jpg

Reparto del voto al centro-derecha: En la derecha, el PP es el partido de los más ricos

Analicemos ahora el reparto del voto para ver si también hay diferencias según la renta de los hogares. Lo haremos dividiendo a las opciones políticas en dos bloques. En primer lugar nos fijaremos en el reparto del voto a las opciones de centro-derecha, entendiendo por ellas el PP, Vox y Ciudadanos.

¿Cómo influye esto en la elección de partido? En el gráfico 3 vemos como el voto a las tres opciones de centro-derecha (el Ciudadanos, el PP y Vox) va subiendo conforme sube el nivel de renta, pero de forma mucho más acusada en el caso del PP. El efecto de la renta en la propensión a votar a los partidos parece más débil para los otros dos partidos.

Podemos analizar la distribución tomando el total del voto del centro-derecha como una cantidad constante y observando cómo se reparte entre las tres opciones. En el gráfico 4 hemos calculado los porcentajes de voto con respecto al conjunto de voto al centro-derecha. Aquí se puede ver cómo, en la competición dentro de ese lado del espectro ideológico, Ciudadanos recoge un mayor porcentaje de voto en los barrios pobres, mientras que el PP es hegemónico en los barrios más ricos. En el caso de Vox su voto es mayor entre los barrios más pobres y los más ricos. Siempre en relación al conjunto del voto de las opciones de centro-derecha.

Gráfico 3: Porcentaje de voto a las opciones de centro-derecha por renta del hogar.

C:\fakepath\3.jpg

Gráfico 4: Voto a las opciones de centro-derecha por renta del hogar sobre el voto al centro-derecha.

C:\fakepath\4.jpg

¿Cómo ha evolucionado en el tiempo el voto a los partidos del centro-derecha? Comencemos por Ciudadanos. En Ciudadanos el voto sube considerablemente en estas elecciones respecto a las anteriores. Sube de forma bastante uniforme con respecto a las elecciones andaluzas anteriores, recuperando la tendencia que había perdido en las generales de 2016, en que había perdido, relativamente gran parte del voto de los barrios más ricos, posiblemente debido a un voto útil al PP en esas zonas. El aumento parece que es algo menor en los barrios más pobres.

Gráfico 5: Evolución del voto a Ciudadanos por renta del hogar

C:\fakepath\5.jpg

En el siguiente gráfico (6) se agregan el voto del Vox y del PP en 2018 para compararlo con el voto al PP de 2015. Visto de esta forma, prácticamente repite en las elecciones de 2018 el voto de las elecciones andaluzas precedentes, aunque con una pequeña subida en los barrios más pobres, atribuible como hemos visto a los votos de Vox. El prorentaje de votos ha descendido con respecto a las generales de 2016, en las que el PP había quitado bastante a expensas de Ciudadanos, como hemos visto.

Gráfico 6: Evolución del voto al PP y Vox por renta del hogar

C:\fakepath\6.jpg

Reparto del voto al centro-izquierda: ni los más ricos ni los más pobres

Veamos ahora el caso de las opciones políticas de centro-izquierda (PSOE y Adelante Andalucía). En el gráfico 7 se aprecia que tanto el voto del PSOE como el de Adelante Andalucía es mucho menor entre los barrios más ricos, y va subiendo cuando desciende el nivel de renta. Sin embargo, a partir de cierto nivel de renta, que coincide aproximadamente en los 12500 euros, baja el porcentaje de voto, especialmente en Adelante Andalucía, algo menos en el PSOE. La bajada en el voto en los barrios más pobres está relacionada, lógicamente, con la baja participación en estas zonas que ya se ha mostrado anteriormente (gráfico 1).

Si repetimos el ejercicio de observar cómo se reparte el voto total del centro-izquierda entre las dos opciones se aprecia claramente la tendencia del voto por Adelante Andalucía a crecer conforme aumenta la renta media (gráfico 8).

Gráfico 7: Porcentaje de voto a las opciones de centro-izquierda por renta del hogar.

C:\fakepath\7.jpg

Gráfico 8: Voto a las opciones de centro-izquierda por renta del hogar sobre el voto al centro-izquierda.

C:\fakepath\8.jpg

La bajada en participación se refleja directamente en la bajada en el voto al PSOE, que es mucho mayor en las rentas bajas que en las rentas altas. La bajada en Adelante Andalucía también es más alta en las rentas bajas, teniendo en cuenta la distribución que ya tenía, aunque en este caso también es notable en rentas medias y altas.

Gráfico 9: Evolución del voto al PSOE por renta del hogar

C:\fakepath\9.jpg

Gráfico 10: Evolución del voto a Adelante Andalucía por renta del hogar

C:\fakepath\10.jpg

En resumen… 

La diferencia de participación entre los hogares con más ingresos y los que menos tienen es un fenómeno que se viene observando desde hace tiempo. Pero en estas elecciones andaluzas de 2018 este fenómeno se ha acentuado muchísimo, dándose una bajada enorme de la participación en los hogares con menos recursos, mientras que en los hogares con más recursos no varía apenas la participación con respecto a las anteriores andaluzas.

Esta bajada de la participación se compone básicamente de voto que en otras elecciones ha votado a PSOE o los partidos que componen la coalición Adelante Andalucía. Estos partidos tienen su mayor apoyo en los barrios con menor renta, pero han bajado su apoyo en estos barrios considerablemente, especialmente en los más pobres.

Ciudadanos aumenta en su voto de forma bastante transversal, recuperando voto que en las elecciones generales últimas se fue al PP de los barrios más ricos. El aumento es algo menor en los barrios más pobres. El PP mantiene su relación directa con los ingresos de los hogares, perdiendo un porcentaje de voto con Vox que es mayor en los barrios más pobres y más ricos. En los barrios más pobres Vox debe haber tomado votos también de Ciudadanos, y posiblemente también ha tenido una cierta transferencia desde las opciones de izquierda, ya que su entrada viene acompañada de un crecimiento proporcional de voto a las opciones de centro-derecha en esos barrios.

--- 

(1).Desde 2011 el INE proporciona, en su serie de Indicadores Urbanos (Urban Audit), los datos de renta media del hogar en un nivel inferior al municipal, los llamados subdistritos, para los municipios de más de 250.000 habitantes. En el caso de Andalucía, esta información existe para Sevilla, Málaga y Córdoba. El número medio de electores de VOX es de unos 8800 en Córdoba, 14000 en Sevilla y 21000 en Málaga. Aunque no tenemos datos del resto de ciudades, la pauta en estas tres ciudades será bastante orientadora de lo que ha pasado con el voto urbano en el conjunto de Andalucía. Utilizaremos la llamada renta por unidad de consumo (el último dato disponible 2016). Propongo en este post analizar en los gráficos el caso de Sevilla, aunque las pautas encontradas son las mismas en Córdoba y Málaga

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha