eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cospedal y Sáenz de Santamaría no quieren ni hablar de un debate cara a cara en las primarias para presidir el PP

Ambas aspirantes evitan aclarar si estarían a favor de un cara a cara y se escudan en que están a lo que diga la Comisión Organizadora del congreso

"No tiene sentido decir que uno quiere transparencia y democracia interna y hurtar un debate a los militantes", critica, por su parte, García-Margallo

- PUBLICIDAD -
El Gobierno advierte a Torra de que su estrategia está "abocada al fracaso"

Imagen de archivo de Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. EFE

La Comisión Organizadora del congreso del PP en el que se elegirá al sucesor de Mariano Rajoy consideró el viernes "inviable" organizar un debate entre los seis candidatos a presidir el partido. "Ese modelo de debate hemos desistido de hacerlo", aseguraba el presidente de dicha comisión, Luis de Grandes. A lo que sí abría la puerta el organismo interno que está regulando las 'primarias' de los populares era a que tuviera algún cara a cara organizado de forma externa por parte de los medios de comunicación en el que participaran todos o solo algunos de los aspirantes al liderazgo de la formación.

Pero las dos principales candidatas no contemplan esa posibilidad. Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal ni siquiera quieren hablar de ello cuando se les pregunta sobre si estarían dispuestas a medirse en un debate con su principal oponente o con el resto de los aspirantes. Ambas se escudan en la Comisión Organizadora para no desvelar sus preferencias. "Yo estoy dispuesta a todo lo que diga el comité organizador", aseguraba este domingo la número dos del PP desde Alicante, sin aclarar si su equipo está trabajando para que ese cara a cara se produzca. La exvicepresidenta se pronunciaba en los mismos términos desde Murcia: "Yo siempre he dicho que me voy a someter a lo que diga la comisión organizadora del Congreso", sin especificar tampoco qué es lo que le gustaría.

A pesar de que esa comisión interna ha asegurado en las últimas horas que actuará en función de lo que le pidan los candidatos, Sáenz de Santamaría consideraba que ella no debe realizar ninguna "interferencia" manifestando sus preferencias. "Lo que ellos decidan estará bien", insistía. "Como no puede ser de otra forma me someto a lo que digan las reglas de los estatutos que aprobamos entre todos en el partido. A mi lo que me diga el comité organizador, sin saltarme ninguna regla, porque hay gente que se está saltando las reglas", añadía Cospedal lanzando al aire unas sospechas a las que no ha puesto nombre. 

Margallo irá a "cualquier" cara a cara

Quien sí hablaba claro al respecto era otro de los aspirantes, el exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que está a favor de debatir con sus oponentes. "Iré a cualquier debate al que se me invite", aseguraba en Jaén, desde donde criticaba a las dos principales aspirantes por su indefinición. "No tiene sentido decir que uno quiere transparencia y democracia interna y hurtar un debate que explique a los militantes que tienen que votar por qué razón tienen que darte su confianza. No podemos estar diciendo que si no estamos todos de acuerdo no hay debate", sostenía.

La segunda jornada de campaña transcurría, por lo demás, con las habituales proclamas de los ya precandidatos. Cospedal aseguraba encarnar "los valores" del PP, que "son los valores de la libertad, de la defensa de la iniciativa individual, de la defensa del espíritu de sacrificio, del afán de superación, del esfuerzo colectivo, también de la solidaridad". Todo ello es, según ella, lo que quiere defender desde la presidencia del partido. "Y creo que humildemente lo he demostrado a lo largo de mi trayectoria política y también como presidenta de Castilla-La Mancha". 

Sáenz de Santamaría aseguraba no estar pendiente de las encuestas sobre quién tiene más opciones de salir victorioso de la pugna interna. Las únicas encuestas que le interesan "son las que puedan decir que podemos ganar las próximas elecciones municipales, autonómicas y las generales. Lo importante es que este partido elija un candidato o candidata que pueda ganar y que pueda ayudar a nuestros compañeros del ámbito autonómico y municipal a ganar las próximas elecciones, yo creo que eso es lo más importante", remachaba.

A Casado no le pesa el caso del máster

A las víctimas del terrorismo de ETA aludía, por su parte, Pablo Casado, que este domingo viajaba hasta Euskadi, donde participaba en un homenaje a Miguel Ángel Blanco en su localidad, Ermua (Bizkaia). "España tiene que escribir un relato a favor de las víctimas en el que quede claro que ha habido vencedores y vencidos", apuntaba en relación al final de ETA. "En mi candidatura queremos poner como pilar de nuestra historia y futuro la reivindicación de esa derrota sin concesiones, sin ignominias hacia las víctimas. Sin ningún tipo de acercamiento de presos, de chantajes en gobiernos de minoría como el actual", concluía. 

Preguntado sobre si el caso de su máster le está pesando en la campaña, respondía escueto: "No, en absoluto. Algunos quieren que pese, pero ya no entro por ahí". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha