eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno anuncia la reactivación de las comisiones bilaterales con Catalunya tras la reunión de Sánchez y Torra

En Moncloa muestran satisfacción por lo "constructivo" que ha sido el encuentro: "Vamos a ver si ahora caminamos juntos el trecho que se pone en marcha"

El Ejecutivo remarca su rechazo al derecho a la autodeterminación y asegura que no ha monopolizado el encuentro

"Hemos de darnos todos una oportunidad constructiva y generosa de restablecer relaciones que no se deberían haber quebrado", dice la vicepresidenta

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez y Quim Torra en su paseo por la Moncloa

Pedro Sánchez y Quim Torra en su paseo por la Moncloa Moncloa

El Gobierno anuncia la puesta en marcha de las comisiones bilaterales entre Catalunya y la administración central que llevan sin funcionar desde el año 2011. La sensación que ha dejado en Moncloa el encuentro entre Pedro Sánchez y Quim Torra es de razonable satisfacción en el camino de normalización que pretendía el Ejecutivo. La reactivación de las relaciones bilaterales, la intención de mantener un encuentro en Barcelona y los "gestos" del presidente catalán -como su intención de conocer la fuente en la que se encontraba Machado y su amante- hacen concluir a Sánchez que la reunión ha sido incluso mejor de lo que esperaba, según fuentes gubernamentales. 

"Los presidentes han acordado poner nuevamente en funcionamiento la comisión bilateral y las comisiones de trabajo que establece la normativa autonómica", ha afirmado la vicepresidenta, Carmen Calvo, que ha comparecido tras el encuentro en el que solo han estado Sánchez y Torra.

Para la número dos del Gobierno, la decisión de retomar el trabajo en comisiones bilaterales -la política y las otras tres del Estatut que afectan a infraestructuras, Hacienda y transferencias de competencias- es un paso en la "normalización de las relaciones".  "La situación que queremos es la cotidiana de trabajo y de entendimiento en el marco de la Constitución y del Estatut", ha señalado Calvo: "Hemos de darnos todos una oportunidad constructiva y generosa de restablecer relaciones que no se deberían haber quebrado".

No obstante, en el Ejecutivo son conscientes de que hay puntos de partida en los que difieren completo. El principal es el derecho a la autodeterminación y la exigencia de un referéndum por parte de Torra, que lo ha puesto sobre la mesa de Sánchez según estaba previsto.

"El presidente ha contestado con el altísimo autogobierno, la descentralización y el cumplimiento del articulo 2 de la Constitución y el Estatut en ese espacio de diversidad territorial -ha explicado-. Han podido dialogar en posiciones que todos conocemos y que son obligadas para el gobierno de España". Similar ha sido la respuesta a la alusión de Torra a los presos independentistas: "Ahí no hay ningún margen más que el respeto mutuo al Poder Judicial".

"La autodeterminación no ha sido el tema protagonista"

Para el Gobierno de Sánchez "el derecho a la autodeterminación no existe ni en la Constitución Española ni en ninguna constitución del mundo". No obstante, en el Gobierno son conscientes de que la independencia está en la hoja de ruta del Govern: "Somos conscientes del proyecto político que representa Torra y podemos escuchar", ha destacado Calvo, que ha recordado que a pesar de la diversidad el Gobierno sabe cuáles son "las líneas que no se pueden traspasar". De hecho, ha recordado que el viernes, apenas 72 horas de este encuentro, el Gobierno llevó al Tribunal Constitucional una moción aprobada en el Parlament que apuntalaba los compromisos del 9N. 

En su comparecencia minutos más tarde y desde la sede de la delegación del Govern en Madrid, Torra ha asegurado que ha sido uno de los temas centrales del encuentro y que espera convencer al Gobierno del derecho a decidir de dos millones de personas en Catalunya. Pero desde Moncloa insisten en que la autodeterminación "no ha sido el tema protagonista" del encuentro y, aunque no quieren elevar las expectativas, aseguran que lo relevante es que el tono ha sido "constructivo": "Vamos a ver si ahora caminamos juntos el trecho que se pone en marcha", señalan fuentes gubernamentales. 

En ese camino habrá una primera parada que es el aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils a mediados de agosto para el que, según ha dicho Calvo, Sánchez y Torra "han acordado la presencia del Gobierno de España". Preguntada por los periodistas, la vicepresidenta ha evitado decir si dentro de ese acuerdo está también la presencia del rey Felipe VI: "El jefe del Estado está en aquellos actos en los que su agenda le lleva a Catalunya o a cualquier territorio. Esto no es objeto de debate para el Gobierno de España", ha zanjado.

Además, la intención de Sánchez es aceptar la invitación de Torra a una segunda reunión en Barcelona. "Se producirá en cualquier momento", ha dicho en una primera respuesta Calvo, que después ha circunscrito dicho encuentro a la marcha de los trabajos en la comisión bilateral. 

La reunión entre ambos mandatarios se ha prolongado durante cerca de dos horas. Torra ha llegado a Moncloa con un poco de retraso respecto a la hora a la que estaba citado (11:30 horas). Sánchez y Torra han paseado por los jardines de la Moncloa durante unos diez minutos tras finalizar la reunión. 

Torra, que ha llevado de regalo  un compendio de mapas sobre Catalunya desde la Edad Media, 'Imago Catalonia',  'el libro Aran, un país' y una botella de licor  Ratafia, le ha pedido visitar la fuente donde Machado se reunía con su amante. En Moncloa destacan que todos ellos han sido "gestos": "Todo contribuye a generar una sensación constructiva". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha