Adrián Barbón confirma a Lastra como cabeza de lista para el Congreso para zanjar las dudas sobre su futuro

Imagen de archivo de Adriana Lastra durante una intervención en el pleno del Congreso. EFE/ Zipi

Irene Castro


1

La abrupta salida de Adriana Lastra del círculo más estrecho de colaboradores de Pedro Sánchez sigue siendo un enigma para muchos en el PSOE. La dimisión de la vicesecretaria general en verano, cuando el presidente del Gobierno planeaba una reestructuración en el binomio Moncloa-Ferraz, generó un tremendo impacto en las filas socialistas. Sánchez trató de zanjar la crisis rápidamente adelantando los cambios previstos y situando a María Jesús Montero como nueva número dos del partido. Sin embargo, las quinielas sobre el futuro de la dirigente asturiana se mantenían y el líder de la federación, Adrián Barbón, ha querido atajarlas al anunciar que será de nuevo la cabeza lista al Congreso.

Sánchez quiere que la Moncloa coordine la acción electoral y la comunicación del PSOE

Moncloa coordina la acción electoral y la comunicación del PSOE

Llegaba el final de su discurso ante el Comité Autonómico de la Federación Socialista de Asturias en el que se centró en la necesidad de sacar adelante los Presupuestos, a hacer pedagogía de los impuestos y a dar un tirón de orejas a los suyos por las batallas orgánicas para la elección de candidatos para las municipales, cuando Barbón coló un mensaje sobre Lastra. “Es un honor para mí representar nuestras siglas. Igual que quiero aprovechar este acto, porque me pide particularmente que lo haga, para transmitiros un abrazo muy fuerte de nuestra compañera Adriana Lastra, que sabéis que está en reposo absoluto por su embarazo, la cosa va bien pero está de reposo absoluto [expresó Barbón]. Además, tiene muchos deseos de reincorporarse a su labor parlamentaria cuando dé a luz, que así lo hará. Tenemos una grandísima diputada. Fue una grandísima número uno al Congreso por Asturias y será una grandísima número uno al congreso por Asturias en 2023, como también le ha pedido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez”.

La afirmación pilló con el pie cambiado a la dirección socialista y a buena parte de la organización, que está inmersa en la elaboración de las candidaturas para las autonómicas y municipales ante la lejanía de las generales, para las que quedan catorce meses. “Ayer [por el domingo] escuchamos lo que dijo el presidente de Asturias y no tenemos nada más que respetar la voluntad de los asturianos y asturianas y del propio partido de Asturias que quiere que encabece Adriana Lastra la candidatura a las generales”, respondió el secretario de Organización, Santos Cerdán, que calificó el anuncio de Barbón de “extemporáneo”. “Ahora no se está eligiendo eso, pero es una decisión del partido en Asturias y nosotros encantados, además, de tener a nuestra compañera Adriana Lastra de nuevo en el Congreso de los Diputados”, agregó Cerdán, con quien Lastra tuvo importantes tiranteces en su última etapa en Ferraz.

Fuentes de la dirección asturiana apuntan a que Barbón adelantó ese anuncio casi un año “por aclarar dudas en clave autonómica”, es decir, para cortocircuitar las especulaciones sobre el futuro de Lastra que surgen desde su dimisión, como la posibilidad de que se quede en Asturias con la voluntad de suceder a Barbón en el futuro. “Yo creo que ella quiere quedarse en la política nacional, pero si quisiera entrar como consejera o tener algún cargo en el Gobierno asturiano no tendría ningún problema”, señala un dirigente asturiano. 

Barbón aprovechó su discurso para dejar clara la autonomía de la federación asturiana respecto a la dirección del PSOE al asegurar que no se trata de una “sucursal”. A pesar de las tensiones de los últimos tiempos y la sobrevenida salida, Sánchez se despidió de Lastra sin darla por perdida. “Seguiremos trabajando juntos”, expresó el líder socialista en Twitter.

El proceso de elaboración de las candidaturas para las generales no está ni siquiera previsto todavía en el PSOE. En teoría, el procedimiento para confeccionar las listas electorales da peso a la militancia y son las federaciones las que diseñan sus listas, aunque siempre Ferraz tiene la última palabra en la Comisión Federal de Listas. No obstante, siempre mete mano para que haya miembros de la dirección o ministros en los primeros puestos y fundamentalmente en la candidatura por Madrid.

A priori no hay nada que indique que Sánchez pretenda vetar a Lastra en las listas electorales. No hay ningún nombre que la cúpula socialista pretenda anteponer ante la caída de la otrora poderosa vicesecretaria general. De hecho, en el último ciclo electoral, el PSOE se saltó la lista cremallera por la que se intercalan hombre y mujer para que pudieran concurrir al Congreso tanto Lastra como la entonces ministra de Sanidad, Luisa Carcedo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats