eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La afluencia de inscritos en el arranque de la consulta de Iglesias y Montero vaticina una alta participación

El sistema informático dio errores a algunos de los votantes en los primeros compases del referéndum, que concluirá el domingo a las 14.00

Pablo Iglesias ha reclamado una participación similar a la de Vistalegre 2, cuando se alcanzaron los 155.000 votos, récord de todas las consultas del partido

77 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias

Pablo Iglesias, entre Irene Montero y José María González 'Kichi'.

La participación en la consulta convocada entre los inscritos de Podemos par determinar el futuro político de Pablo Iglesias e Irene Montero será determinante. Así se había sostenido de forma más o menos explícita por otros dirigentes en días anteriores. Y así lo confirmó expresamente el secretario general del partido este miércoles en una entrevista en la cadena Ser. Los datos finales se conocerán el lunes pero la cantidad de visitas recibidas en la apertura de las urnas permite aventurar que el número de votantes será muy elevado, al nivel de las consultas más participadas del partido.

"Una participación baja sería un fracaso absoluto", apuntó Iglesias el miércoles. Si es baja, reconoció, Montero y él deberían dimitir. ¿Cómo se determina si es baja o no? El propio Iglesias marcó en la entrevista la frontera: "Me gustaría que hubiera más de 120.000 votos. Creo que sería espectacular". Ese fue el apoyo que recibió en Vistalegre 2 en febrero de 2017. La participación total fue de 155.190 personas.

El censo de Podemos para esta consulta es de 487.772 personas. Pero ese censo, como reconoció ya el partido en 2015,  está inflado y necesita una limpia. Una acción que todavía no se ha llevado a cabo aún. Podemos ha planteado una solución intermedia: un censo de inscritos "activos". En esta categoría entrarían aquellos inscritos que han entrado en su usuario en el último año. Al inicio de la consulta, el número era de 158.452 personas. Pero es imposible saber si algunas de las que no se conectaban desde la votación de Vistalegre 2, por ejemplo, lo ha hecho durante estos días. En ese caso pasaría a formar parte del censo de activos.

Las dudas no se podrán resolver hasta el lunes. Pero hay detalles que sí permiten vaticinar una alta participación. No solo la campaña emprendida por los principales rostros del partido. En Twitter, por ejemplo, han sido varios los  trending topic promovidos por Podemos, como #YoVotoSíPorque, que llegó a ser el más tuiteado en España durante la tarde del miércoles.

La apertura de las urnas virtuales el martes a las 17.00 horas provocó algo que no había ocurrido hasta ahora en las anteriores consultas de Podemos: fueron muchas las personas que intentaron votar y tuvieron dificultades técnicas para hacerlo, según varios testimonios recabados por eldiario.es.

El sistema recibió un aluvión de visitas al inicio de la votación, según estos testimonios. Algo habitual en los procesos internos de Podemos. La participación en las primarias o consultas del partido sufre varios picos a lo largo del periodo de votación: al principio, cuando se envían los SMS que llaman a participar y al final. El patrón se repite de forma constante. Pero el pico del inicio no había sido nunca igual. Al menos así se desprende de los problemas que algunos inscritos tuvieron para emitir su voto.

Las campañas no solo son "a favor". También las hay en contra. La más mediática, la protagonizada por el alcalde de Cádiz, José María González,  Kichi, quien ha protagonizado un enfrentamiento público  con Juan Carlos Monedero y también con el propio Iglesias.

El problema técnico no se ha vuelto a repetir. Al menos no hay constancia de ello. El  partido de momento no ha lanzado la primera remesa de SMS, que se envía solo a los inscritos que no han votado. Ese dato es clave para saber, por ejemplo, cuál es el coste final de la consulta. Como la gestión la hace Podemos de principio a fin el coste de los mensajes de móvil es casi el único que debe afrontar más allá de los estructurales (sueldos, dispositivos tecnológicos, etcétera).

El sistema de voto que utiliza Podemos desde su fundación permite a cada inscrito enmendar su papeleta tantas veces como quiera hasta que se cierren las urnas. Es decir, una persona puede emitir un voto un día y modificarlo de forma parcial o completa en otro momento. Con cada intento, el sistema genera un nuevo SMS que envía al móvil del votante, condición indispensable para poder emitir el sufragio. El sistema solo contabiliza el último voto emitido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha