Nuevos papeles de Bárcenas apuntan a una caja B del PP de Madrid desde la época del 'tamayazo'

El extesorero del PP Luis Bárcenas.

Nuevos papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas apuntan a presuntas irregularidades en el PP de Madrid desde 2003. Los documentos, publicados este domingo por El País, aparecen tres días después de que la Audiencia Nacional rechazara la petición de libertad provisional de Bárcenas, condenado a 33 años y 4 meses de cárcel por su implicación en el caso Gürtel.

Los documentos, que hasta ahora no habían salido a la luz, señalan presuntas irregularidades en la financiación del PP de Esperanza Aguirre durante la campaña electoral de 2003. La expresidenta madrileña llegó al poder de la comunidad ese año gracias a la traición de dos diputados del PSOE, Eduardo Tamayo y Teresa Sáez –conocida como 'tamayazo'–, que impidieron que Rafael Simancas se hiciera con el poder regional.

Hasta ahora, la investigación sobre la supuesta financiación irregular del PP madrileño se remontaba a la campaña de 2007, investigada en el marco del caso Púnica. Los nuevos papeles publicados este domingo señalan delitos de falsedad electoral y pagos ilegales de mítines a través de las fundaciones Fundescam y FAES, además de pruebas documentales de una caja B del partido en esa primera etapa de Aguirre a la cabeza en la capital.

De acuerdo con la información en poder del extesorero del PP, el partido ocultó más de un millón de euros de gasto en las cuentas facilitadas al Tribunal de Cuentas. En el documento interno sobre el presupuesto de las elecciones autonómicas de 2003, figuran casi 3,5 millones de euros de gasto. En cambio, en el informe entregado a la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, los gastos no llegan a los 2,2 millones de euros. Tampoco fueron declaradas al Tribunal de Cuentas, según esta información, donaciones de empresarios al partido regional en 2004.

La vinculación de Fundescam con una supuesta caja B del PP de Madrid reaparece en estos documentos. El uso de esta fundación como instrumento para una financiación irregular del partido ya ha sido señalada por la Guardia Civil en el marco de la trama Púnica. Tanto esta fundación como FAES, de acuerdo con la nueva información, costearon actos de la campaña de 2003.

Sin embargo, ninguno de estos hechos podrá ser llevado a tribunales, ya que los delitos ya habrían prescrito. Por su parte, Esperanza Aguirre ha negado en declaraciones a El País tener conocimiento de que hubiera irregularidades durante esa campaña electoral.

Etiquetas
Publicado el
15 de diciembre de 2019 - 12:40 h

Descubre nuestras apps

stats