Menos muertes por segundo año: la curva de víctimas en la carretera vuelve a darse la vuelta

Imagen de un accidente de tráfico en Valencia

"Este año contamos menos. Menos lágrimas, llamadas, carreras, sirenas, menos emergencias. Menos huérfanos y menos tragedias. Menos ausencias". La nueva campaña de la DGT celebra la tendencia mantenida durante este año, en el que ha descendido el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en carretera.

Pere Navarro: "No entendemos que se vendan coches que corren a más de 200, es un delito, está en el Código Penal"

Pere Navarro: "No entendemos que se vendan coches que corren a más de 200, es un delito, está en el Código Penal"

A falta de conocer los siniestros registrados durante los desplazamientos finales del año, la tendencia iniciada en enero se ha mantenido hasta los últimos días del año. Durante el primer semestre fallecieron 51 personas menos que en 2018. Seis meses después, hasta el día 17 de diciembre, última fecha en la que la DGT informó de los datos, habían fallecido 95 personas menos que el mismo día de 2018. Ese día el departamento que dirige Pere Navarro, el técnico que volvió a la casa con el Gobierno de Pedro Sánchez, tras haber protagonizado una reducción histórica de la siniestralidad en las carreteras durante los gobiernos de Zapatero, dejó de actualizar sus estadísticas en la web. Lo ha hecho otras veces para garantizarse los titulares en el balance de final de año. Teniendo en cuenta estas cifras, en los últimos doce meses se ha reducido en un 8,3% el número de víctimas.

El año pasado se cerró con 1.188 muertos registrados en las 24 horas siguientes al accidente en vías interurbanas, en 2019 se han registrado 1.053 fallecimientos, según los últimos datos publicados.

En su regreso a la DGT, Pere Navarro ha destacado en entrevistas y apariciones públicas la necesidad de "tener un discurso razonable e implementar medidas que le den coherencia" para conseguir que la mortalidad en carreteras descienda. "Cuando la seguridad vial cae de la agenda social, se relaja todo y suben los accidentes", reivindicaba.

Durante su primera etapa al frente de esta institución, con los Gobiernos de Zapatero (2004-2012), España redujo el número de muertos en la carretera un 80% y puso en marcha medidas como el carné por puntos. Tras la moción de censura a Mariano Rajoy y la vuelta del PSOE al Gobierno, Pedro Sánchez le recuperó para ponerse al frente de esta institución.

El año en el que Navarro se marchó de la DGT se registraron 1.301 muertes, doce meses antes se habían contabilizado 183 más y en 2010 esa cifra había ascendido hasta 1.728 víctimas mortales. A partir de entonces, la cifra se estancó, registrando 1.134 en 2013, 1.132 en 2014, 1.131 en 2015. Los años siguientes este dato ha ido aumentando hasta alcanzar 1.161 fallecidos en 2016 y 1.198 en 2017. La institución se vio envuelta en sucesivos escándalos con constantes cambios de dirección durante los gobiernos de Rajoy.

En 2018, con 1.188 fallecidos, se consiguió romper la tendencia al alza en la siniestralidad vial de los últimos dos años y, a falta de un balance final, todo apunta a que en 2019 se mantendrá esa misma dinámica.



Desde Automovilistas Europeos Asociados, su presidente, Mario Arnaldo, pide "prudencia" al tratar estos datos, a falta de conocer el número de fallecidos en la campaña de Navidad. "El balance final es positivo, pero habría que tenerlo en cuenta con respecto a las a las medidas que se han adoptado este año, que me parecen insuficientes", incide Arnaldo, que recuerda que la "única medida" que se ha adoptado este año es la reducción de 100 a 90 kilómetros por hora del límite máximo de velocidad en las carreteras convencionales.

Con esta medida la DGT pretendía reducir un 10% los muertos en accidentes en las vías señaladas. Según el primer balance publicado en septiembre, durante los meses de verano consiguieron superar su objetivo consiguiendo que se redujese en un 23% el número de víctimas mortales. Los fallecidos en verano de 2019 en estas vías (154) son casi la mitad que los que se registraron en 2009 (305). Desde el departamento digirido por Navarro advertían que "pese a este descenso, estas carreteras siguen siendo las que mayor número de víctimas registra (70%) frente al 30% de los fallecidos en autopistas y autovías".



Por su parte, Francisco Canes, presidente de la asociación estatal de víctimas de accidentes, también realiza una valoración positiva de los últimos datos de siniestralidad laboral. "Aproximadamente son cien dramas menos", celebra. Además, destaca que durante este año la DGT ha contado con "escasez de recursos" y "un gobierno interino", por lo que el departamento de Navarro "no ha podido tomar medidas de gran alcance".

Una de las reivindicaciones de la plataforma de Canes pasa por solicitar el "incremento de la vigilancia" a la conducción. "Para reducir el gran problema que tenemos ahora, como es la utilización del móvil, se necesita mayor vigilancia y coches camuflados", señala, para apuntar posteriormente que de esta forma se frena la "reincidencia". "Si circulas te darás cuenta que la gran mayoría de la gente ni bebe ni conduce ni utiliza el móvil cuando conduce. Entre el 10% y el 15% de los reincidentes causan los accidentes más graves", apunta.

Si finalmente se produce la investidura de Pedro Sánchez, Arnaldo solicita al futuro Ejecutivo "mayor inversión en infraestructuras" para que la tendencia de la siniestralidad vial se reduzca. Entre sus peticiones también revindica menor permisividad con el alcohol y el teléfono móvil en los vehículos. Su asociación apuesta por la regulación de mecanismos que impidan "por defecto" conducir si el dispositivo electrónico no está en modo avión y que tampoco permitan arrancar el coche si el conductor ha consumido alcohol o drogas.

Etiquetas
Publicado el
29 de diciembre de 2019 - 21:20 h

Descubre nuestras apps

stats