La portada de mañana
Acceder
El otoño arranca con cinco comunidades en situación grave
Gobierno y Comunidad de Madrid ultiman un plan de fases y medidas más duras
Entrevista - Rufián: "Meter a Cs en los Presupuestos saca a Podemos"

Las frases del discurso de Sánchez: de "dejar atrás la judicialización del conflicto" en Catalunya al "patriotismo social"

El presidente de Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pronuncia su discurso en la tribuna del Congreso de los Diputados durante la primera sesión del debate de su investidura en la XIV Legislatura.

Pedro Sánchez ha presentado ante el Congreso de los Diputados los principios programáticos que regirán su Gobierno si consigue salir adelante su investidura en un discurso que ha durado algo menos de dos horas y en el que ha defendido la vía política y el diálogo como solución al conflicto en Catalunya frente a la vía de la "judicialización". Se ha referido, además, al "patriotismo social" en el que se reconoce la "coalición progresista".

167 'síes' frente a 165 'noes': los apoyos con los que arranca la investidura de Sánchez

167 'síes' frente a 164 'noes': los apoyos con los que arranca la investidura de Sánchez

"No se va a romper España". Ha sido la primera frase del discurso y el primer dardo hacia las derechas. El líder del PSOE ha afirmado que tampoco se va a "romper la Constitución", sino que lo que se va a romper es "el bloque al Gobierno progresista". Ha recibido los aplausos de los parlamentarios Unidas Podemos y del PSOE en pie.

"Propongo retomar la senda de la política dejando atrás la judicialización del conflicto". El candidato ha reconocido en su discurso que existe un "sentimiento de agravio" en un sector de la población catalana con respecto a las instituciones centrales y otro sector "igualmente amplio" que se siente "ignorado" por las instituciones catalanas. Frente a ello, ha abogado por "devolver a la política un conflicto político" permitiendo "dejar atrás la deriva judicial que tanta fractura ha causado en buena parte de la ciudadanía". Ha propuesto a la Cámara "retomar el diálogo en el punto en el que los agravios empezaron a acumularse".

"La contaminación y el cambio climático no hace distinción entre izquierdas y derechas, ni siquiera distingue entre quienes creen o no creen en sus efectos". Para Sánchez, es necesario un pacto para reducir las emisiones de CO2 y que establezca, entre otras cuestiones, "la obligatoriedad de zonas urbanas libres de emisiones en todos los municipios de más de 50.000 habitantes".

"El dinero no siempre está mejor en el bolsillo de quien posee una fortuna". Pedro Sánchez ha defendido los servicios públicos y ha reivindicado que el dinero "a menudo" está mejor "en las escuelas y en las bibliotecas que nos hacen más sabios, en los hospitales que nos mantienen más sanos, en las vías que nos comunican, en las pensiones que amparan nuestra vejez, en las comisarías y en los juzgados que protegen nuestros derechos y libertades".

El "patriotismo social". Ha enarbolado el patriotismo en varias ocasiones a lo largo de su discurso y ha hecho hincapié en reapropiarse del concepto para alejarse del patriotismo al que se refiere la derecha: "Quienes invocan a cada minuto el patriotismo, deberían prestar más atención a los bienes públicos que nos definen y representan como sociedad". Patriotismo, para el gobierno de coalición, significa "amparar a todos los españoles", en especial a "las minorías". Esa es la definición de "patriotismo social" en la que se reconoce la coalición progresista.

"Es cierto que hubiésemos preferido formar un Gobierno socialista enriquecido por independientes". Sánchez ha reconocido que hubiese preferido un Ejecutivo en solitario, aunque se abrieron en julio a un gobierno de coalición "y no fructificó". "Pero no es momento de buscar culpas", ha asegurado. "Es más útil volverlo a intentar sobre nuevas bases que aseguren las dos condiciones que dificultaron el entendimiento meses atrás: el principio de cohesión y el principio de idoneidad".

"Creemos en una economía social de mercado, no en una sociedad de mercado". Ha ofrecido un discurso económico socialdemócrata y crítico con algunos mantras neoliberales, con guiños a las posturas izquierdistas de sus socios de Unidas Podemos. Así, ha dejado claro que creen "en una economía social de mercado" pero no "en una sociedad de mercado", porque "no se puede entregar al mercado la salud, la seguridad, el porvenir, la vida de las personas", ha advertido.

Etiquetas
Publicado el
4 de enero de 2020 - 12:45 h

Descubre nuestras apps

stats