El Gobierno lamenta que “la primera decisión” del PP de Feijóo sea gobernar con la ultraderecha en Castilla y León

La ministra de Justicia, Pilar Llop; el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska; y la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, este martes.

Iñigo Aduriz


17

El Gobierno ha lamentado este martes que “la primera decisión” del presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, desde que llegó al liderazgo del principal partido de la oposición, sea “abrazarse a los planteamientos de la ultraderecha” y “permitir su entrada” en un Gobierno autonómico como el de Castilla y León. Un día después de la investidura del popular Alfonso Fernández Mañueco, que gobernará en coalición con Vox, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha denunciado que la actitud del PP español es “la contraria” a la del resto de la derecha europea, que sí ha tejido un cordón democrático frente a la extrema derecha.

Mañueco logra la investidura a cambio de incorporar a la extrema derecha al Gobierno de Castilla y León

Mañueco logra la investidura a cambio de incorporar a la extrema derecha al Gobierno de Castilla y León

“Estamos viendo cómo todas las fuerzas europeas se posicionan en contra de estos planteamientos de la ultraderecha. Y en España el principal partido de la oposición lo que hace es abrazarse a planteamientos de la ultraderecha”, ha lamentado. Se trata, a su juicio, de una “mala noticia” tanto para la democracia como para el conjunto del país, porque “en lugar de establecer un cordón democrático” lo que hace el PP es “abrir de par en par las puertas” a la ultraderecha.

También durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Jusiticia, Pilar Llop, ha enfatizado en la gravedad que supone, a su juicio, que el PP pacte “con una fuerza política que niega una cuestión de Estado como la lucha contra la violencia de género”. “Es algo muy grave”, ha añadido, al recordar que Vox “niega que en España hay más de 1.000 mujeres asesinadas” desde que se contabilizan las víctimas de la violencia de género, que “lo han sido por el machismo”.

“Invisibilizar” la violencia de género

“El PP que es un partido que ha gobernado en este país, que votó a favor del pacto de Estado, tiene que hacer una clara reflexión porque hablar de violencia intrafamiliar supone poner en peligro los derechos de las mujeres y niñas”, ha asegurado Llop. Su reflexión llegaba después de que ayer, durante el debate de investidura en Castilla y León, Mañueco adoptara ese término de “violencia intrafamiliar” que defiende Vox. Todo ello, ha añadido, supone “invisibilizar que existe violencia de género” que es una violencia “específica contra las mujeres”.

Para el Gobierno “el PP debe establecer un cordón democrático” ante esos posicionamientos porque “si no”, ha concluido “traicionará” los “derechos” de las mujeres. Isabel Rodríguez ha añadido que las propuestas de Vox “atentan” contra “el sistema democrático y constitucional” de España. A su juicio, de lo que “se habla” cuando se debate sobre las relaciones con la ultraderecha es “de qué lado” se está, “si de lo que hacen los países modernos” que es establecer un “cordón democrático” o “de la extrema derecha que ataca la democracia y la convivencia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats