Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lo que Feijóo entiende por calidad democrática, por Esther Palomera
El gol de un negro: de la final de la Eurocopa a la realidad del racismo en el deporte
OPINIÓN | 'La cacería', por Marco Schwartz

El PP evita dar por rotos los gobiernos autonómicos con Vox y espera a la decisión de Abascal

Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal se saludan durante el debate de investidura en el Congreso de los Diputados.

Aitor Riveiro

49

Los cinco gobiernos autonómicos de PP y Vox están al borde de la quiebra. El líder de la extrema derecha ha convocado esta tarde a su dirección y a los líderes regionales para decidir si rompen o no los ejecutivos, después del pacto de mínimos cerrado ayer con el Gobierno central para acoger a menos de 400 menores migrantes de los miles que alojados en Canarias. En el PP mantiene en vigor los acuerdos firmados hace un año, pese a las acusaciones lanzadas por el propio Abascal, y evitan dar por rotos los gobiernos.

“No entiendo qué pretenden, cuando estamos hablando de un ejercicio de solidaridad de todos los españoles con una parte muy relevante y crítica como Canarias. Canarias es España y los canarios son españoles, merecen la solidaridad del conjunto”, ha dicho el portavoz nacional del PP, Borja Sémper, en una entrevista a primera hora en RNE.

Sémper ha asegurado que, después de que los de Abascal hayan optado por sumarse al grupo liderado por el prorruso Viktor Orbán en el Parlamento Europeo, “Vox tiene una deriva que deja a las claras dónde está ubicado, qué quiere representar” y que “el PP no representa”.

Pese a la supuesta falta de “solidaridad” de Vox y a sus acusaciones contra el PP y su líder, Alberto Núñez Feijóo, el portavoz ha defendido que los acuerdos firmados con la extrema derecha tras las elecciones de mayo de 2023 “ofrecen estabilidad” y ha reiterado su “compromiso en esos gobiernos” que “se circunscribe a lo acordado”. Un detalle relevante porque no todos los documentos sellados hace un año hacen referencia a la política migratoria, ni mucho menos al detalle concreto del acogimiento de menores.

Sémper ha sido el primer dirigente del PP en salir a los medios tras el comunicado lanzado ayer por la noche por Vox, y que acusa al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de haber “obligado” a los presidentes autonómicos del PP a votar a favor del reparto de menores. Un extremo que ha negado el vicesecretario de política autonómica, Elías Bendodo, en declaraciones a los medios en el Congreso.

El dirigente malagueño ha sostenido que “nadie” de la dirección nacional se ha puesto en contacto con la ejecutiva del PP en los últimos días, tampoco hoy, y ha dejado en el tejado de Vox la responsabilidad sobre salir o no de los gobiernos: “Vox tendrá que responder de sus hechos, y tendrá que decidir si quiere ser un partido de gobierno o un partido para protestar”.

También la secretaria general, Cuca Gamarra, ha evitado dar por rotos los acuerdos de gobierno, pese a que este mismo jueves los consejeros de Vox en Murcia han dado plantó al presidente, Fernando López Miras, en la habitual reunión del ejecutivo de los jueves.

“Gobiernos que funcionan”

“Si van a romper o no hay que preguntárselo a Vox. Esto solo lo saben Santiago Abascal y su equipo. Primero tendrían que comunicárselo a sus propios dirigentes de los gobiernos de coalición”, ha sostenido Gamarra. Efectivamente, ayer mismo responsables de Vox en los gobiernos autonómicos ya declararon que la decisión de romper o no en cada comunidad le corresponde a la dirección nacional y, específicamente, a su líder.

Gamarra ha reconocido que lo acordado ayer en Tenerife responde a “un principio mínimo de solidaridad” ya que las regiones van a acoger a “entre diez y 30 menores” cada una. “Esta no puede ser la causa y tendrán que dar las explicaciones oportunas”, ha añadido en una entrevista en Antena 3.

La 'número dos' de Feijóo ha defendido que los ejecutivos con Vox son “Gobiernos que funcionan, que están dando estabilidad a 11 millones de españoles”. “Vox está siendo absolutamente irresponsable solo por plantear un órdago de estas características, cuando lo que creo que quiere es romper por otras circunstancias”, ha apuntado.

El portavoz parlamentario del PP, Miguel Tellado, se ha sumado a sus compañeros al sostener que “Vox es el que tiene que explicar sus decisiones”. “Pero yo creo que ni sus cargos y mucho menos sus votantes las entienden”, ha sostenido en declaraciones a los medios en el Congreso. “Esa es la realidad de toda la situación. Ayer Vox defendía la misma posición que Esquerra Republicana de Cataluña y en el pleno de hoy van a votar con Podemos. Creo que tienen un problema grave para situarse”, ha concluido.

Etiquetas
stats