Robles reprende a los socios por “sembrar dudas” sobre el CNI y no da explicaciones sobre el espionaje

La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su comparecencia este miércoles ante la Comisión de Defensa del Congreso.

Irene Castro


45

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha salido del Congreso sin dar nuevas explicaciones sobre el escándalo del espionaje a personas vinculadas al independentismo, a pesar de que el Gobierno se remitía a su comparecencia -así como a la de la directora del CNI, Paz Esteban, que se producirá este jueves a puerta cerrada- para ampliar los datos que reclamaban los grupos parlamentarios sobre la situación. El presidente de la Comisión de Defensa, el diputado del PP José Antonio Bermúdez de Castro, ha salido al rescate al interrumpir la primera intervención que ha reclamado información sobre el espionaje. Antes de que comenzara la réplica de Robles, ha vuelto a recordar que los asuntos que tienen que ver con el CNI están protegidos por la ley. Y en eso se ha amparado la ministra durante su réplica: “A mí ya me gustaría poder decirle, pero a estas alturas no quiero cometer un delito sobre todo cuando la directora del CNI va a comparecer con la información oportuna”.

El retraso en detectar el espionaje a Sánchez y Robles cuestiona la eficacia del CNI

El retraso en detectar el espionaje a Sánchez y Robles cuestiona la eficacia del CNI

Lo que sí ha hecho la titular de Defensa es reprender a los aliados de la coalición por “sembrar dudas” sobre la actuación del CNI, que ella ha reivindicado. “Es muy cómodo llegar aquí y hacer imputaciones sin ninguna prueba”, ha insistido Robles, que ha reiterado que los ataques a los servicios de inteligencia son, a su juicio, injustos porque “no se puede defender”. “Por suerte se ha constituido la comisión de gastos reservados”, ha agregado Robles, que ha asegurado que así la directora del CNI podrá dar explicaciones mientras está “aguantando estoicamente acusaciones que no se corresponden con la realidad”. Ha sido el Gobierno el que ha dejado en el aire su continuidad. La propia Robles no ha respondido a su llegada a la sala a la pregunta sobre si Esteban debe dimitir.

“Usted es la responsable política”, le ha recordado el diputado de EH Bildu, Jon Iñarritu, que ha aseverado que echa “de menos a a esa Margarita Robles que era el azote de las cloacas del Estado”. Y es que los socios del Gobierno apuntan a que pueda haber elementos descontrolados del CNI o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como los hubo en el pasado. “No se puede tapar lo que huele muy mal”, ha dicho el representante del PNV, Joseba Agirretxea. Sin embargo, Robles ha asegurado que en España las intervenciones cuentan siempre con una autorización judicial.

Por eso ha instado a las personas que tienen sospechas de haber sido espiadas que acudan a los tribunales, como ha dicho que han hecho Pedro Sánchez y ella como señal de “transparencia”. Robles ha vuelto a justificar que los servicios de Inteligencia hayan vigilado a determinados independentistas y, en esta ocasión, se ha referido, sin mencionarlo, al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los demás líderes que se salieron de España. “Cuando a uno le llaman a comparecer hay unos que comparecen y otros no comparecen y se van. Aquí ha habido gente que tuvo el coraje de asumir un proceso judicial mientras otros no lo han tenido”, ha señalado.

Brecha entre Unidas Podemos y Robles

La comparecencia de Robles ha dejado patente la distancia del ala socialista del Gobierno con los aliados parlamentarios, que han exigido una comisión de investigación que tumbaron el PSOE con la ayuda de PP, Vox y Ciudadanos; pero sobre todo ha quedado clara la brecha entre Robles y el socio minoritario del Gobierno. “La situación actual es insostenible”, ha advertido el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que ha reclamado a Robles que asuma “responsabilidades políticas al máximo nivel” por el espionaje tanto a Pedro Sánchez y a sí misma como al independentismo catalán y vasco. “La gravedad de este espionaje es inédita y no puede ser minimizada”, ha dicho Echenique.

“La primera hipótesis es que los autores hayan sido agentes de un estado extranjero o alguna célula descontrolada de los servicios secretos o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pensamos que la primera hipótesis revelaría una incapacidad inaceptable a la hora de proteger las comunicaciones del presidente (...) y la seguridad nacional”, ha avisado Echenique: “La segunda revelaría una flagrante incompetencia o dejación de funciones a la hora de limpiar las cloacas del Estado”. “Nos parece evidente que sea cual sea la autoría se asuman responsabilidades políticas al máximo nivel”, ha dicho el portavoz parlamentario del socio minoritario de la coalición. También ERC ha exigido una “cascada de ceses”.

El dardo no solo ha llegado en esa dirección. La ministra ha echado mano del artículo 1 de la ley que regula el CNI para recordar que “es el organismo público responsable de facilitar al presidente del Gobierno y al Gobierno de la nación las informaciones, análisis, estudios o propuestas”. “Al presidente y al Gobierno, órgano colegiado, lo sabe ¿no?”, le ha preguntado Robles antes de instarle a que los ministros de Unidas Podemos pidan acceso a esos informes. “Las 22 personas que lo integran tienen este acceso, pueden pedirlo e incluso hay una comisión de Inteligencia”, ha planteado. “Todos tenemos que hablar con muchas responsabilidad, yo también se la pido”, ha sentenciado Robles.

Sus palabras han dejado “más preocupado” de lo que estaba a Echenique, según ha dicho en su réplica. “Ha venido a esconderse detrás del conjunto del Consejo de Ministros, de los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y detrás de un concepto muy limitado de la democracia. Usted sabe lo que tiene que hacer, por su dignidad y la dignidad del Gobierno”.

La portavoz del PSOE, Zaida Cantera, ha pedido a Echenique que deje de “ver películas de espías” en las que hay “confabulaciones”, “psicosis” y “paranoias”. “Dirigentes de todo el mundo han sido espiados y se han admitido públicamente”, ha defendido Cantera: “No intentemos hoy aquí mover el molinillo a cortar cabezas como si supiéramos como parar el espionaje”. También la ministra se ha referido al espionaje a numerosos mandatarios internacionales.

A continuación, Robles ha zanjado el debate con su socio de Gobierno, al recordar que Echenique no es el portavoz habitual en esa comisión: “No se ha enterado de que el orden del día era por la Brújula Estratégica de la UE. A lo mejor no le importa, pero como partido que esta en el Gobierno debería importarle mucho”.

La derecha aplaude a Robles y señala las grietas en la coalición

Frente a las críticas de los socios del Gobierno, Robles se ha llevado el aplauso de los grupos de la derecha, que ponen en el foco al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que ha sido la cara visible en este asunto al ofrecer la rueda de prensa en la que Moncloa dio a conocer el ataque a los móviles del presidente y la ministra de Defensa. Un asunto que para el PP es de “alta sensibilidad”. El partido de Alberto Núñez Feijóo cuestiona que esa estrategia persiga “fines políticos” ante la crisis abierta con los socios de la coalición, especialmente ERC, por el espionaje al independentismo. El portavoz del PP, Carlos Rojas, ha defendido que las explicaciones se den “donde deben darse”, es decir, en la comisión de gastos reservados, que se reúne a puerta cerrada, para evitar “una comisión de investigación regada con populismo político”. Y también ha aprovechado para señalar las grietas en el gabinete de Sánchez: “Todos los miembros del Gobierno deben defender las instituciones del Estado y si no lo hacen deben cesar o ser cesados”.

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha comenzado dándole “las gracias por ser la única ministra que con sensatez y racionalidad plantea respecto a este caso algo propio de juristas: hacen falta pruebas, hace falta dejar trabajar a los jueces y no atacar a servidores públicos”. En la misma línea que Robles, Bal ha defendido a los miembros del CNI porque “como hacen su trabajo en secreto no se pueden defender” mientras que ha apuntado a otros miembros del Gobierno, entre los que ha citado a Bolaños, por pasarse la vida “disculpándose frente a ERC y Bildu” mientras a ella “la dejan sola”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats