eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ministra de Educación propone en el Congreso que Religión deje de computar en las notas

Isabel Celaá anuncia que su departamento pondrá en marcha una asignatura obligatoria cuyo nombre será Valores Cívicos y Éticos

Desde la ley Wert, la asignatura de Religión (cuyos profesores financia el Estado con 100 millones al año) sí computaba en las notas de alumnos y por tanto también en becas

"Abriré un tiempo de diálogo con los centros que segregan", ha dicho en su primera comparecencia en la Comisión de Educación, aunque ha apostado por mantener la concertad

- PUBLICIDAD -
Isabel Celaá, en su primera comparecencia en la Comisión de Educación

Isabel Celaá, en su primera comparecencia en la Comisión de Educación

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha confirmado en su primera comparecencia en la Comisión del Congreso de los Diputados que la asignatura de Religión dejará de computar en la nota, tal y como estableció la Lomce, conocida como Ley Wert, y que se aprobó en solitario por el PP. La ministra ha anunciado también una nueva asignatura obligatoria que se llamará Valores Cívicos y Éticos. El Estado gasta ahora 100 millones al año en maestros de Religión, ya que su salario está sufragado por el Estado.

En una entrevista con eldiario.es ya adelantó estos planes: "Las religiones no deben tener valor académico si es que persisten en el currículo escolar. No deben tener nunca una asignatura alternativa como los valores éticos. Estos valores son universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas tienen que acercarse a la materia de los valores éticos".

También ha anunciado que revertirá el decreto de racionalización del gasto público en educación, que provocó recortes en las aulas, y derogará algunos artículos de la Lomce, como el de trayectorias curriculares. Sobre la Lomce, ha recalcado que se reformarán tres artículos (122, 127 y 135) para "recuperar la participación de la comunidad educativa en los consejos escolares de los centros públicos y concertados".  Por ello, cambiará también la elección de los directivos de los centros.

En su comparecencia en el Congreso ha defendido además el modelo igualitario en las escuelas y, por ello, ha afirmado que abrirá "un diálogo" con los centros que segregan por sexo, es decir, separan a las niñas y los niños. H a resaltado que hay algunos centros concertados, "muy pocos", que diferencian a los alumnos por razones de sexo.  Según Celaá, ello va en contra de algunos principios generales de la educación como es la enseñanza inclusiva.
"Abriré un tiempo de diálogo con estos centros que han optado por este modelo", ha subrayado la ministra, que ha enfatizado: "podremos acordar que el modelo más igualitario aporta más valor" para una educación inclusiva.

Asimismo, Celaá ha afirmado que modificará el artículo 109 de la Lomce, que fija que la programación de plazas concertadas es "por demanda social".  La ministra considera que esa frase es "un eufemismo" que propicia en algunos casos que la concertada esté por delante de la pública.  No obstante, Celaá ha defendido que la red centros concertados cubre una función social, con carácter complementario para las necesidades de escolarización.

"La inmensa mayoría" de estos centros "cumple con sus obligaciones y fines sociales, fortaleciendo el sistema", ha recalcado.

También se suprimirán las reválidas contempladas en la Lomce -el anterior ministro, Íñigo Méndez de Vigo, las paralizó- y se recuperarán Programas de Diversificación Curricular para apoyar al alumnado con más dificultades de rendimiento.
Celaá ha manifestado, no obstante, que se recuperarán las evaluaciones diagnósticas, en concreto, en cuarto de Primaria y segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha