eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El infierno, según Rouco Varela

Rouco Varela ha cargado duramente durante doce años contra el aborto, el matrimonio homosexual y la "discriminación" de la asignatura Religión en la escuela pública

El cardenal abandona el cargo de presidente de la Conferencia Episcopal, que ha presidido de 1999 a 2005 y de 2008 a 2014

26 Comentarios

El cardenal Rouco Varela en una manifestación contra el matrimonio gay

El cardenal Rouco Varela en una manifestación contra el matrimonio gay

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Valera, dice adiós como presidente de la Conferencia Episcopal (CEE). Rouco, ordenado sacerdote en 1959, pertenece al ala más conservadora de la jerarquía eclesiástica española. Poderoso y siempre polémico, ha atacado sin remilgos las políticas que "atentaran" a la concepción más tradicional de la familia, que se alejaran de los Acuerdos de 1979 entre el Vaticano y el Estado español o que atacaran la unidad de España como bien moral.

Son muchas las declaraciones con las que el cardenal pretendido -siempre pasando por el prisma del dogma católico- dar solución a problemas como la crisis económica, el descenso de la natalidad y la desconfianza de los españoles hacia la política. Sus críticas se han dirigido especialmente contra el aborto y el matrimonio homosexual, aunque la defensa de la asignatura de Religión también ha acaparado muchos de sus discursos.

1. ¿Crisis? La verdadera causa es "el olvido de Dios"

Para Rouco Varela, la burbuja financiera no es tan determinante como la falta de fe en la crisis económica instalada en España desde 2008. En una carta con motivo de la fiesta del Corpus Christi, el cardenal llama la atención sobre el clima social, "marcado por la preocupación por el futuro, el paro y las consecuencias de la crisis económica". Sin embargo, Rouco Varela precisa que "las causas de esta crisis no son de carácter exclusivamente económico, ya que en su origen también hay causas de naturaleza ética, moral y espiritual".

"La causa más profunda de esta crisis, la razón última de lo que nos sucede no es otra que el olvido de Dios. Sin embargo, Cristo, por su misericordia infinita, acude una y otra vez a nuestro encuentro", concluye.

2. "Sin la verdad del matrimonio, el hombre mismo se desintegraría"

La aprobación de la ley que permitía el matrimonio homosexual en España, durante el gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, en 2005, ha sido uno de las focos de las críticas más duras de Rouco Varela. Para el arzobispo, defensor a ultranza de la familia más tradicional, el matrimonio homosexual puede suponer hasta la "desintegración de la sociedad".

Así se manifiesta en la misa celebrada en la Plaza de Colón de Madrid en honor de la sagrada familia, en diciembre de 2012. "Sin la verdad del matrimonio, el organismo vivo que es la sociedad, se desintegraría. El hombre mismo se desintegraría", declara en su intervención navideña.

Rouco denuncia que "ignorar" y "despreciar la verdad del matrimonio como fundamento de toda sociedad que quiere y trata de edificarse de modo justo, solidario, profundamente humano y fecundo" es equiparable a "poner en juego su misma viabilidad histórica".

3. A los discapacitados "les cuesta mucho nacer"

Rouco Varela se proclama defensor de la vida en cualquier caso. De ahí, su oposición absoluta al aborto que se ha plasmado en numerosas declaraciones. El arzobispo alerta de que a las personas con alguna discapacidad les "cuesta mucho nacer" debido a las técnicas de diagnóstico prenatal, que permiten conocer cómo evoluciona el embarazo de las mujeres y detectar algunas enfermedades graves del feto.

"Hay que alertar de un peligro previo. Aquí hablamos de personas discapacitadas que han nacido, pero les cuesta mucho nacer ahora a los discapacitados con esas técnicas de diagnósticos prenatales. Está convirtiéndose en un factor verdaderamente más que preocupante", asegura en 2012.

4.  La reforma del aborto "no tiene por qué ser un coladero"

El responsable de los obispos españoles reitera su preocupación por las "leyes injustas" que afectan al matrimonio y la familia durante la última reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española. La reforma de la ley del aborto del ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, que pretende poner fin a la vigente Ley de Salud Sexual y Reproductiva de 2010, es vista con buenos ojos por Rouco.

En una entrevista en ABC, Rouco Varela afirma que la nueva reforma "no tiene por qué ser un coladero" si se "toma en serio el procedimiento de comprobación de los supuestos y si se prevé un órgano de verificación de que el supuesto se da conforme a la ley". La reforma de la ley del aborto, que actualmente se encuentra en periodo de consultas, solo despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en dos casos: por una violación y por grave riesgo de salud física o psíquica de la madre.

Rouco ha atacado desde su posición las "teorías socio-biológicas" en las que se basan los legisladores europeos para despenalizar el aborto. "Lo más triste es que esta antropología radicalmente materialista haya encontrado un caldo cultural y político de cultivo en las sociedades europeas postmodernas, erosionando el propio sistema jurídico del Estado de Derecho, fundamentado en el carácter prepolítico de los derechos humanos".

"No se puede jugar con el derecho a la vida, y menos pensar que el Estado es el dueño del derecho a la vida. La vida sólo es de Dios", afirmó en otra ocasión.

5. El Gobierno socialista "discriminó" la asignatura de Religión

Discriminada. Así valora Rouco Varela la situación de la materia de Religión con la Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada por el gobierno de Zapatero. El todavía presidente de la Conferencia Episcopal ataca en su discurso de apertura de la Asamblea Plenaria del Episcopado de 2009 al Gobierno socialista por "discriminar" la asignatura de Religión e incluso califica de "héroes" a los alumnos que eligen esta materia en los colegios públicos.

Además, asegura que la legislación en materia educativa no se adecua a lo previsto en los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado de 1979. También ataca la materia de Educación para la Ciudadanía -que desaparece con la nueva ley de educación (LOMCE)- que, según la opinión de Rouco Varela, "habría de ser programada como materia de formación estrictamente cívico-jurídica y no, como es ahora el caso, como una materia de formación moral y de visión del hombre, de la vida y del mundo, fórmula típica de una enseñanza ideológica y adoctrinadora".

Los obispos españoles han manifestado su conformidad con la nueva ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en las etapas de Primaria y Secundaria, aunque critican que no se garantice la oferta obligatoria de la materia en Bachillerato. La LOMCE incluye algunos cambios polémicos en relación a la asignatura: Religión cuenta para el cálculo de la nota media (algo que hasta ahora no ocurría) y, por tanto, también para la obtención de becas.

6. El 15M no conoce a Dios ni a Cristo

Rouco Varela vislumbra algo más que descontento político en las concentraciones ciudadanas que se organizan a partir del 15 de mayo de 2011, conocido como Movimiento 15M. El presidente de la Conferencia Episcopal asegura durante una eucaristía que el olvido de la tradición cristiana "impacta sobre todo en los jóvenes, como estamos viendo estos días con el fenómeno del 15-M de la Puerta del Sol".

Un mes antes, el arzobispo define a los asistentes a las concentraciones como "jóvenes que no conocen a Dios, no conocen a Cristo". "Se encuentran con sus vidas rotas, y si las soluciones temporales y materialistas no funcionan, como no están funcionando, el fracaso está servido, y la rebelión también, y el desconcierto todavía más", afirma.

7. La cultura mundana que "arrincona a Dios"

En su último discurso de Rouco Varela al frente de la Conferencia Episcopal ha mostrado su preocupación por un sistema que "arrincona a Dios" y "lo excluye del ámbito público", lo que en su opinión genera una larga lista de problemas que afectan a España, desde el envejecimiento de la población al "pobre" nivel inte­lectual del discurso público.

"La situación no es fácil. Nos encontramos ante una cultura mundana, que arrincona a Dios en la vida privada y lo excluye del ámbito público", ha lamentado. "Todo ello configura una situa­ción cultural que bien podemos calificar de poscristiana", sentenció.

8. Para hablar de nuevas tecnologías, "hay que saber de dónde venimos y a dónde vamos"

Rouco Varela asegura en el IX Encuentro de Comunicadores Sociales de la Archidiócesis madrileña que para hablar de los medios de comunicación sociales o de las nuevas tecnologías, "hay que saber de dónde venimos y a dónde vamos". Dentro de las posibilidades de comunicación de las nuevas tecnologías, el cardenal afirma que los esfuerzos "no pueden ser otros que reconocer a Jesús en medio de la vida de la Iglesia y en el mundo".

9. La nación española está "amenazada por posibles rupturas insolidarias"

"La misma nación española se encuentra con graves problemas de identidad, amenazada por posibles rupturas insolidarias", ha lamentado este martes. La posición del arzobispo cardenal de Madrid choca con la de algunos obispos catalanes, que defienden el derecho a decidir en esta Comunidad Autónoma.

"Nos preocupa que la unión fraterna entre todos los ciudadanos de las distintas comunidades y territorios de España, con muchos siglos de historia común, pudiera llegar a romperse. La unidad de la nación es una parte principal del bien común de nuestra sociedad que ha de ser tratada con responsabilidad moral", afirma en noviembre.

10. La "unión natural" del hombre y la mujer

Tras la ratificación del Tribunal Constitucional de la Ley de matrimonio homosexual, en noviembre de 2012, Rouco Varela pide en una misa celebrada en la catedral de La Almudena dar a todos los niños, "con efectividad jurídica y social", la seguridad de poder contar y vivir "con su padre y con su madre, en la medida de lo realmente posible".

El cardenal destaca la "unión natural" del hombre y la mujer en la gestación de los niños, el "fruto natural de ese mutuo amor responsable del marido y de la mujer, siempre posible y practicable por la gracia de Dios, que nunca nos falta".

Femen versus Rouco

Cinco activistas de Femen fueron las responsables de uno de los últimos contratiempos del presidente de la Conferencia Episcopal. Las jóvenes feministas abordaron al cardenal con el torso desnudo y al grito de "aborto es sagrado" cuando se disponía a entrar en la parroquia de los Santos Justo y Pastor, en la calle de la Palma de la capital.

Varios párrocos escoltaron a Rouco para que las jóvenes activistas no llegaran hasta el cardenal, durante el breve recorrido entre su vehículo y la entrada de la iglesia. Las manifestantes le lanzaron varias bragas manchadas de rojo mientras repetían el lema "aborto es sagrado", que ya utilizaron en su protesta en el Congreso de los Diputados en octubre del año pasado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha