El Congreso aprueba la ley para contener la basura plástica y acelerar el reciclaje

Cala Salitrona plagada de desperdicios y basura / ANSE

Raúl Rejón


3

El Congreso ha aprobado este jueves la ley de Residuos. Una norma que trata de reducir la cantidad de desechos que se generan y, además, incrementar el porcentaje de material que se recicla, es decir, que no termina como basura. La norma crea impuestos a algunos objetos de plástico de un solo uso y a la utilización de los vertederos. También consagra el agua del grifo gratuita en los restaurantes.

El texto, que ahora pasará al Senado, ha salido adelante con 182 votos a favor, 70 en contra y 88 abstenciones. La revisión de los senadores será ya a principios de 2022, pero el sí de los diputados acerca mucho su aprobación final. Al presentar el proyecto, la vicepresidenta tercera de Transición Ecológica, Teresa Ribera, decía que la ley iba a “mejorar exponencialmente nuestras tasas de reutilización y reciclaje”. La previsión del Gobierno es que ese porcentaje sea el 55% en 2025, 60% en 2030 y 65% en 2035.



Porque el retraso en la materia que acumula España es evidente: la tasa de reciclaje que indica la regulación de la UE es del 50% y España se mueve en el 34%. La media de los países de la Unión es del 47%.

Para recortar la generación de basura plástica, la norma ha introducido una tasa sobre objetos como vasos, tapas o cubiertos que iría a los productores y supondrá 0,45 euros por kilo de plástico a partir del momento en el que el texto entre vigor. Aún le resta le resta algunos meses para eso. Además, los comercios deberán cobrar a parte los vasos para bebidas, tapas y tapones. También los recipientes o las cajas para alimentos que se consumen in situ o para llevar o tomarse en ese mismo recipiente.

El objetivo de la ley es que en 2030 se hayan rebajado todos estos objetos un 70% respecto a los niveles de 2022 porque suponen el generador principal de basura. Transición Ecológica ha calculado que ocho millones de toneladas de residuos llegan a los mares españoles. La mayoría son objetos de plástico y colillas de tabaco. Bastoncillos, pajitas, cubiertos, tapas y distintos envases.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats