La Eurocámara pide subir el objetivo de recorte de emisiones hasta el 60% con el voto en contra de 'populares' y extrema derecha

Miembros de la plataforma "Fridays for Future" se manifiesta a favor de la iniciativa internacional para conmemorar el Día de Acción Global por el clima, este viernes en Granada.

El Parlamento Europeo suele desbordar las propuestas de la Comisión Europea, y aún más las del Consejo Europeo –los gobiernos de los 27–. Y este miércoles ha vuelto a hacerlo pidiendo, una vez más, aumentar la ambición de recortes de emisiones. Así, por 352 votos a favor y 326 en contra, la Eurocámara ha pedido elevar los recortes de emisiones hasta el año 2030 en el 60%, por encima del 55% anunciado hace tres semanas por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ante el pleno de Bruselas.

La activista por el clima Greta Thunberg lamenta la propuesta verde de la UE: "No podemos negociar con la naturaleza"

La activista por el clima Greta Thunberg lamenta la propuesta verde de la UE: "No podemos negociar con la naturaleza"

El voto favorable se ha conformado con los grupos socialistas, liberales, verdes y de la izquierda unitaria, mientras en torno al no se han agrupado todas las derechas y las extremas derechas: Partido Popular Europeo, ECR (grupo de Vox) e ID (grupo de Le Pen y Salvini). El argumento del PPE para votar en contra es que el aumento de la ambición en los recortes de emisiones puede tener repercusiones en el empleo.

"¿55% o más? Uno no reduce las emisiones con titulares en los medios sobre números y porcentajes", decía una portavoz popular:"Estos son los eurodiputados que han votado a favor de recortes de CO2 del 60% a pesar de saber que esto destruye empleos".

"El Parlamento Europeo apoya el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero en un 60% para 2030. Mi enmienda se convierte en la posición oficial del Parlamento. ¡Somos más líderes que nunca en ambición climática!", decía Pascal Canfin, eurodiputado liberal del partido de Emmanuel Macron y presidente de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo.

La ponente de la Ley del Clima socialista, la sueca Jytte Guteland, ha afirmado: “Esta es una victoria importante para el clima y para nuestro futuro. Con la aprobación de la reducción del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, en comparación con los niveles de 1990, el Parlamento Europeo toma una posición firme para hacer que los esfuerzos climáticos de Europa estén más en línea con la ciencia y nuestros ciudadanos que quieren que Europa alcance el objetivo de neutralidad climática y respetar el Acuerdo de París. Ha llegado el momento de iniciar negociaciones con la Comisión Europea y el Consejo de la UE con un mensaje claro: esperamos que todos los estados miembros conviertan en ley los objetivos vinculantes de neutralidad climática para 2050 a más tardar".

"No lograremos el objetivo de ser el primer continente neutral para 2050 con el estatu quo", dijo la presidenta de la Comisión Europea durante el debate del Estado de la UE: "Necesitamos hacer más y mejor, por eso proponemos aumentar en por lo menos un 55% el objetivo para 2030. Reconozco que este aumento del 40% al 55% para algunos es excesivo y para otros no es suficiente. Ayer 170 líderes empresariales me escribieron pidiendo que el objetivo estuviera en el 55%". En efecto, el propio Parlamento Europeo pide que ese objetivo sea del 60% y, en todo caso, países como Polonia bloquean en el Consejo Europeo la fijación de esas cifras, que ha de producirse por unanimidad.

Mientras, la activista por el clima Greta Thunberg ha criticado la propuesta del Ejecutivo comunitario: "Demasiado para algunos, de hecho, como las empresas de combustibles fósiles y los grupos de presión. Y no lo suficiente para otros, como la ciencia, o aquellos que piensan que deberíamos cumplir lo prometido en el Acuerdo de París. Nuestra economía podría gestionar esto, pero los ecosistemas no. Y no podemos negociar con la naturaleza".

Ernest Urtasun, vicepresidente del grupo Verdes/ALE y eurodiputado de Catalunya en Comú, ha comentado: “Es un gran éxito para el clima. La primera ley climática europea nos acerca a hacer realidad los objetivos climáticos de París. El Parlamento Europeo está sentando las bases para la protección del clima durante los próximos 30 años. Los incendios forestales y el deshielo en el Ártico están demostrando la enorme alarma ecológica, pero aún podemos evitar un colapso climático. La votación muestra que el Parlamento Europeo está escuchando a la ciencia y al movimiento Fridays for Future. Con la Ley del Clima Europea estamos estableciendo el punto de partida para limitar el calentamiento global a un máximo de 1,5 grados. La Ley será un importante impulso y el motor para la protección del clima, una economía más verde y la creación de empleo".

El Parlamento Europeo entrará ahora en negociaciones con el Consejo y la Comisión con una posición propia: además de votar a favor el máximo de CO2 que pueden emitir los Estados, ha pedido la creación de un consejo climático independiente de científicos.

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2020 - 11:08 h

Descubre nuestras apps

stats