La Justicia archiva la causa contra tres activistas de Femen por irrumpir en un acto de la Falange

Activistas de Femen en el acto de Falange EFE

La Justicia ha archivado la investigación abierta contra tres activistas de Femen por boicotear un acto de la Falange el 18 de noviembre de 2018. El proceso se abrió a raíz de una querella de la organización de ultraderecha en la que acusaba a las activistas de delitos de coacciones, desórdenes públicos y contra el ejercicio de los derechos fundamentales. Sin embargo, los jueces de la Sección 17ª de la Audiencia Provincial de Madrid han dictado un auto, al que ha tenido acceso elDiario.es, en el que no aprecian indicio de delito y por lo tanto dictan el sobreseimiento de la causa.

Las mujeres irrumpieron hace dos años en un acto convocado en la plaza de Oriente de Madrid por la Asociación por la Derogación de la Memoria Histórica con motivo del 20N, aniversario de la muerte de Franco. Las tres de Femen se subieron a uno de los escenarios con la consigna “Fascismo ilegal, vergüenza nacional” pintada sobre el torso desnudo y tuvieron que ser evacuadas por la Policía para garantizar su seguridad ante los ataques de los presentes.

Durante la acción, las integrantes del colectivo feminista fueron placadas, pateadas, escupidas e insultadas. Las imágenes del acoso dieron la vuelta al mundo, pero no son mencionadas en la sentencia puesto que nunca interpusieron una denuncia. "Nosotras en ningún momento levantamos la mano a nadie, simplemente ejercimos nuestro derecho a la protesta política de forma simbólica y pacífica", defendió una de ellas en conversación con elDiario.es.

Tras la querella de Falange, el juez instructor y la Fiscalía vieron un delito de coacciones leves. No obstante, los jueces de la Audiencia Provincial señalan que ese delito exige una acción violenta contra una persona física, no contra una persona jurídica como la que presenta la querella (Falange). "La persona jurídica no pueden sufrir un ataque contra su integridad moral (...) ni temor o miedo a sufrir un daño causado por la violencia física anunciada", se lee en la sentencia. Los magistrados recuerdan que Falange no ha identificado a ninguna de los supuestos afectados: "Resulta imposible enjuiciar unos hechos de los que desconocemos las posibles víctimas".

La defensa de las activistas ve en el cierre de la causa "un nuevo triunfo de la libertad de expresión en los tribunales ante grupos franquistas que pretenden criminalizar cualquier postura política que se sitúe en contra de sus posiciones".

Un boicot con visibilidad a escala internacional

Según contó una de las activistas en entrevista con elDiario.es, esta era una acción que el colectivo Femen venía planeando durante años. "Queríamos visibilizar que en España se siguen permitiendo manifestaciones en las que se enaltece el franquismo", explicó Palmira a la periodista Marta Borraz. Las imágenes de la reacción violenta por parte de los miembros de Falange recibieron un eco inesperado por parte de los medios internacionales. "Nos gritaban 'puta', 'zorra', 'cerdas', 'Franco' y 'a la hoguera' mientras nos agredían", enumeró la joven.

"Lo que queríamos conseguir era visibilizar que en España se siguen organizando este tipo de actos y denunciar que se siguen permitiendo manifestaciones en las que se enaltece el franquismo", resumió. Hoy, dos años después de una protesta que dio la vuelta al mundo y de haber sido investigadas por los supuestos delitos que les atribuía la ultraderecha, la Justicia archiva el caso Falange contra Femen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats