La portada de mañana
Acceder
La crisis post COVID-19 alienta el viejo urbanismo camuflado de golf
Proyección electoral – El PNV puede sumar hasta tres escaños
OPINIÓN | El espacio de batalla, por Elisa Beni

Las muertes diarias con coronavirus se elevan a 70 mientras los nuevos contagios descienden a 246

Una fisioterapeuta trata a un paciente con COVID-19 en la UCI del hospital. Los pacientes que pasan muchas semanas ingresados necesitan que les ejerciten las articulaciones.

El Ministerio de Sanidad ha facilitado pocos minutos después de las 4 de la tarde los datos acerca de contagios y muertes por COVID-19 en España en las últimas 24 horas. Ha habido 70 fallecimientos confirmados, un pequeño repunte respecto a los últimos dos días: el viernes hubo 56 víctimas y el sábado 48. La tendencia sin embargo continúa, ya que se cumple una semana por debajo de 100 fallecimientos. De las 70 muertes, 31 han ocurrido en Catalunya, 21 en la Comunidad de Madrid y 6 en Castilla-La Mancha. Hay 246 contagios nuevos, por lo que el incremento respecto a ayer sábado, cuando se reportaron mediante PCR 361, es del 0,10%.

También ha habido en España 86 hospitalizaciones y 3 ingresos en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), aunque de estos dos últimos valores no hay cifras de Catalunya. Todas las comunidades han reportado entre 0 y 1 ingresos en UCI, a falta de las estadísticas de Catalunya. Esta región lleva días dando desfases de datos respecto a los que proporciona Sanidad, ajustando números o aportándolos con retraso, debido a que cuentan los decesos con criterios distintos a los del Ministerio. Estas últimas semanas, la Comunidad de Madrid también ha estado modificando sus datos definitivos.

El técnico de Sanidad Fernando Simón ha dejado desde esta semana de valorar los datos en sábado y domingo, para pasar a hacerlo solo de lunes a viernes. Desde esta semana también, en la que algunos parámetros de medición se han modificado por encontrarnos "en otra etapa de la epidemia", Sanidad no da datos actualizados de personas curadas.

Alrededor de una hora antes de que Sanidad publicase las estadísticas del domingo sí ha comparecido el ministro Salvador Illa, para dar cuenta de su reunión por videoconferencia con líderes territoriales. El ministro ha valorado las cifras de los últimos días. Ha destacado que el incremento de casos está en 0,19% –hoy respecto a ayer, en 0,10%–, y recordado que "veníamos de incrementos del 35% en el momento de decretar el estado de alarma" el pasado 14 de marzo.

"Día a día las cifras nos reiteran que el estado de alarma ha funcionado y que es necesario para la gestión del proceso de transición a la nueva normalidad", ha defendido Illa. El Ejecutivo ha alargado ese mecanismo, por ahora, hasta el 7 de junio, pero sitúa su fin, con una nueva prórroga, a finales de junio. También ha avanzado que los resultados de la segunda oleada del estudio de seroprevalencia que tiene en marcha el Ministerio, cuya primera tanda reveló que el 5% de la población española ha pasado la COVID-19, estarán listos la segunda semana de junio.

El Ministerio dio el viernes luz verde para que toda el área metropolitana de Barcelona, toda Castilla y León y toda la Comunidad de Madrid pase el lunes 25 de mayo de la fase 0 de la desescalada a la 1, por lo que mañana todo el país se encontrará ya oficialmente en ese proceso de transición. Es un periodo de "ensayo y error", como describen muchos analistas, y el objetivo es que, si como se prevé la salida del confinamiento estricto provoque repuntes, estos sean controlados con diagnóstico, aislamiento y seguimiento de contactos rápido.

Simón el viernes aseguraba que "la idea" a partir de ahora es que los brotes se atajen de forma "localizada" y en "territorios pequeños" que no comprometan los avances a gran escala. El técnico advirtió de que, si la difusión se convierte otra vez en incontrolable, "se podrían plantear de nuevo restricciones" y dar marcha atrás en la desescalada. Hoy domingo, el ministro Illa se ha abierto a "estudiar" que las fases duren menos de 14 días en territorios concretos que tengan datos favorables, algo que ya había planteado anteriormente para casos "muy excepcionales". Los 14 días son los que estipula el plan de desescalada del Gobierno y recomienda la Organización Mundial de la Salud para observar correctamente la evolución epidemiológica, y ha señalado Illa que es eso lo que sigue "vigente" de forma general.

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2020 - 16:26 h

Descubre nuestras apps

stats