La segunda oleada del estudio de seroprevalencia confirma que solo el 5,2% de la población española tiene anticuerpos

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón y la directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti.

El Ministerio de Sanidad ha hecho públicos los resultados preliminares de la segunda oleada del estudio de seroprevalencia ENE-COVID que comenzó hace un mes el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). La primera oleada, de hace tres semanas, arrojó que solo el 5% de la población española ha pasado la COVID-19 y por tanto tiene los anticuerpos necesarios para no volver a pasar la enfermedad al menos en un tiempo. Entonces se pudo analizar el 30% de las muestras con las que ha trabajado el ISCIII, y en esta segunda, ya con "la práctica totalidad" examinadas, se confirma esa estimación: solo el 5,21% de los ciudadanos habrían pasado la COVID-19. Equivale a unas 2.400.000 personas que han estado infectadas, con más de dos meses de confinamiento. Es una cifra que queda muy lejos de lo conocido epidemiológicamente como 'inmunidad de grupo', y que ha supuesto para nuestro país más de 27.000 fallecidos confirmados con diagnóstico clínico.

De esta segunda oleada, llevada a cabo para observar la evolución del virus y consolidar los datos, han informado en rueda de prensa el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y las directoras científicas del mismo, las doctoras Raquel Yotti (ISCIII) y Marina Pollán (Centro Nacional de Epidemiología). "No ha variado sustancialmente", ha valorado Pollán sobre este segundo informe de conclusiones respecto al primero. La diferencia es de solo un 0,2% "que era esperable", pero es "interesante constatarlo". En unas tres semanas habrá una tercera oleada.

La primera ronda ya mostró que las zonas más afectadas por la COVID-19 durante estos meses de pandemia habían sido Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha. La provincia más golpeada es Soria, como la primera vez, donde el 14,7% de los ciudadanos ha desarrollado anticuerpos para COVID-19. En Madrid, donde más fallecidos ha habido, la seroprevalencia calculada es del 11,4%. En general no hay apenas diferencias por géneros: para hombres la seroprevalencia es del 5,0% y para mujeres del 5,4%. Lo que miden los científicos del ISCIII son anticuerpos de tipo igG+, los que detectan que la enfermedad está o bien en un estadio muy avanzado o bien ya superada.



La continuidad de la investigación sí ha permitido observar cómo el virus ha seguido circulando por España durante el último mes. Y en ese sentido, solo el 0,8% de las personas analizadas que dieron negativo en la primera ronda y que se han sometido a la segunda dieron positivo en esta última, es decir, se contagiaron durante ese lapso de tiempo de entre una y tres semanas. Es un porcentaje "pequeñito", ha descrito Yotti, que "encaja con situación epidemiológica más estable que tenemos en este momento". Fernando Simón lo ha respaldado: "corrobora" que "la evolución de la epidemia es buena".

Las administraciones autonómicas y el Ministerio de Sanidad han podido diagnosticar a 287.000 pacientes, solo algo más del 10% de los que el ISCIII ha calculado que ha habido en España, sintomáticos o no. Durante más de un mes de pandemia, solo se hizo pruebas a pacientes graves que requerían hospitalización, debido al colapso de los laboratorios. Así que otra estimación "extrapolada" es que un tercio de las personas infectadas por SARS-CoV-2 lo han pasado asintomáticas y nunca fueron diagnosticadas ni sospecharon que lo estaban. Es algo más de lo que anunciaron los responsables hace tres semanas, cuando hablaron del 26%.

El estudio consta de tres oleadas que dibujan un mapa sobre cómo ha corrido el coronavirus por España. El 27 de abril trabajadores de Atención Primaria comenzaron a hacer cuestionarios y test a los participantes. Estos fueron seleccionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), buscando tener una muestra representativa. Las pruebas se hacen en las tres rondas a las mismas personas, es decir, se vuelve a los mismos hogares para volver a hacer un diagnóstico por 'test rápido'. Algo que le da más "complejidad" y por lo que han agradecido la "generosidad" de quienes dieron su 'sí'. Muchas de las muestras, las de quienes dan su consentimiento, son sometidas luego a una prueba ELISA, mucho más precisa.

En esta segunda etapa, elaborada del 18 de mayo al 1 de junio, han participado más de 64.000 personas, casi 6.000 más que en la primera. Suponen el 76% de las que fueron contactadas, y el cómputo lo convierte en el mayor estudio de tipo seroepidemiológico hecho nunca en España. Solo llega a contabilizar el nivel provincial. Las conclusiones definitivas se presentarán al finalizar las tres olas, en principio a finales de junio, ocho semanas después de que comenzara. La investigación por ahora no da datos sobre cómo se produce el contagio, ni de qué calidad son los anticuerpos. Por ahora, la comunidad científica desconoce por cuánto tiempo dura la inmunidad para la COVID-19, aunque todo apunta a que como mínimo varios meses.

Alcanzar la inmunidad de grupo o de rebaño significa que en una sociedad hay la suficiente cantidad de población ya infectada como para que se reduzcan notablemente las probabilidades de contagio, porque no queda tanta gente susceptible. Para lograrlo con una enfermedad como la que provoca el coronavirus debería haberse infectado alrededor del 60% de la ciudadanía, coinciden muchos expertos. De manera natural, eso no se ha conseguido con ninguna primera onda, como la que acabamos de superar, de ninguna enfermedad a lo largo de la historia. El otro modo de lograrlo es desarrollando una vacuna que proteja con anticuerpos generados de manera artificial.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2020 - 17:55 h

Descubre nuestras apps

stats