Toda España menos Madrid, Barcelona, Lleida y parte de Castilla y León estará el lunes en fase 3 y Galicia inaugurará la 'nueva normalidad'

Salvador Illa y Fernando Simón durante la rueda de prensa de este viernes

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado en rueda de prensa junto al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, del progreso de fases de la desescalada para los territorios cuyos presidentes autonómicos lo habían solicitado. Corresponde a los avances del lunes 15 de junio y es la última tanda antes de que decaiga el estado de alarma, el 21. Ese día, todo el país entrará en 'nueva normalidad', haya completado las tres fases de transición que planeó el Gobierno o no. Comienza así la última recta final de la salida del confinamiento de toda la población española decretado el 14 de marzo para prevenir el contagio de COVID-19.

Galicia, tras una semana en fase 3, ha confirmado al Ministerio que quería el pase ya a nueva normalidad, y "como ya dijimos", puesto que en esa fase ya hay "gobernanza plena" y pueden decidir los propios presidentes regionales, la tendrán. El Gobierno de Canarias también había adelantado que quizá la pediría, pero finalmente no lo ha hecho. En Castilla-La Mancha, Ciudad Real, Toledo y Albacete pasarán a la fase 3; en Castilla y León, León, Zamora, Palencia, Valladolid y Burgos; en Catalunya, Girona y Catalunya Central; y también saltan a la 3 toda la Comunitat Valenciana, y Ceuta. Todas las solicitudes han sido aceptadas porque "la evolución de la epidemia va muy bien" en España, ha valorado Simón. Los territorios que progresan el lunes a fase 3 acogen a 10 millones de ciudadanos, que se suman a los alrededor de 23 millones que ya la disfrutan desde el lunes 8.

En la fase 2 se queda una semana más la Comunidad de Madrid, Lleida y Barcelona en Catalunya, y Ávila, Salamanca, Segovia y Soria, en Castilla y León. Son 12 millones de ciudadanos los que se quedan en esa etapa. Las tres zonas son las únicas que solo llevan 7 días en la 2, las más rezagadas con respecto al resto de España porque empezaron la transición más tarde debido a la virulencia ahí de la primera ola de la pandemia. Finalmente, ninguno de los tres presidentes ha pedido adelantarse.

Este viernes se cumple, ha recordado el ministro, 90 días desde que se decretó el estado de alarma y con él el aislamiento obligatorio de toda la ciudadanía. Estamos concluyendo un proceso que ha sido "uno de los más duros" de la Unión Europea, pero gracias al cual, según Illa, "España está saliendo" de la crisis sanitaria. Preguntado por el proceso judicial por el permiso de la Delegación del Gobierno a la celebración del 8M, que hoy ha sido archivado, Illa ha respondido precisamente que "el Gobierno lo ha dado todo, lo que tenía y lo que no tenía" para frenar la pandemia y, gracias a eso, "Galicia puede ya beneficiarse" y pasar a nueva normalidad, y el resto lo harán el día 21.

Los ejecutivos regionales podrán en la 'nueva normalidad' imponer restricciones y recomendaciones, pero ya no habrá limitación de la movilidad entre regiones ni el Ministerio de Sanidad podrá imponer condiciones como ha hecho estos tres meses como mando único. A partir del 21 de junio, sin estado de alarma, la ciudadanía se podrá trasladar libremente entre regiones, y el Gobierno central y los autonómicos solo tendrán "herramientas" para poder llevar a cabo "restricciones quirúrgicas" en unidades sociales concretas en las que surja un brote, con orden judicial y basándose en la Ley Orgánica de Medidas de Salud Pública de 1986, han explicado Simón e Illa. Se hizo así en febrero en Igualada (Barcelona) y en un hotel de Adeje (Tenerife). Aplica igual para las zonas que ya no vayan a completar la desescalada y los 14 días en cada fase, como va a pasar en Madrid, Lleida y Barcelona y parte de Castilla y León, puesto que solo quedan 7 de estado de alarma.

Sin esas limitaciones de Sanidad, "la clave de la nueva normalidad", ha dicho Illa, será "la responsabilidad de los españoles", "no perderle el respeto al virus" porque sigue entre nosotros "y todavía hay brotes". "Hay que seguir las cuatro reglas cardinales: distancia interpersonal idealmente de 2 metros pero mínimo de metro y medio, lavado de manos, mascarilla y extremar la higiene en sitios públicos. Si hacemos todo eso ya tenemos mucho ganado". Tendrán que mantenerse esas y otras reglas, desplegadas en un real decreto ley que el Consejo de Ministros aprobó el martes, hasta que la COVID-19 esté controlada con una vacuna o un tratamiento muy eficaz y así lo acrediten los organismos internacionales, el CCAES y las comunidades autónomas. Los cálculos más optimistas hablan de al menos un año.

Este viernes, la Comunidad de Madrid ha anunciado que pediría el cambio a la fase 3 para el 21, algo que ya no tiene sentido por sí solo si ese día decae el estado de alarma y con él el mando único de Sanidad y las restricciones a la movilidad. Sin embargo, Fernando Simón ha apuntado a que "todo lo que se pueda discutir en conjunto" es "beneficioso", así que, aunque la desescalada no vaya a seguir estrictamente en Madrid o en Barcelona, están "muy abiertos a esa línea" y a seguir en comunicaciones. Sí va a comportar más "riesgo" y "dificultades" en el rastreo de casos y contactos, ha reconocido Simón, la reapertura de fronteras el 1 de julio. Actualmente, el 40% de los contagios que se detectan son importados de otros países, "fundamentalmente" de América Latina y EEUU. Sin embargo, ha entendido la decisión porque "tal vez algún día seamos un país que vivamos de la ciencia, pero por ahora vivimos del turismo".

El ministro Illa ha mantenido 6 reuniones bilaterales a lo largo de esta semana con representantes de las autonomías y ha estado en contacto telefónico con todas las comunidades. Todas las decisiones de este viernes y de los anteriores cambios de fase recaen en última instancia sobre él, con la información que le presentan las consejerías y los informes del CCAES y de la Dirección General de Salud Pública. El Ministerio estableció 14 días mínimo en cada fase, aunque iba a ser "flexible" si alguien pedía apresurarlo. Solo lo pidió la semana pasada Andalucía, para que Málaga y Granada se acompasaran al resto de la comunidad, y fue aceptado.

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2020 - 14:09 h

Descubre nuestras apps

stats