No lo vimos venir: fans del pop coreano troleando pacíficamente a Vox

Una de las imágenes creadas bajo la etiqueta #AbascalPrincesa

Hay que reconocerlo: el mundo se ha vuelto un lugar difícil de predecir. Igual que nadie podía esperarse hace un año que papel higiénico, levadura y mascarillas se convirtieran en algunos de los productos más vendidos, pocos analistas políticos se podían imaginar que fans del K-pop (pop coreano) fueran a construir campañas contra la ultraderecha en Internet.

Estos días a través de Twitter en España #AbascalPrincesa y #FachaqueveoFachaqueFancameo comenzaron a acumular cientos de contenidos que conseguían miles de retweets y 'me gusta', consiguiendo situar las etiquetas entre las más vistas durante varios días.

Como suele pasar con muchas de estas prácticas, los medios de comunicación las explicamos cuando se viralizan y emergen de forma masiva. Pero este tipo de troleo no es nuevo: según Know Your Meme (la enciclopedia del meme), esta práctica está llevándose a cabo, que se sepa, desde hace varios años. Así que, seas o no boomer, aquí van algunas explicaciones básicas para orientarse:

- Fancam (o fancameo, como se menciona mucho en español) hace referencia a un contenido digital, generalmente vídeos de baja calidad (pero también puede referirse a otros contenidos más elaborados), publicado en Internet por fans acerca de alguna celebridad, normalmente grupos de música. Es decir, publicidad gratis hecha por fans de sus productos culturales preferidos. El término se usa desde hace más de una década y aparece documentado en el Urban Dictionary en 2010.

- El K-Pop (pop coreano) es un género musical que se relaciona con grupos de música popular contemporánea de Corea del Sur o que han nacido bajo la influencia del estilo de los mismos (es decir, no necesariamente están siempre ubicados en dicho país). Los orígenes son complejos y parten de los años 40, pero el K-Pop tal y como se conoce hoy se despliega como fenómeno masivo a partir de los 2000. Los y las fans son conocidos como kpopers y destacan por generar muchos contenidos digitales en honor a sus grupos preferidos.

- Shitposting es como se conoce, entre otro tipo de prácticas y acciones, al tipo de respuestas sin aparente sentido que buscan distraer una conversación. También se considera como spam no comercial.

- El Fancameo kpoper tiene su origen en el intento de los grupos de fans por mejorar las visualizaciones de sus bandas al adherirse a contenidos que ya se han viralizado. El matiz social o político, tal y como detallaba Sage Anderson en Mashable en un artículo de julio de 2019, podría tener su origen en un tipo de respuestas que llevan a cabo fans de algunas de las bandas más populares como BTS (cuyo grupo de fans se hace llamar ARMY): "Spamean las respuestas de personas que hacen comentarios ignorantes o xenófobos sobre BTS, dando por sentado con sus mensajes que están demasiado ocupados para desacreditar a quien hace la ofensa".

- El fancameo kpoper contra cuentas de ultraderecha sigue la lógica descrita anteriormente, solo que el objetivo de este tipo de shitposting o troleo irónico y pacífico es abiertamente crítico y busca ironizar sobre contenidos racistas o supremacistas procedentes de dichas cuentas o de las campañas que estas organizan. Se empieza a llevar a cabo a partir de la segunda mitad de 2019.

En España, una joven de Valencia cuya cuenta ahora está suspendida en Twitter (@gwsncity) llamaba a la organización en su cuenta el pasado lunes: "Les kpopers estamos haciendo un chat para organizarnos y spamear a cuentas como Vox, Abascal y Trump con fancams, comentar si os queréis unir, rt para que llegue a más gente". Dos días más tarde, explicaba abiertamente en declaraciones a El País el origen de esta campaña: "Yo antes ya les ponía fancams a Vox y a Abascal pero lo hacía más para fastidiarles, de hecho Vox me tiene bloqueada, pero cuando vi lo que pasó con las fancams y la Policía en Estados Unidos pensé que sería una buena forma de darles uso aquí en España".

Se refiere a lo sucedido hace unos días en EEUU. En medio de las protestas antirracistas provocadas por la muerte de George Floyd, la Policía de Dallas lanzaba iWatch Dallas, una aplicación para que la ciudadanía enviara vídeos "de actividades ilegales llevadas a cabo por los manifestantes". En vez del "cualquiera es artista" de Joseph Beuys, algo así como "cualquiera puede ser un policía". Durante las siguientes horas después de su lanzamiento, la app colapsó. ¿Qué había pasado? Fans del K-Pop.

Además de llenar las redes de respuestas con vídeos de K-Pop, la app recibía miles de votaciones negativas en Play Store y en la App Store. Muchas de las votaciones eran acompañadas de mensajes como Black Lives Matter o ACAB. Esta última expresión, que significa All Cops Are Bastards (todos los policías son unos bastardos) tiene además otras ramificaciones que a priori no se conectan de forma explícita y aparente con el K-Pop: durante los años 80, el grupo de música The 4 Skins popularizó un término (que ya había aparecido previamente en algunas cárceles de Reino Unido) con una canción que posteriormente se convertiría en un símbolo de denuncia de la brutalidad policial asociado a entornos anarquistas y punks.

El lunes, la Policía de Dallas anunciaba que la app estaría temporalmente inhabilitada. Pero las y los K-popers no se iban a quedar ahí. El martes se lanzaba #BlackOutTuesday, "El apagón del martes", organizado por grandes compañías discográficas y que pedía compartir imágenes en negro para reflexionar sobre el racismo. Esa misma noche, esta y otras de las múltiples campañas online que han acompañado las manifestaciones en la calle (especialmente Black Lives Matter) era contrarrestada por #WhiteLivesMatter, acompañada de mensajes racistas y supremacistas. En pocas horas la etiqueta se llenaba de nuevo de vídeos de pop coreano. Otra victoria por parte de fans del K-Pop.

Así se llegó a lo que hemos vivido esta semana en España en Twitter, dando lugar a contenidos tan inesperados como una kpoper bailando con la revista que anunciaba la muerte de Franco de fondo y con la etiqueta #AbascalPrincesa. "Lo de Abascal Princesa es para ensuciar sus búsquedas en Twitter", puntualizaba @gwsncity. Vox se dedicaba a bloquear después muchas de las cuentas que enviaban contenido kpoper en un intento por contrarrestar la avalancha.

Lo que no está claro es si para el algoritmo de Twitter estas interacciones perjudican o benefician la visibilidad del partido. La cuenta de reciente creación @nolesdescasito, y que acumula 10.000 seguidores en dos semanas, considera que la interacción directa con determinados contenidos puede favorecer su visibilidad, aunque lo que se busque sea criticar el mensaje que envían.

Y si ya sientes que estás en control de la situación con respecto a este tipo de contenidos, lenguajes y acciones que forman parte de una guerra cultural digital en medio de una pandemia mundial, te dejamos con la segunda temporada. Un crossover entre el meme del perro y los fancameos kpopers contra la ultraderecha.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2020 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats