eldiario.es

9

INTERNACIONAL

La intrahistoria del juicio que tumbó al gran magnate de Hollywood: así fue el proceso contra Harvey Weinstein

El juicio al productor ha dejado desde protestas en la calle a ataques para desprestigiar a las testigos o al uso de un vestido como prueba

Weinstein ha sido declarado culpable de dos delitos, uno por violación,pero le absuelve de la acusación más grave, que podría haberle costado la cadena perpetua

Retrasan el comienzo del juicio contra Harvey Weinstein para el 3 de junio

El productor Harvey Weinstein durante una de las sesiones del juicio EFE

El juicio por violación a Harvey Weinstein ha ofrecido tensión y momentos sorprendentes a medida que el productor cinematográfico, caído en desgracia, se enfrentaba a las acusaciones de tres mujeres que alegaban haber sido agredidas sexualmente. Weinstein se enfrentaba a cinco cargos. Dos de ellos por violación, uno por obligar a alguien a realizarle sexo oral y dos por agresión sexual premeditada y sistematizada. Este lunes, el jurado ha dictaminado que es culpable de un delito sexual en primer grado por obligar a practicarle sexo oral en 2006 a Miriam Haley, quien fuera asistente de producción de la serie Project Runway (Pasarela a la fama, en español) y por violación en tercer grado. El mismo jurado lo ha absuelto de los cargos más graves, una violación en primer grado y la conducta sexual predatoria.

El juicio, que ha sido objeto de una intensa cobertura en los medios, ha contado con un variado plantel de personajes. El propio Weinstein acudió todos los días a las vistas apoyándose en un andador con el que se recupera de un accidente de coche sufrido el pasado verano. La abogada con bufete en Chicago Donna Rotuno, especializada en casos de hombres acusados de abuso sexual, ha sido la encargada de dirigir su defensa. La fiscal ha sido Joan Illuzzi-Orbon, responsable del distrito neoyorquino y con fama de dura.

Estos son algunos de los momentos más relevantes que han marcado el juicio que prendió la mecha del movimiento 'Me Too':

Las supervivientes alzan su voz contra Weinstein

El inicio de juicio quedó marcado por dos protestas que tuvieron lugar en la primera semana del proceso. El primer día, un grupo de unas dos docenas de mujeres sostuvo en silencio carteles con lemas como "Justicia para las supervivientes" y miró fijamente a Weinstein mientras entraba en el juzgado. Poco después de su llegada, el grupo, que se autodenomina "Silence Breakers" (Quienes rompen el silencio), ofreció una rueda de prensa en la acera de enfrente para celebrar que comenzaba la vista oral de la causa.

Pocos días después, otro grupo de mujeres representó en el exterior del juzgado la performance contra la cultura de la violación ideada en Chile 'Un violador en tu camino'. "El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que hemos visto", cantaron en inglés y español. Sus voces pudieron oírse desde dentro de la sala. Los abogados de Weinstein argumentaron que la protesta podía influir sobre los miembros del jurado. El juez respondió que no se oía con claridad y que no sería la única protesta en oírse durante el juicio.

Una modelo que pudo ser parte del jurado

La modelo Gigi Hadid fue una de entre cientos de posibles miembros del jurado que fueron llamados al juicio durante el periodo de selección del jurado. Cuando le preguntaron si conocía al acusado, dijo que se habían visto antes. Dijo también que es amiga de Salma Hayek, una actriz que acusó a Weinstein de abuso sexual. Se sabe que Hadid es amiga de Cara Delevingne, que también ha acusado a Weinstein por acoso.

Cuando el juez preguntó a Hadid si podía ser imparcial durante el juicio, dijo: "Creo que todavía puedo mantener la mente abierta en lo relacionado con los hechos". Se llevó una encuesta para posibles miembros del jurado pero fue descartada cuando volvió a presentarse unos días más tarde. El equipo de defensa de Weinstein argumentó que la aparición de Hadid demostraba que Manhattan tiene demasiada "atmósfera de carnaval" como para celebrar el juicio en ese lugar y pidió que se celebrara en otro lugar, lejos de Nueva York. El juez rechazó la petición.

El juez amenaza con revocar la fianza de Weinstein por utilizar su teléfono en la sala

James Burke, el responsable del caso, un juez conocido por la suavidad de sus formas, reprendió a Weinstein con toda la firmeza por usar su teléfono durante los momentos iniciales de la vista. "¿Es así como quiere acabar en la cárcel el resto de sus días, por enviar mensajes de texto saltándose una orden judicial?", le preguntó Burke al productor

Burke le dijo a Arthur Aidala, uno de los abogados de Weinstein, que anularía la fianza de dos millones de dólares si volvía a ver al acusado usando su teléfono. El equipo de Weinstein argumentaría después que el juez mostró cierta parcialidad al decir que Weinstein acabaría en la cárcel de por vida, ya que eso mostraba que el juez creía que sería condenado. Burke negó rápidamente esa acusación. "Lo que quería hacer era asustarlo lo suficiente como para que no volviera a usar su teléfono".

Un actriz reprodujo el acto de acoso ante el jurado

Annabella Sciorra, la testigo de perfil más alto de entre las seis mujeres que testificaron, fue la primera en hacerlo. Y reprodujo el modo en que Weinstein la levantó y agarró los brazos sobre la cabeza cuando abusó de ella a principios de la década de los 90. "Me cogió las manos y las puso por encima de la cabeza para mantenerlas hacia atrás" explicó mientras reproducía lo que explicaba mirando al jurado. "Después se puso sobre mí y me violó".

Mientras describía lo sucedido, su voz se quebraba y tuvo que secarse los ojos con pañuelos de papel en varias ocasiones. Sciorra lloró de manera evidente cuando le contó al jurado que Weinstein le dijo justo después de eyacular sobre su bata "controlo mis tiempos a la perfección". Tras el incidente, Sciorra dijo que se deprimió y recurrió a la bebida o a provocarse cortes en la piel para anular la sensación de dolor.

Una testigo rompe a llorar en el estrado durante un interrogatorio

Durante la segunda jornada de interrogatorios, una de las principales testigos del proceso rompió a llorar desconsoladamente mientras intentaba leer en alto una carta que le escribió a su novio en la que hablaba de su relación con Weinstein. El juez suspendió la sesión ya que la testigo carecía de consuelo.

Llegados a ese punto, el jurado había visto cómo la testigo se quebraba en varias ocasiones mientras describía la relación que tuvo con Weinstein, a quien describió como un "Jekyll y Hide" –alguien con dos caras, una persona encantadora que podía hacerte sentir bien cuando lo deseaba y hundirte si no te plegabas a sus deseos–.

La testigo alegó que Weinstein la violó dos veces en 2013 y que ambos mantuvieron una relación complicada que en algunos momentos fue de mutuo acuerdo. La defensa de Weinstein argumentó que todos los encuentros sexuales mantenidos fueron voluntarios como demostraba, a su juicio, que la mujer había mantenido relación con él después de los supuestos abusos.

Se mostraron fotos de Weinstein desnudo al jurado a modo de prueba

El juzgado mostró varias pruebas al jurado que no estuvieron disponibles para toda la sala. Se cree que eran fotos de Weinstein desnudo debido a los bocetos realizados por dibujantes presentes durante el juicio. Antes de que el jurado pudiera ver las fotos, la defensa Weinstein trató de evitar que pudieran usarse como prueba argumentando su irrelevancia. Pero se impuso el criterio de la Fiscalía y los miembros del jurado se pasaron las fotos. Algunos sólo echaron un vistazo rápido antes de pasarlos a quienes tuvieran al lado.

Dos testigos dieron detalles íntimos sobre rasgos físicos de Weinstein. Una de ellas, una de las testigos principales, dijo que aparentemente Weinstein tiene una gran cicatriz en el cuerpo. Como si le hubieran quemado. Dijo también que pareciera que no tiene testículos. Otra dijo que tenía muchas cicatrices y que "no vio que hubiera bolas en la bolsa" (en referencia al escroto). Durante su alegato final, la abogada de Weinstein dijo que mostrar las fotos de Weinstein desnudo al jurado fue un intento de "avergonzarlo".

La defensa sacó el vestido que llevaba una de las testigos la noche del ataque

Durante el interrogatorio de Laura Young, Damon Cheronis, uno de los abogados de Weinstein, se puso un par de guantes y sostuvo un vestido blanco de encaje, el mismo que Young aseguraba llevar puesto la noche que Weinstein abusó de ella en 2013. Young argumentó que no había tocado el vestido desde entonces.

La testigo describió al jurado el modo en que Weinstein la atrapó en el baño de una habitación de hotel, le bajó el vestido, agarró uno de sus pechos y se masturbó frente a ella diciendo "esto es lo que todas las actrices hacen para lograrlo".

Traducido por Alberto Arce.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha