eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Andalucía pierde en el reparto de la PAC, pese al aumento del presupuesto nacional

COAG y UPA denuncian un acuerdo político que lesiona los intereses andaluces mientras que ASAJA cree que es la solución menos mala

Andalucía ha sido la única comunidad que se ha opuesto a la propuesta de reparto interno de las ayudas del gobierno

- PUBLICIDAD -
Arias Cañete logra un consenso básico con las 17 Comunidades Autónomas para aplicar la PAC

Arias Cañete logra un consenso básico con las 17 Comunidades Autónomas para aplicar la PAC

Después de dos días de reuniones ,y tal como vaticinaban la Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias, el reparto interno de fondos europeos para la Agricultura se ha cerrado y Andalucía es la comunidad que pierde. 418 millones a decir de la Administración autónoma y 480, según la Unión de Pequeños Agricultores.

En marzo, cuando los ministros de Agricultura de la Unión Europea cerraron el acuerdo sobre la Política Agraria Común (PAC), el gobierno español destacó que España aumentaba fondos, un 1,2 por ciento que venían a suponer 524 millones de euros más para el periodo 2014-2020. En ese tiempo llegarán a España 43.991 millones, 35.700 de ayudas directas y 8.291 destinados a desarrollo rural. Durante los últimos 7 años han llegado 43.467 millones de euros, 35.414 en ayudas directas y 8.053 millones en ayudas al desarrollo rural.

Algo más de la cuarta parte de ese dinero llegaba a Andalucía y las expectativas de la Junta y de las organizaciones agrarias, que han hecho frente común en los últimos meses, eran mantener esa inversión en el territorio. El Ministerio ha avanzado que ninguna comunidad pierde más del 10% de lo que venía recibiendo. Ese es el porcentaje que, según la Junta, pierde Andalucía.  

Entre 2007 y 2013, de los 8.053 millones destinados a desarrollo rural, Andalucía recibió 1.906. Según los cálculos de la Junta, de ese montante se pierden 211 millones. A eso suma una rebaja de la aportación del Ministerio a esos programas en 47 millones de euros y otra rebaja de 160 millones en ayudas directas. A esos datos, la UPA suma otro 97 millones de euros porque no se han tenido en cuenta las propuestas andaluzas de incluir el olivar de montaña, la uva pasa y el ganado caprino entre las producciones que reciben ayudas acopladas para garantizar su continuidad.

UPA insiste en que “el acuerdo obedece más a un reparto político, en el que paga Andalucía, y no a un modelo profesional, a favor de los agricultores y ganaderos”, en palabras de su secretario general, Agustín Rodríguez. Ha sopesado denunciar el acuerdo porque no cumple algunos puntos de los reglamentos comunitarios, en materia de ayudas acopladas, pero el Ministerio deja una puerta abierta a la revisión de la fórmula de reparto de esas subvenciones en julio de 2016. Esto cierra el camino judicial.

COAG también ha reprochado al ministro de Agricultura haber “cerrado la PAC aplicando intereses políticos y no criterios objetivos, con lo que roba presupuesto a Andalucía y machaca el futuro de la agricultura y ganadería profesional”, en palabras del secretario general Miguel López. Esta organización pone de manifiesto que en Andalucía casi el 60 por ciento de la población vive en el medio rural y que las ayudas son un condicionante básico para generar empleo.

Sólo ASAJA ha hecho una valoración positiva. Lamenta que los cultivos andaluces que aspiraban a percibir ayudas acopladas queden fuera del listado de perceptores pero insiste en que “el grueso de las ayudas se mantendrá prácticamente igual”, especialmente en Jaén, donde las demás organizaciones denuncian la pérdida de 144 millones de euros (aproximadamente un tercio de los recortes en toda Andalucía) durante todo el periodo.

No obstante, ASAJA confía en la palabra del ministro Arias-Cañete que ha prometido crear un grupo de trabajo para estudiar fórmulas de apoyo al olivar de montaña que, por sus características, no admite mecanización y tiene un mayor coste de producción. En caso de que no sea posible “habrá que negociar para que sea la propia Consejería la que, a través de otros mecanismos, haga factible que esta ayuda venga a este olivar cuya viabilidad económica está en peligro”, ha dicho el gerente de la organización en Jaén, Luis Carlos Valero.

¿Margen de respuesta?

La Consejería, de momento, se ha limitado a valorar negativamente el acuerdo y ha señalar las pérdidas que acusará Andalucía. Este jueves la consejera de Agricultura, Elena Víboras, volverá a reunirse con las organizaciones agrarias para valorar cómo queda definitivamente el reparto de ayudas y qué margen de actuación hay para amortiguar los efectos del acuerdo. Aún no se conoce qué comunidades serán las principales beneficiadas. Aunque los productores dan por hecho que todas las demás. En la conferencia sectorial sólo la consejera andaluza ha hecho constar su rechazo al acuerdo.

Hasta ahora, los agricultores daban por seguras las pérdidas a nivel individual. Hace cuatro años se reconocía en torno a 17 millones de hectáreas con derecho a subvención y ese número ha subido a 22,5 millones. Es decir en torno a un 25% más de perceptores para un paquete de ayudas que ha subido poco más de un 1%. Lo que desde ya es seguro es que, además, Andalucía también recibe menos fondos como territorio. A pesar de que España, como país, ha visto aumentado su sobre.   

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha