eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Aznalcázar derogará el peaje rociero al asumir Junta y Diputación los costes de los pinares

El Ayuntamiento derogará los aspectos de la ordenanza de uso público y aprovechamiento de espacios forestales relativos a la fianza de 3.000 euros y cuotas de 25 euros por vehículo para las hermandades rocieras que pernocten o sesteen en los pinares.

- PUBLICIDAD -
Refuerzan el dispositivo de seguridad en El Rocío donde se espera la asistencia de unas 40.000 personas

La alcaldesa de Aznalcázar (Sevilla), Dolores Escalona (PSOE), ha anunciado este lunes que derogará los aspectos de la ordenanza de uso público y aprovechamiento de espacios forestales relativos a la fianza de 3.000 euros y cuotas de 25 euros por vehículo para las hermandades rocieras que pernocten o sesteen en los pinares del municipio, al haber alcanzado un acuerdo con la Junta y la Diputación provincial, según el cual estas administraciones asumirían los costes de la adecuación, mantenimiento y limpieza de los pinares, aunque con mano de obra del municipio.

El pleno celebrado por el Ayuntamiento de Aznalcázar el pasado 4 de noviembre, como se recordará, supuso la aprobación de la ordenanza municipal reguladora del uso público y aprovechamiento de espacios forestales, si bien dicho texto contó con el voto contrario del PP.

Esta ordenanza, en concreto, obliga a las hermandades rocieras que pernocten o sesteen en los conocidos pinares de este municipio, a entregar una fianza de 3.000 euros cuya devolución está sujeta a la ausencia de perjuicios durante su estancia, además de una cuota de 25 euros a pagar por cada vehículo de estas comitivas rocieras.

EL PEAJE ROCIERO

En ese sentido, la alcaldesa de Aznalcázar manifestaba a Europa Press que los ayuntamientos de Almonte e Hinojos, ambos en la provincia de Huelva, aplican medidas similares con las hermandades, detallando que la fianza de 3.000 euros por pernoctar o sestear en los pinares del municipio se aplicaría a las hermandades rocieras para prevenir cualquier perjuicio al municipio a cuenta de las actividades de las comitivas rocieras, porque en ocasiones, "cuando pasa una hermandad, aquello parece África". Aludía así a los residuos abandonados en los espacios forestales o los desperfectos en los pinares tras el paso de los peregrinos.

En cuanto a la cuota de 25 euros por vehículo, explicaba que las hermandades que deciden pernoctar o sestear en los pinares de Aznalcázar generan unos gastos al Ayuntamiento en materia de seguridad y limpieza, con lo que argumentaba que se trata de un modo de compensar tales costes.

La Asamblea Comarcal de Hermandades de Sevilla, ante esta tesitura, ha acordado de "forma unánime" que las carretas de las hermandades sevillanas eludan el tramo del camino correspondiente al término municipal de Aznalcázar, al objeto de evitar someterse a esta normativa y su correspondiente desembolso económico.

OTRO GIRO MÁS

Pero ya este lunes, la alcaldesa ha anunciado a Europa Press que ha decidido "derogar" los citados aspectos de la ordenanza municipal después de una reunión con la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, y el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. Mientras en un comunicado la Diputación ha informado de la consecución de "un acuerdo por el que Junta y Diputación pondrán sobre la mesa nuevos recursos para hacer posible la conciliación entre la preservación de una de las tradiciones con más arraigo en la provincia y la garantía de la sostenibilidad ambiental de los montes propios del municipio de Aznalcázar y el entorno del Quema", la alcaldesa ha sido más explícita.

Según la alcaldesa, mediante este acuerdo la Junta y la Diputación asumirían "los costes de la mano de obra" necesaria para la adecuación de los espacios forestales afectados por el peregrinaje de las hermandades, su mantenimiento y su limpieza", aunque contratando para ello "a personal del municipio". La alcaldesa, además, explica que las administraciones reforzarán además las medidas de concienciación y vigilancia para que los peregrinos causen el menor perjuicio posible a los pinares.

Escalona, además, ha lamentado "la chispa" o giro del conflicto a cuenta de la reciente decisión de las hermandades, defendiendo que en todo momento les ha ofrecido "diálogo" y que su intención siempre ha sido proteger los pinares de Aznalcázar, de gran valor natural, y compensar los costes que las arcas municipales sufren para que los mismos estén limpios antes, durante y después del paso de las hermandades.

A lo largo de las próximas horas, la alcaldesa espera contactar con las hermandades al objeto de concertar una reunión con sus máximos representantes y debatir los términos de este acuerdo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha