eldiario.es

Menú

ARAGÓN

PP, Ciudadanos y PAR, en contra de impedir que los colegios concertados de Aragón cobren a los alumnos

Las Cortes de Aragón aprobaron, con el voto a favor de PSOE, CHA e IU, una moción de Podemos solicitando que se vigile y se impida que los centros concertados puedan pedir aportaciones a los alumnos

PP, Ciudadanos y PAR votaron en contra dejando entrever que estas prácticas no se llevaban a cabo. eldiario.es ya desveló el caso de un colegio que amenazaba a los padres con quitar asignaturas a sus hijos si no pagaban a su fundación religiosa

- PUBLICIDAD -
Fuentes del sector y sindicatos aseguran que es una práctica habitual.

Fuentes del sector y sindicatos aseguran que es una práctica habitual.

El pasado 14 de agosto, eldiario.es dio en exclusiva el caso de un colegio concertado de Zaragoza que pedía a los padres aportaciones para su fundación religiosa so amenaza de quitar asignaturas a sus hijos. Fuentes del sector y sindicatos aseguran que es algo muy común. La noticia empujó al Ejecutivo autonómico a 'recordar' a los centros que es ilegal. Ahora las Cortes de la Comunidad van más allá: aprobaron una moción, presentada por el Grupo Parlamentario de Podemos, para que se impida a los colegios desarrollar estas prácticas. La propuesta salió adelante con la aprobación de PSOE y Grupo Mixto (CHA e IU) y los votos en contra de PP, Ciudadanos y PAR.

En el texto de la moción se solicita al Gobierno que elabore un estudio sobre "la compatibilidad de que los centros sostenidos con fondos públicos puedan solicitar aportaciones voluntarias a las familias". Se pretende, dice, "que estos centros no puedan exigir aportaciones en concepto de matrícula, de reserva de plaza, ni imponer la obligación de hacer aportaciones a fundaciones o asociaciones; ni tampoco exigir la adquisición del material escolar para comprar en el propio centro".

Carlos Gamarra, que fue el encargado de defender la moción por parte de la formación morada, aseguró que la legislación es muy clara, pero que "hecha la ley, hecha la trampa". Explicó que "una gran parte de estos centros, usando el eufemismo que las denomina 'aportaciones voluntarias', obliga a pagar  cuotas a las familias con el objetivo de hacer caja y evitar la entrada de familias con escaso poder adquisitivo". Aún compartiendo algunas de las apreciaciones de Gamarra, la diputada del PSOE Margarita Périz señaló que "puede haber desmanes, pero no excesivos".

En el extremo contrario se mostraron los diputados de PP, Ciudadanos y PAR, que no dejaron pasar la oportunidad de acusar a Podemos de querer acabar con este tipo de educación. La popular Ana Marín explicó que la iniciativa "intentaba manchar el nombre y la acción de muchos colegios que hacen un extraordinario trabajo". Instó a Gamarra a que dijera "de dónde ha sacado la información" y a que diera "nombres propios". Tampoco se desvió del guion María Herrero, del PAR. Para ella, el debate "tiene mucho calado ideológico" porque "Podemos quiere asfixiar a los centros concertados para que no existan".

Por Ciudadanos, que ya pidió más dinero para la Educación y la Sanidad concertada, tomó la palabra su portavoz, Susana Gaspar. Sugirió a Gamarra que, "si tiene certeza, por favor, vaya a los tribunales". Su negativa a compartir la iniciativa se basó en que en el texto se afirma que "gran parte de de estos centros realizan esta práctica". Con las medidas que plantean, concluyó, "se reduce la autonomía de los centros".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha