eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las otras razones de la marcha de uno de los científicos más prestigiosos de España

La ausencia del investigador Juan Carlos Izpisúa en España, la falta de control sobre la propiedad intelectual de su producción científica y sus patentes se encuentran entre los motivos del cese del director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona

- PUBLICIDAD -
Logran simplificar la generación de células madre a partir de células adultas

Izpisúa no ha concretado qué falta de apoyo le ha impulsado a dimitir.

Juan Carlos Izpisúa, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB),  ha anunciado a través de fuentes cercanas que deja la ciencia en España. El motivo esgrimido en el artículo que explica su partida en el diario  El País era la falta de apoyo financiero y político. Después, sin embargo, se explica en el mismo texto que las administraciones central y catalana, responsables del CMRB, mantienen su aportación y no se aclara en ningún momento si se ha negado a algún tipo de demanda económica extraordinaria por parte de Izpisúa. El propio investigador, preguntado por este medio, tampoco ha concretado qué falta de apoyo le ha impulsado a dimitir.

Fuentes que conocen el funcionamiento del centro consideran que algunas otras discrepancias han podido acelerar la marcha de uno de los investigadores más prestigiosos del mundo en  medicina regenerativa. Además, pese a que Izpisúa asegura que ha dimitido, en un comunicado enviado por el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, se afirma que el patronato del centro “expresa la necesidad inexcusable de cambiar aspectos relevantes de la gestión y organización del centro”. Desde el mismo departamento recalcan que la decisión la tomó el patronato y que en su momento lo hizo de común acuerdo con el investigador.

Por un lado, Izpisúa, que también dirige el  Laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk de California, pasaba allí la mayor parte de su tiempo. Además el investigador cuenta con la propiedad intelectual de la mayor parte de los proyectos de investigación del CMRB. De hecho, se llevará, según  El País, 18 de los 21 proyectos con que contaba el centro. Ahora, la Generalitat explica que con la nueva dirección se quiere diversificar esta propiedad para fortalecer el conjunto y no centrar el valor del centro en una sola persona.

Joan Guinovart, director del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), considera que “no es normal” esta concentración. Según ha explicado, él mismo, como director del IRB, solo tiene tres de los más de cien proyectos que están repartidos homogéneamente entre los investigadores que trabajan allí.

El sustituto de Izpisúa al frente del CMRB será Ángel Raya, hasta ahora coordinador científico del centro y un investigador de prestigio internacional en el ámbito de las células madre y la medicina regenerativa. Él podrá tener ahora una mayor presencia que el anterior director y será mucho más barato, ya que no cobrará por sus servicios como director.

Esta mayor cercanía del principal responsable se incluye también entre los posibles motivos del cambio de dirección. “Gestionar un centro en la distancia implica mayores dificultades”, apuntan desde la Generalitat. Además, según fuentes cercanas a la gestión del centro, el contrato del investigador requiere una presencia mínima en España que no cumplió.  No se aclara, sin embargo, por qué se permitió que se incumpliese ese contrato durante tanto tiempo, teniendo en cuenta que Izpisúa nunca se planteó estar a tiempo completo en el CMRB.

Algunos investigadores, como  Manuel Serrano, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, o el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, han lamentado la pérdida de Izpisúa, que consideran muy importante.

Otros, como Guinovart, consideran que se ha armado un revuelo excesivo por algo “que debería tomarse con normalidad” como es la sustitución del director de un centro de investigación. “Yo no creo que esto tenga que ver con la crisis económica ni con una retirada de apoyo. Es una situación particular de este centro y este investigador”, plantea. “La buena noticia es que el centro continúa y que va a seguir haciendo investigación puntera”, afirma.

Guinovart valora la aportación del ya exdirector del CMRB, como de otros científicos de gran prestigio que se encontraban en el extranjero y ayudaron a reforzar el sistema de investigación español, incluso desde la distancia. “Lo que hay que plantearse también es si aquellos modelos que sirvieron entonces sirven ahora”, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha