eldiario.es

Menú

El Museo del Ejército de Toledo tendrá nueva contrata de conserjes en diciembre

La nueva adjudicataria de Defensa volverá a ser OMBUDS, la anterior a la polémica Proman, a la que los trabajadores llevaron a los tribunales por despidos y bajos salarios

La nueva empresa todavía no ha confirmado si se hará cargo de los trabajadores que ahora están de “baja obligatoria” o en huelga  

Con este contrato, podrá llevarse a cabo la exposición sobre Cervantes cuya inauguración está prevista para el 29 de noviembre. El Museo ha estado tres meses con las salas de exposiciones cerradas.

- PUBLICIDAD -
Museo del Ejército de Toledo

Museo del Ejército de Toledo

Siguen en vilo todos los conserjes que se mantienen de baja o en huelga en el Museo del Ejército de Toledo. Este centro ya tiene una nueva contrata para hacerse cargo de los puestos de auxiliares de Servicio y Control. Será OMBUDS, quién se hizo cargo de esta adjudicación antes del que el Ministerio de Defensa la relevara y pusiera al frente a la polémica Proman Servicios Generales, que generó un conflicto laboral del que ya se cumplen dos años. Pero pese a esta solución, que se implantará con fecha 1 de diciembre, la plantilla de conserjes aún no sabe si la nueva empresa se hará cargo de la subrogación de los trabajadores, puesto que no disponen de convenio colectivo ni hasta ahora Defensa les ha comunicado nada.

El Museo del Ejército que alberga el Alcázar de Toledo lleva sin conserjes todos los días desde el 1 de septiembre, aunque la huelga de estos trabajadores durante los fines de semana ya comenzó a principios de agosto. Por lo tanto, la entrada al museo ahora es gratuita y se están perdiendo cinco euros por cada visitante. Además, sin auxiliares, las exposiciones están cerradas, y solo se pueden visitar las ruinas y los jardines.

Fuentes del Museo del Ejército que alberga el Alcázar de Toledo no han entrado a valorar este asunto, dependiente del Ministerio de Defensa, pero sí han confirmado a eldiarioclm.es que en diciembre será la empresa OMBUDS quien vuelva a prestar el servicio. Con ello, se podrá llevar a cabo la exposición temporal ‘Cervantes: poeta y soldado de la Infantería española’, cuya inauguración está prevista para el 29 de noviembre aunque no se abrirá al público hasta el mismo 1 diciembre. Es uno de los colofones de los actos por el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes.

Los 39 trabajadores auxiliares del Museo contaban en un principio con el mes de noviembre como la fecha en la que tenían puestas sus esperanzas. Tras un largo conflicto con la empresa Proman, encargada hasta el 31 de agosto de este servicio, la situación de todos ellos sigue siendo entre “surrealista” e “inaguantable”. Están pendientes de que Defensa o la propia empresa les confirmen ahora la subrogación de la plantilla, es decir, que vuelva a contratarlos.

Protesta de los trabajadores del Museo del Ejército / CCOO

Protesta de los trabajadores del Museo del Ejército / CCOO

Actualmente, la mitad de ellos está con una rescisión de su contrato por finalización de obra y servicio, y a la otra mitad les comunicaron un permiso retribuido sin fecha de finalización, con lo que ni están cobrando el desempleo ni han cobrado lo que les debe la empresa. En total, estos últimos arrastran ya siete meses sin cobrar: los cuatro primeros que no pagó la anterior adjudicataria más los tres últimos (septiembre, octubre y noviembre) desde que Defensa rescindió el contrato. De igual forma, los que despidieron están con demandas laborales abiertas.

Aunque Proman ya no tiene ningún vínculo con el Museo desde el 31 de agosto, sí que lo mantiene con los trabajadores a los que comunicó permiso retribuido, ya que no les ha dado de baja en la Seguridad Social, pero “no están cobrando ni de la empresa ni por desempleo”. Una situación “inaguantable” para muchos de ellos, han afirmado desde el sindicato CCOO.

El conflicto laboral con Proman se inició prácticamente desde el inicio de la contrata, primero por no subrogar a trabajadores y segundo por despidos improcedentes y bajos salarios. Así las cosas, confían en el sindicato en que tras meses de lucha, la nueva empresa cuente con la plantilla anterior, tenga un convenio con “condiciones dignas” y los trabajadores puedan volver a llevar una vida normal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha