eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La española Erle Robotics, única compañía extranjera en recibir fondos de DARPA

Con sede en Bilbao, Erle fabrica drones y da soluciones de robótica a empresas y universidades

Ha entrado en el programa Robotics Fast Track de DARPA

- PUBLICIDAD -
Equipo de Erle Robotics: Alejandro Hernández Cordero, Víctor Mayoral Vilches, y Carlos Uraga (CEO)

Equipo de Erle Robotics con uno de sus drones: Alejandro Hernández Cordero, Víctor Mayoral Vilches, y Carlos Uraga (CEO)

Erle Robotics ha recibido la noticia sobre la financiación que recibirán por parte de DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados en Defensa de Estados Unidos, con mucha discreción. Aún no pueden decir nada más que lo que se ha publicado en la web de DARPA, pero su CEO, Carlos Uraga, no puede evitar una gran sonrisa cada vez que mencionamos el tema.

Aun sin conocerse la cantidad, la noticia no es pequeña. DARPA históricamente ha financiado tecnologías con un gran impacto en el mundo actual: el GPS, satélites, robots, la misma internet, por citar algunas; y está trabajando en otras que parecen venir del futuro más fantástico.

Varias están relacionadas con drones. El Solar Eagle es un proyecto de dron no tripulado que está desarrollando a través de Boeing, (a la que financió con 89 millones de dólares), y que tiene como objetivo mantenerse en vuelo durante un mínimo de 5 años impulsado por energía solar. Otros proyectos conocidos contemplan crear drones físicos con componentes electrónicos que se evaporen literalmente en el aire (sí, sin pasar por el estado líquido) a través de una activación a distancia.

El programa en el que Erle Robotics ha presentado su propuesta es el Robotics Fast Track. Sus dos objetivos son habilitar el desarrollo rápido y eficiente de nuevas capacidades robóticas designadas para responder e incluso anticipar veloces necesidades de evolución en el espacio exterior, en el mar, en la tierra y en operaciones aéreas.

Erle desarrollará lo que DARPA denomina el Hardware Robot Operating System (H-ROS) y describe como “un proyecto que creará componentes de hardware de robots fácilmente reusables y reconfigurables, y establecerá una plataforma rompedora y homogénea para fabricantes y usuarios”.

De Euskadi al mundo

Erle Robotics nació hace dos años y tiene sede en Bilbao. Venden drones, robots y otros dispositivos, y también soluciones en robótica para empresas. El 90-95 % de las ventas de dispositivos vienen de fuera de España. Tienen convenios con la Universidad de Mondragón y la Universidad del País Vasco, y también parte de sus clientes son instituciones universitarias, según Uraga, “de todo el mundo, un montón en Estados Unidos”.

Según Uraga, Erle Robotics nace al “intentar hacer una plataforma abierta para construir drones y robots, porque nos dimos cuenta que cuando queríamos reprogramar o aprender con un dron o un robot los softwares siempre son cerrados, las compañías nunca muestran nada, entonces era imposible meterte en la robótica con una plataforma abierta. Así que decidimos construir nuestro propia plataforma”. Cuando habla de plataforma, Uraga se refiere a una placa electrónica con la inteligencia, el software y el hardware, que permite que vuele camine o ruede o se mueva el robot.

“Hicimos la primera plataforma abierta, basada en Linux, para que la gente pudiera reprogramarla y desarrollar aplicaciones con los robots, al igual que lo hacen con los móviles por ejemplo”.

No fue la primera abierta del mundo ni la primera basada en Linux, aclara Uraga, pero sí fue el primer dron que corrió un software Ubuntu (Ubuntu es el análogo de Windows o OS de Mac), por lo que fue la primera plataforma abierta en volar un dron con Ubuntu.

Es el primer dron con un sistema operativo con la capacidad de hacer correr el software de un ordenador normal en el propio dron. “Entonces lo que hicimos fue un ordenador con la capacidad de pensar, sentir, moverse, interactuar”, cuenta Uraga.

El cerebro de esos drones es un ordenador y además de moverlo, volarlo, rodarlo, provee de redes 3G, wifi, 4G, Bluetooth con lo que se puede controlar desde una computadora o desde un móvil.

Además de los dispositivos, se centran en proyectos de robótica para empresas y están empezando a entrar en el campo educativo porque la versatilidad de la plataforma ayuda a enseñar a los alumnos.

La inversión de DARPA en Erle Robotics tarda en ser mencionada a lo largo de la entrevista con su CEO, porque nos ha advertido que no pueden comentar más que lo que ha publicado DARPA. Así que cuando le preguntamos sus planes para 2016, sonríe.

“Que se puedan revelar: un crecimiento muy sólido. Queremos posicionarnos como empresa pionera y puntera a nivel mundial en el entorno de la robótica”, dice. ¿Cómo llegó lo de DARPA? “Nosotros aplicamos como cualquier otra empresa al programa Robotics Fast Tracks y lo que persigue este programa es empujar el estado del arte de la robótica. Lo llamativo es que hemos sido seleccionados y aceptados para correr con este programa y empujar conjuntamente la robótica a nivel mundial”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha