eldiario.es

Menú

Pedro Sánchez ataca la "intransigencia" de Pablo Iglesias: "La izquierda es internacionalista, no independentista"

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno critica la "pereza" de Rajoy y se reclama como la única alternativa viable: "El cambio no tiene intermediarios"

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, enfrentado con Sánchez, no acude al acto

- PUBLICIDAD -
Sánchez marca distancias con Iglesias: internacionalista, no independentista

Pedro Sánchez, en el mítin de Burjassot (Valencia) EFE

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abarrotado la casa de la cultura de Burjassot (Valencia) -1.200 personas, según la organización- en un acto de precampaña para las elecciones del 26 de junio. El líder del PSOE ha vuelto a presentar sus siglas como la unica garantía de cambio contra el gobierno y la "pereza" de Mariano Rajoy y ha dejado varias pullas contra Pablo Iglesias y la coalición Unidos Podemos.

Ha criticado la "intrasigencia" de Pablo Iglesias."Seré más generoso de lo que otros lo han sido conmigo", ha dicho. Ha atacado la alianza entre Podemos e Izquierda Unida -algunos pronto necesitarán papeletas "apaisadas"- y hasta ha puesto en duda el progresismo de esas siglas. "La izquierda es internacionalista y tolerante y no independista y reaccionaria".

Corolario: "El cambio no tiene intermediarios" y necesita del voto directo al PSOE, ya que Iglesias no quiere un "gobierno con un presidente socialista. A pesar de su discurso, Sánchez no cierra puertas a los acuerdos con Unidos Podemos. "Tendremos que contar con todos y será en las políticas y no en los sillones donde me entenderé con todos", asegura.

Una batería de reformas contra la "pasividad" de Rajoy...en ausencia de Puig

Rajoy, con Iglesias, ha sido blanco de las críticas de Sánchez, que ha atacado su "pereza","pasividad" y sus políticas reaccionarias. Un gobierno del PSOE, ha dicho, reformará la Constitución para blindar la sanidad universal y gratuita, promulgará una ley que garantice la igualdad salarial entre hombres y mujeres, creará un impuesto a las grandes fortunas para asegurar las pensiones, en peligro tras la etapa del PP en el poder, reformará la ley electoral y derogará la normativa con la que Hacienda ha impuesto duras medidas de ajuste en los ayuntamientos. 

Sánchez también ha hecho varias promesas en clave local, aunque en el acto no ha estado Ximo Puig, secretario general de los socialistas valencianos. Después de  la batalla entre el PSOE y su federación valenciana, el PSPV, por las listas al senado y la  aparente reconciliación entre el madrileño y el valenciano, el presidente de la Generalitat ha optado por no cancelar su agenda en Alicante, donde ha visitado la universidad y, posteriormente, Elche.

Puig le ha quitado cualquier importancia a su ausencia, pero el acto ha sido organizado por los afines a Sánchez en Valencia -la provincial del PSPV dirigida por José Luis Ábalos- sin apenas participación del aparato controlado por el president. Dirigentes muy cercanos al candidato socialista como la consellera de Sanidad, Carmen Montón, una de sus ministrables, si han arropado el secretario general del PSOE. También el senador Joan Lerma, expresidente de la Generalitat Valenciana.

Aún con la notoria ausencia de Puig, Sánchez ha prometido transferir más dinero a la Comunidad Valenciana cambiando la financiación autonómica, impulsar las obras del corredor mediterráneo e invertir más dinero vía presupuestos generales del estado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha