eldiario.es

Menú

CIERRE DE RTVV

Fabra apaga Canal 9 tras 12 horas de resistencia de los trabajadores

Una comitiva judicial escoltada por la policía apaga definitivamente RTVV, que ha retransmitido en directo su cierre

68 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La policía vela por el cierre de la emisión de Canal 9

La policía, en el centro de control de RTVV, segundos antes del cierre

Canal 9 ya es historia. Tras una noche surrealista, dramática y emocionante, la señal de la televisión autonómica valenciana se ha ido a negro, tras 24 años de funcionamiento, a las 12.19 horas del viernes 29 de noviembre. Un técnico, acompañado por decenas de miembros del Cuerpo Nacional de Policía, ha entrado a la sala de máquinas y ha desconectado el cable de la verdad. Y no lo ha hecho sin resistencia.

Las decenas de trabajadores que custodiaban el acceso a la sala de máquinas han acogido a la policía al grito, en valenciano, de "no teneis vergüenza", "ladrones" o "RTVV no se cierra". Probablemente, las imágenes de la comitiva recorriendo un largo pasillo para apagar Canal 9 entre las protestas verbales de los trabajadores agolpados darán la vuelta al mundo

Se ha necesitado de una orden judicial, que conminaba a los trabajadores a deponer su actitud de forma pacífica bajo amenaza de uso de la fuerza policial. Los trabajadores, en cumplimiento de las instrucciones del comité de empresa, que no quiere caer en un delito de desobediencia para defender sus derechos en los tribunales, no han opuesto resistencia física al apagón de la tele. Lo han hecho tras casi 12 horas de retransmisión en directo del fin de una televisión y al grito, en pleno plató y en directo, de "Fabra dimissió", dirigido al presidente del gobierno valenciano, Alberto Fabra. Seguramente, un hito de la televisión.

Antes, el gobierno valenciano, reunido en pleno lejos de su sede habitual en Valencia (en Ibi, Alicante), había amenazado al personal de RTVV con  penas de prisión en caso de que no cesaran inmediatamente en su actitud de rebeldía. La reunión, que buscaba alejarse de un eventual tumulto en la capital, no ha sido tranquila. Decenas de trabajadores de Canal 9 en Alicante y otros ciudadanos han abucheado a Fabra y su gobierno.

Los trabajadores han retrasado el cierre de Canal 9 al atrincherarse en las instalaciones de la cadena e impedir el fin de la emisión ya que ésta no iba acompañada de una orden judicial. Desde prácticamente la medianoche del viernes, la policía tenía tomado el edificio, donde los trabajadores hacían un programa especial en directo -con presencia de la oposición y ausencia del PP, que no ha querido acudir- sobre el cierre de Ràdio Televisió Valenciana.

La Generalitat aceleró el cierre de la cadena el jueves por la noche, al nombrar en una reunión extraordinaria a los tres liquidadores de la sociedad. Éstos actuaron con celeridad. Uno de ellos, Antonio Hervás acudió a las 02:00 del viernes, acompañado de la policía, al centro de producción de Ràdio Televisió Valenciana para cortar la emisión, muy crítica con el gobierno valenciano desde el anuncio del cierre.

Antes, poco después de la medianoche, se había cortado la señal de la radio autonómica. Con la televisión no iba a resultar tan fácil. Un grupo de trabajadores se ha atrincherado y mientras retransmitían en directo la defunción de la empresa impedía a los técnicos contratados por el liquidador que llevaran a negro la cadena. Pedían, entre otras cosas, la orden judicial que luego llegó.

Paco "Telefunken", de villano a héroe

Para la historia de la Comunidad Valenciana, y de la televisión, quedan varias imágenes. Entre otras, la de los trabajadores expulsando del control de emisiones a la policía y a los técnicos que iban a proceder al cierre. Y los testimonios desgarradores de decenas de trabajadores que han pasado la noche en vela en defensa de sus puestos de trabajo –hasta hace un mes Canal 9 era un altavoz propagandístico del gobierno valenciano y el PP- y de un servicio público que consideran esencial.

Otro ejemplo, la presencia en el plató de Beatriz Garrote, la presidenta de la Asociación de Víctimas del accidente de Metro de Valencia, recibida con una fuerte ovación por los trabajadores. Garrote y su colectivo han sido ninguneados por la Generalitat y, su voz, sistemáticamente silenciada por Canal 9, donde nunca había sido invitada siete años después de la tragedia. Los trabajadores que contribuyeron a ello, en un acto de contrición, han pedido perdón por su colaboración en ese ignominioso apagón informativo.

Para el recuerdo es también la imagen de  Paco “Telefunken”, el técnico contratado para matar Ràdio Televisió Valenciana que, tras horas de esfuerzo infructuoso, renunció a pasar al recuerdo como el aniquilador de un medio de comunicación. Telefunken, un anónimo vecino de un pequeño pueblo de Alicante, Gata de Gorgos, ha llegado a ser tendencia mundial en Twitter.

¿Y ahora?

De momento, todos los trabajadores han recibido correos electrónicos de la empresa a las 3 de la madrugada del viernes dándoles un permiso retribuido indefinido. La Generalitat no quiere nadie en Canal 9 hasta que logre liquidar la sociedad, lo que pasa, antes, por aprobar un ERE de extinción en el que se despida definitivamente a los más de 1.600 trabajadores de la casa.

Después, habrá que liquidar la empresa. Y eso, si las denuncias presentadas por la oposición ante el Tribunal Constitucional o el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana no prosperan. Tal vez, RTVV no ha dicho su última palabra.

Toda una noche narrando la muerte de Canal 9 en directo

Canal 9 ha narrado en directo su propia defunción. Despues de una edición nocturna especial del Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) publicada la noche del jueves se establecía el cese de las emisiones y señal que se hace efectivo a partir del día de la publicación de este acuerdo en el DOCV. Y la primera víctima ha sido Ràdio 9, que ha dejao de emitirse tras el corte de los repetidores que emitían esas señales; el programa que se emitía en el momento en directo, 'La Taula esportiva', se cortó por las ondas, pero siguió su emisión desde internet y desde el canal Sí Radio.

En el momento del corte de emisión de Ràdio 9 en Canal 9 se emitía la película 'Tarancón, el quinto mandamiento', pero pasadas las 12 de la noche cortó la emisión para conectar con los informativos 24 horas para relatar lo que está llamado a ser "un momento histórico, el fin de RTVV", según afirmaba el presentaor, Frederic Ferri. A lo largo de la madrugada en este informativo especial se han entrevistado telefónicamente a dirigentes políticos de la oposición como Ximo Puig, Mónica Oltra o Joan Baldoví, así como también quien fue el President de la Generalitat fundador del ente, Joan Lerma, quienes han criticado la medida adoptada por el gobierno del PP de Alberto Fabra.

Tertulia noctámbula con todos, menos el PP

Posteriormente se han podido incorporar en plató los diputados Marga Sanz, Ignacio Blanco y Esther López (EU), Enric Morera, Mireia Mollà y Fran Ferri (Compromís), y Josep Moreno, Miquel Soler y Juan Soto (PSPV), además el alcalde de Burjassot, Jordi Sebastià (Compromís), reconociendo alguno de ellos que habían entrado por las ventanas. Por otro lado también se ha informado continuamente que se ha intentado contactar con diputados de PP y miembros del gobierno valenciano, pero que no han querido intervenir.

El presentador ha narrado como la policía nacional rodeaba y entraba en las instalaciones de RTVV en Burjassot, así como también en Alicante y Castellón y en la emisora de Ràdio 9 en la ciudad de Valencia, y como no se dejaba acceder a los trabajadores; no obstante en un momento sobre las 2 de la madrugada se dejando pasar parcialmente a parte de las personas que se agolpaban a las puertas. En estos centros territoriales también han tenido trabajadores que se han mantenio en su interior y han hecho conexiones contínuas con la programación especial.

El presentador también manifestaba que "nadie nos había dicho que esta era nuestra última noche", pero a partir de las 3h los trabajadores han empezado a recibir correos electrónicos donde se les comunicaba que tenían un "permiso retribuído", lo cual inicaba que a partir del próximo turno ya no tenían que ir a trabajar.

Entre los participantes de la emisión en directo también ha estado el presidente del comité de empresa, Vicent Mifsud, confirmaba en directo en Nou 24 y Canal 9 que los trabajadores iban a mantener las emisiones "mientras nadie nos diga que tenemos que dejar de hacerlo". Posteriormente ha asistido también la anterior presidenta del mismo comité, Salut Alcover, quien quiso recordar el caso de acoso sexual sufrido por tres trabajadoras a manos del exsecretario general de Canal 9, Vicente Sanz.

En el mismo informativo también se reproducían constantemente las imágenes de los trabajadores que alrededor de un centenar intentaban entrar al centro de producción de Canal 9 però que se lo impedía la policía, con ellos estaban también personajes conocidos como el actor Ferran Gadea, uno de los rostros más conocidos de la teleserie cabecera de Canal 9, 'L'Alqueria blanca', que finalmente también ha conseguido entrar al plató.

Además la televisión autonómica catalana, TV3, ha conectado en directo su canal 24h las emisiones de Canal 9, también el programa 'Hablar por Hablar' de la Cadena SER, el canal SíRàdio de RTVV, otras emisoras municipales, y la página web de El País también ha enlazado la de RTVV, ofreciendo así todos estos medios la retransmisión del cierre en directo. Además por la red social Twitter los 'hashtags' #RTVVnoestanca, País Valencià y #Canal9 fueron estuvieron entre los 5 principales 'trending topic' a nivel estatal.

Poco antes de las 3 de la madrugada se ha pasado al plató principal de informativos, y ha tomado el relevo del informativo Amalia Garrigós, una de las periodistas emblema de RTVV, tanto en Canal 9 como en Radio 9. Alrededor de las 3,20h Garrigós anunciaba que la web del periódico conservador ABC anunciaba que el corte de la emisión se haría a partir de las 4h de la madrugada, horario que no se ha cumplido pese a entrar técnicos escoltados por la Policía Nacional para ejecutar el cierre.

Por otro lado trabajadores de RTVV denuncian que la policía ha llegado a no dejarles tampoco salir del centro con vehículo, como las mujeres de la limpieza, mientras policías equipados antidisturbios reforzaban la seguridad desplegada.

Pasadas las 5h un nuevo relevo entraba en plató con Victoria Maso y Frederic Ferri de vuelta.


Liquidadores

Dos miembros del comité liquidador de RTVV nombrado este mismo jueves se han personado en el centro de producción de Canal 9 y ha intentado, junto con la policía, acceder al centro de control para cortar la emisión en directo. No obstante los propios trabajadores de la televisión han impedido el acceso de los agentes advirtiendo que se hacía peligrar el material si no se manipulaba correctamente.

Destaca que no se ha podio cortar la emisión desde un primer momento puesto que los enviados a ejecutar la oren de la Generalitat no tenían ninguna orden judicial, con lo que la propia policía ha reconocido que en ese momento legalmente no podía llevarse a cabo.

En un determinado momento el jefe de la policía autonómica ha dialogado con el jefe de seguridad de Canal 9 y también con el presidente del comité de empresa Vicent Mifsud, apelando a la calma para que no se produjeran altercados durante la noche, especialmente en referencia al momento del corte de la emisión.

Antes de las 6 de la mañana según ha informado el presentador, se ha producido una denuncia contra todo aquel que estuviera dentro del centro de producción por "ocupación ilegal" interpuesta por Antonio Hervás, uno de los liquidadores del ente, denuncia que daba a los denunciados 30 minutos para abandonar el lugar, no obstante media hora después se anunciaba que la denuncia no era aceptada por el juez. Por su parte la diputada de Compromís, Mireia Mollà, ha criticado la actitud "autoritaria" de la empresa de seguridad que no dejaba acceder a los políticos.

Nombramiento del comité

El gobierno valenciano se reunía en pleno con carácter extraordinario para acelerar el cierre de Ràdio Televisió Valenciana. Tras la rapidísima aprobación de la ley –en apenas tres semanas- el DOCV hizo oficial la norma en apenas horas, cuando normalmente tarda un día.

Para ello, el Consell se ha reunido a última hora de la tarde del jueves. Su primera medida, en el desarrollo de la ley que aniquila RTVV, ha sido nombrar a los liquidadores de la sociedad, una terna con poderes para cerrar Canal 9 y llevar su emisión a negro.

Sus nombres son Antonio Hervás, Carlos Cervantes y Pau Pérez, un economista y dos abogados que ya se encargaron de de liquidar la antigua RTVV, finiquitada para crear un nuevo ente que, pese a nacer libre de deudas, ha durado pocos meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha