eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Cancelada temporalmente la deportación de una persona a Nigeria, país con casos de ébola

La Dirección General de Policía suspende la expulsión del nigeriano a la espera de que Interior resuelva la solicitud de protección internacional por "riesgo de epidemia"

Fuentes especializadas en los procesos de asilo no son optimistas con la admisión a trámite de la solicitud de protección internacional

Paul Endioseri continúa su huelga de hambre y sigue sin tomar la medicación para su hipertensión

- PUBLICIDAD -
Notificación de expulsión de Paul Edionseri a Nigeria, país donde se han registrado 19 casos de ébola.

Notificación de expulsión de Paul Edionseri a Nigeria, país donde se han registrado 19 casos de ébola.

La Dirección General de Policía ha suspendido temporalmente   la deportación de Paul Edionseri que iba a ser expulsado a Nigeria, país afectado por el ébola, este jueves. Su defensa ha registrado una “solicitud de protección internacional” por “riesgo de epidemia” cuya admisión a trámite deberá ser estudiada por el Ministerio de Interior en los próximos días, según ha confirmado a eldiario.es Alfredo Arrien, letrado del nigeriano que continúa en el Centro de Internamiento de Extranjeros pendiente de una decisión definitiva sobre su futuro. La agencia de fronteras de la Unión Europea (Frontex) mantiene cancelados los vuelos de repatriación a los estados que han registrado casos de contagio.

El nigeriano, que llevaba más de 15 años en España, continúa en huelga de hambre y sin tomar la medicación contra la hipertensión que padece. Busca llamar la atención sobre su situación y frenar su orden de expulsión emitida en base a sus antedentes penales, a pesar de que Edionseri cumplió su condena por delito de estafa.

“Esto no significa que haya sido cancelada suy deportación a Nigeria. En dos o tres días nos confirmarán si ha sido admitida a trámite la solicitud”, explica el abogado a eldiario.es que desde la notificación de su expulsión había abierto varias vías de acción. A la solicitud de protección internacional, se añade el recurso de apelación contra la orden de expulsión en la Audiencia Provincial de Zaragoza. Además, registró en los Juzgados de instrucción de Zaragoza una denuncia contra los agentes que efectuaron la detención. "Le doblegaron con demasiada fuerza. Tenía marcas en los brazos y golpes en el pecho. Tenemos un parte médico", detalla Arrien.

Fuentes especializadas en asilo y refugio no son optimistas con la admisión a trámite de la solicitud de protección internacional registrada por la defensa de Edionseri y, por tanto, con la cancelación definitiva de su expulsión por razones humanitarias. Según explican, la epidemia del ébola no está incluida entre las causas que derivan en la concesión de protección subsidiaria a la que se acogería el nigeriano, según su abogado.

Paul llegó de forma legal en 1999. Desde entonces ha trabajado hasta que, en 2008, se quedó en paro. Pero su arraigo en este país va más allá: está casado y tiene dos hijas pequeñas. En 2011 fue condenado por un delito de estafa, por el que cumplió un año de prisión, según explica su abogado, Alfredo Arrien Paredes. La sanción no fue conmutada por una orden de expulsión, asegura. “Paulo ya pagó por lo que hizo”, agrega su defensa en conversación con eldiario.es. “Cuando emitieron su carta de expulsión se acogieron al articulo 57. 2 de la Ley de Extranjería, que establece que un inmigrante puede ser expulsado por 'orden publico', pero no tienen razones para ello”, denuncia Arrien.

Hace una semana la Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró su preocupación por el riesgo de expansión del virus en Nigeria, el país afectado que ha registrado menos contagios. Aunque a finales de agosto la agencia de la ONU reconoció su optimismo en relación al control del brote en este país, la aparición de nuevos casos en la ciudad de Port Harcourt despertó las alarmas de la OMS. Según sus cifras, 200 personas están bajo vigilancia. 60 de ellas, presentan alto riesgo de estar infectadas.

 

Diferentes criterios entre España y Frontex

Tras la decisión de Frontex de no organizar vuelos de repatriación a países donde han surgido casos de ébola hasta que la situación mejore (Nigeria, Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona), el Gobierno español, tal y como adelantó a eldiario.es, no tomó una determinación similar y, según confirmó a este periódico, las devoluciones de inmigrantes a estados con riesgo de contagio por el virus pueden efectuarse. Según defendía, las repatriaciones a estos estados se llevarían a cabo estudiándose “caso por caso” y bajo el criterio de la OMS, que no ha frenado el flujo aéreo regular. Por su parte, la agencia europea, sin embargo, suspendió el único vuelo planificado en aquel momento. Su destino era Nigeria.

Desde que Europa tomó esta decisión, el Ministerio de Interior español no ha fletado ninguno de estos vuelos pero, con la confirmación de la planificación de la deportación de Paul, sí está planificando deportaciones a Nigeria en vuelos regulares. El país africano ha registrado 19 casos de contagios. Siete personas han fallecido desde que le brote alcanzó territorio nigeriano.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha