eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Denuncian que un mando de la Guardia Civil pide material antidisturbios "para disparar a pateras"

La Asociación Unificada de Guardias Civiles denuncia que el jefe del GEAS de Melilla pidió material antidisturbios y aseguró que "daría órdenes verbales de disparar a los motores de las pateras que no detengan su marcha"

La Guardia Civil confirma la dotación del material al equipo de buceadores pero desmiente "una instrucción de uso relacionada con la inmigración irregular"

Según asegura el Instituto Armado, la unidad de buceadores cuentan con este material para tareas de "control antioterrorista o narcotráfico organizado"

- PUBLICIDAD -
Imagen de la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios recibiendo a los inmigrantes en la playa de Ceuta

Imagen del 6 de febrero de 2014 en la que aparece la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios recibiendo a los inmigrantes en la playa de Ceuta

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado que el jefe del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de Melilla, encargado de los rescates de pateras entre otros asuntos, "pide material antidisturbios como pelotas de goma, botes de humo, armas largas de gran calibre para llevarlo en la embarcación". Según la AUGC, el suboficial "ha insinuado [a los agentes] que dará órdenes verbales de disparar a los motores de pateras si estos no detienen su marcha". Desde el Instituto Armado reconocen la dotación de material antidisturbios a esta unidad pero niegan "rotundamente" que se haya dado alguna "instrucción de uso relacionada con la inmigración irregular".

El uso de material antidisturbios para evitar la entrada de migrantes en Ceuta y Melilla está expresamente prohibido desde finales de febrero de 2014, semanas después de la  muerte de 15 personas en un intento de entrada a Ceuta repelido por la Guardia Civil con pelotas de goma y botes de humo.

La Dirección General del Instituto Armado emitió entonces una "instrución verbal", según confirmó el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. Hasta entonces, no estaba prohibida pero tampoco permitida: el protocolo de actuación no contemplaba el uso de estos elementos en el agua, sino únicamente en tierra.

El Instituto Armado ha confirmado la dotación del material antidisturbios al GEAS de la Guardia Civil de Melillla pero aseguran que se utiliza únicamente en "las contingencias señaladas de control antiterrorista o narcotráfico organizado, nunca para el control de la inmigración irregular". Según indican desde la institución en un comunicado, la solicitud de material por parte del GEAS de Melilla se realizó a finales del año pasado y fue aprobada por la Dirección General de la Guardia Civil.

El GEAS es la unidad de buceadores de la Guardia Civil encargada de la búsqueda y rescate de personas, la localización y recuperación de objetos y cuerpos en el agua. No es un cuerpo de vigilancia fronteriza, sino el equipo de agentes encargado de auxiliar, entre otros, a los migrantes que tratan de llegar a la ciudad autónoma a nado o a través de inestables embarcaciones.

No obstante, según explican desde el Instituto Armado en un comunicado, la ciudad de Melilla no cuenta con un Servicio Marítimo Provincial por lo que los buceadores "asumen esus competencias habitualmente" para las que, apuntan, se necesita estar dotados" con este material. El objetivo de contar con armas largas, pelotas de goma y botes de humo en el medio acuático es, argumenta la Dirección General de la Guardia Civil, "poder actuar ante una situación de emergencia como pudiera ser el control antiterrorista en el ámbito marítimo, control de narcotráfico o delincuencia organizada".

La Asociación Unificada de Guardias Civiles también ha asegurado que el jefe del GEAS de Melilla "viene ejerciendo una presión constante sobre los agentes que componen esta unidad en Melilla" que ha derivado, apuntan, en "ocho bajas [de agentes pertenecientes a este equipo] en un año". La AUGC cita el empleo de "cámaras de vigilancia destinadas al control de las embarcaciones para controlar los efectivos que se encuentran en servicio", impedimentos al descanso de los integrantes del GEAS a pesar de que "se aconseja un mínimo de ocho horas de descanso antes de realizar una inmersión"; y la irrupción en dependencias de la unidad a altas horas de la madrugada aporreando la puerta y gritando".

La Dirección General de la Guardia Civil ha anunciado el inicio de una investigación para "averiguar la procedencia y autoría de los escritos a los que se refiere la AUGC, por si fueran constitutivos de un delito de injurias y calumnias".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha