eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

El rey pide que los refugiados respeten "los valores" de los países de acogida

Felipe VI ha participado en la reunión de alto nivel sobre migración y refugio celebrada este lunes por las Naciones Unidas

El rey defendió la "generosidad" con los que huyen de los conlfictos pero también remarcó la importancia de su respeto a los "valores" en los países de acogida

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Felipe VI pide ayuda para los refugiados y su respeto a los valores de los países de acogida

Felipe VI pide ayuda para los refugiados y su respeto a los valores de los países de acogida

Felipe VI ha afirmado este lunes en Nueva York que los refugiados y migrantes han de respetar "los valores que deben ser observados en los países de acogida". En su intervención en la reunión de alto nivel de las Naciones Unidas que se celebra este 19 de septiembre el rey de España ha sostenido que hay que responder con generosidad a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes, pero también que las personas que llegan deben "respetar" los valores de sus nuevos hogares.

En su tercera visita anual a Nueva York como Rey, acompañado por la reina Letizia, Felipe VI ha abierto su participación en las sesiones de trabajo de la ONU con una intervención en la reunión de alto nivel convocada por el secretario general, Ban Ki-moon, para abordar la crisis de los refugiados y la situación de los migrantes, en la que participan casi un centenar de jefes de Estado y de Gobierno.

Ante más de una veintena de mandatarios de distintos continentes, el monarca ha recordado que a las puertas de Europa llaman muchas de las 65 millones de personas refugiadas y desplazadas internas que "huyen de los conflictos, del terrorismo o de la persecución", sobre las que afirmó: "Nuestra responsabilidad es acogerlas, en la medida de nuestras capacidades, para que puedan llevar una vida digna".

Como recuerdan desde Naciones Unidas y otras ONG, a Europa solo llega un mínimo porcentaje de todos los refugiados en el mundo, que sobre todo encuentran refugio en países en vías de desarrollo: en total un 86% acaban en estos destinos, según el último informe anual de Acnur.

"Quienes han sido expulsados de su hogar por la fuerza tienen que saber que cuentan con nuestro apoyo para atender sus necesidades" y poder ejercer su derecho al regreso, "a volver a su tierra", ha recalcado Felipe, antes de precisar que ese retorno pasa necesariamente por el fin de los conflictos, la derrota del terrorismo y el establecimiento de sociedades que respeten los derechos fundamentales.

Según ha afirmado el rey, España seguirá trabajando para que así sea y para que tengan éxito los dos pactos sobre migrantes y refugiados que inician su recorrido en la actual reunión de alto nivel, cuyos resultados marcarán "un punto de inflexión" en un asunto de "trascendencia vital" y con unas "dimensiones morales y políticas" que exigen "especial determinación, generosidad y perseverancia", ha añadido Felipe.

Los "buenos resultados" de España

Tras señalar que los españoles aspiran a que su país sea "un actor relevante" en una cuestión de "enorme contenido ético y humanitario", don Felipe ha valorado los "buenos resultados" que a España le ha dado su experiencia basada en "la garantía de la protección de las personas" y en "un esfuerzo intenso y sostenido de cooperación con los países emisores de migrantes".

Según el último informe anual de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (Cear),  España denegó en 2015 el 70% de las solicitudes de asilo y redujo la protección de personas de países en conflicto.

El rey ha argumentado igualmente que el hecho "insoslayable" de que las sociedades de las naciones receptoras son y serán diversas ha de ser "compatible con el respeto a los valores que deben ser observados en los países de acogida".

Los flujos migratorios "gestionados correctamente" tienen así "un impacto claramente positivo en las sociedades receptoras", ha continuado el rey, que ha animado a luchar "coordinada y eficazmente" contra la trata de seres humanos, dar protección a los "legítimos demandantes de asilo" y ofrecer "apoyo, solidaridad y asistencia a los países de tránsito y acogida de refugiados".

"Debemos favorecer la integración de los refugiados y las vías legales para la inmigración" como una "responsabilidad compartida" en la búsqueda de soluciones, ya que es un desafío que "afecta a todos", ha añadido el monarca ante gobernantes de países receptores y, fundamentalmente, emisores de migrantes y refugiados en la sala del Consejo Económico y Social (Ecosoc) de la ONU.

Previamente, Felipe asistió a la apertura de esta cumbre en la sala del plenario de la Asamblea General, donde saludó a representantes europeos como Donald Tusk y Federica Mogherini, así como a los portugueses Jorge Sampaio y Antonio Guterres –aspirante a relevar a Ban Ki-moon al frente de la ONU– antes de reunirse con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

A esta entrevista siguió otra con el Emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, en la sede de la representación catarí en la ONU, mientras que la teina Letizia mantuvo sendas reuniones con la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, y la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo Ngcuka.

Esta tarde, Felipe VI se entrevistará con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y acudirá con Letizia a la sede del Instituto Cervantes, donde los Reyes completan hoy la primera jornada de su visita con una recepción ofrecida a españoles residentes en Nueva York que destacan en los ámbitos académico, científico, médico, tecnológico, empresarial y cultural.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha