eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El dueño de Bodegas Habla: cómo vender la Marca España con deudas millonarias a Hacienda

El máximo responsable de Marca España recibe en la sede de Exteriores al promotor inmobiliario Juan Tirado y le felicita por su labor al frente de la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española

Dos de las empresas del promotor extremeño, propietario de las Bodegas Habla, deben a Hacienda 5.238.541 euros, según el listado de morosos de la Agencia Tributaria

Otras dos compañías administradas por él antes de caer en la insolvencia deben otros cinco millones al Fisco, aunque Tirado niega relación alguna con ellas

- PUBLICIDAD -
El empresario moroso Juan Tirado, con el comisario de la Marca España el pasado viernes en la sede de Exteriores. Foto: ANCCE

El empresario moroso Juan Tirado, con el comisario de la Marca España el pasado viernes en la sede de Exteriores. Foto: ANCCE

Es posible deber más de cinco millones de euros al Fisco español y recibir halagos, fotografía mediante, del Alto Comisionado de la Marca España. Es lo que ha ocurrido con el extremeño Juan Tirado Agudo, empresario inmobiliario, productor vitivinícola y ganadero, que en su condición de presidente de la asociación que representa al colectivo de criadores de caballos de pura raza española, ANCCE, fue recibido el pasado viernes por el empresario Carlos Espinosa de los Monteros (máximo responsable de la Marca España, con rango de secretario de Estado) en la sede de Marca España en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. 

La web de la ANCCE destaca que el Alto Comisionado de la Marca España “felicitó al presidente por su destacada labor al frente de la asociación matriz del Pura Raza Español a nivel mundial, destacó la importancia que tiene para España que desde ANCCE se irradie actividad de una raza autóctona a más de 65 países del mundo, y agradeció los profundos lazos de colaboración que han nacido entre ambas entidades”.

Se da la circunstancia de que Tirado acumula una deuda de 5.238.541 euros con la Hacienda pública española a través de dos de sus empresas, Tasa de Promotores Inmobiliarios y Dosvasal SL, según la lista de morosos publicada por la Agencia Tributaria en diciembre pasado. La primera, que acaba de entrar en liquidación, entró en concurso de acreedores en 2009 y ha tenido a Tirado como administrador único hasta este mismo año. La segunda todavía está activa y Tirado es su único administrador. Tasa de Promotores Inmobiliarios debe a Hacienda 3.181.314 euros y Dosvasal, otros 2.057.227 euros.

Fuentes de Marca España matizan que, pese a lo afirmado por ANCCE, los elogios de Espinosa de los Monteros iban dirigidos a "la labor del sector, de la asociación y de los criadores y jueces, que se encargan de mantener la pureza de la raza como uno de los valores de España exclusivos en todo el mundo".

Tirado, ganadero de caballos de pura raza española y vacuno selecto (raza Limousin) en su Finca la Torrecilla en Trujillo (Cáceres), preside la ANCCE desde junio de 2014 y desde ese puesto ha actuado como interlocutor ante la Agencia Tributaria para intentar rebajar el IVA del 21% que se aplica a la venta de caballos (tipo que calificó de "injusticia total" en una reciente entrevista en RNE) y, por exigencias del cargo, se ha fotografiado con líderes políticos como la presidenta andaluza, Susana Díaz, y varios de sus consejeros.

El empresario extremeño, apasionado de las pruebas de enganche hípico (como el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman), es propietario de una de las principales yeguadas de España y de las Bodegas Habla, proyecto que inauguró en 2003 junto a su socio y paisano el ex vicepresidente ejecutivo de Seur España José Civantos. Con una superficie de 12.000 metros cuadrados en una parcela de 200 hectáreas en Trujillo, la bodega cuenta con unas instalaciones de última generación en las que sus socios invirtieron cerca de 40 millones de euros y produce los vinos de alta gama 'Habla', adscritos a la zona de Vinos de la Tierra de Extremadura. “Nosotros queremos ser el Chanel del vino”, explicaba Civantos a Expansión en 2008, cuando empezaban a ver la luz los primeros caldos de la bodega.

Otros cinco millones de deuda

Tirado, que no ha querido hacer comentarios a eldiario.es sobre sus deudas con Hacienda y se ha remitido a sus abogados, no amasó su fortuna con los vinos, ni con los caballos, sino con el ladrillo. Hasta que la burbuja estalló.

Otras dos empresas que han estado vinculadas a él también están en la lista de morosos de Hacienda, con deudas de casi cinco millones: Grupo Tasa de Inversiones (de la que fue administrador único hasta enero de 2013), que debe 2.380.507 euros, y la constructora Conait (2.582.213 euros de deuda con el Fisco), que en sus mejores años llegó a facturar más de 25 millones de euros anuales y con la que Tirado participó en los años 90 en proyectos tan emblemáticos como la construcción de las Torres Kio o el Auditorio Nacional de música, en Madrid.

Tirado, que en julio de 2007, cuando la burbuja del ladrillo empezaba a flojear, decía que “a partir de ahora, sólo quedarán los profesionales” (“No somos especuladores; hacemos toda la línea del producto, desde la urbanización hasta la promoción y la postventa de las viviendas”, aseguraba), niega relación alguna con esas dos empresas, que actualmente tienen el mismo administrador, Alejandro Malo Arrazola. 

Malo, con el que no ha sido posible contactar, actualmente sólo gestiona empresas que han estado vinculadas a Tirado y fue entre agosto de 2010 y julio de 2012 el administrador único de Habla de Vinos SL, la empresa que explota Bodegas Habla. Entonces, esta firma tenía su sede en las oficinas del despacho de Cristina Tirado, una de las abogadas de Juan Tirado y especialista en Derecho Concursal y reestructuraciones empresariales, según la web de su bufete. Su socio y representante de Juan Tirado, Raúl Jiménez, declina confirmar si existe vínculo familiar entre Cristina Tirado y su representado porque “no es de interés informativo”. 

Albañiles en la ruina

Mientras Tirado vende sus vinos y la “nobleza” de los caballos de pura sangre española, el derrumbe de Conait se ha llevado por delante a varios proveedores de su antigua constructora. Uno de ellos es Contratas y Construcciones Olimar, SL, la microempresa de una familia de albañiles de Yepes (Toledo). El pasado 15 de abril, el juzgado de primera instancia Nº 6 de Valdemoro condenó a Conait a pagar 196.000 euros más intereses y costas a Olimar por el impago de diversos trabajos de albañilería en una promoción de viviendas que la antigua constructora de Tirado le había subcontratado y se había comprometido a abonarle mediante pagarés a los que nunca hizo frente entre abril y agosto de 2008.

En esas fechas, según documento elevado ante notario por Juan Tirado el 8 de agosto de 2008, Conait, Grupo Tasa de Inversiones y Tasa de Promotores inmobiliarios eran “parte del mismo grupo empresarial” pilotado por el dueño de los bodegas Habla y actual estandarte de Marca España. Pero, tras haberse desvinculado de esas empresas mediante diversas operaciones societarias, Tirado no quiere saber nada de esa deuda, que ha dejado a los dueños de Olimar en la ruina.

Dada la situación de insolvencia de Conait, pese a esa sentencia favorable, esa familia de albañiles difícilmente podrá recuperar esos 196.000 euros, dado lo tardío de la fecha de la declaración del concurso (febrero de 2014), aun en el caso de que este fuera declarado culpable. El juez encargado del concurso es un gran aficionado a los caballos y la gastronomía, Andrés Sánchez Magro (el magistrado que ilegalizó Uber en España).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha