eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El gigante chino Alibaba se apoya en una empresa pantalla para crear su primera filial en España

Creada en mayo pasado, la filial está domiciliada en Madrid y acaba de adoptar la denominación de Alibaba Ecommerce (Spain) SL

Está controlada por una firma de Hong Kong propiedad al 100% de la matriz de la empresa de comercio electrónico, cuya sede está en el paraíso fiscal de Islas Caimán

- PUBLICIDAD -
Los beneficios de Alibaba se disparan el 94 % en su primer trimestre fiscal

Sede del Grupo Alibaba en Hangzhou, China. EFE

Alibaba, la mayor compañía de comercio electrónico de China y una de las mayores del mundo, ha apuntalado su presencia en España con la apertura de su primera filial en el país, Alibaba Ecommerce (Spain) SL. Según consta en el Registro Mercantil, la sociedad asiática Taobao China Holding Limited acaba de convertirse en socio único de esta firma española, recién rebautizada con ese nombre. Hasta ahora se denominaba Gratingar SL y estaba controlada por una empresa pantalla radicada en Barcelona.

Con un capital social de 3.500 euros, la firma fue constituida el pasado 25 de mayo con un objeto social muy diferente al de Alibaba: "La compra, venta, alquiler, parcelación y urbanización de solares, terrenos y fincas de cualquier naturaleza, pudiendo proceder a la edificación de los mismos y a su enajenación, íntegramente, en forma parcial o en régimen de propiedad horizontal". 

El objeto, según figura en el Registro, acaba de cambiar por el de "promover la construcción y operatividad del comercio electrónico (e-commerce) y del mercado, contratación para ventas directas y otras actividades del mercado, servicios relacionados con pagos y remesas así como actividades relacionadas con la formación auxiliar, de contratación y promoción laboral".

A diferencia de las filiales españolas de otros gigantes del comercio electrónico, como Amazon o Airbnb, el rastro de esta sociedad no lleva hasta Irlanda o Luxemburgo. Taobao China Holding Limited, el socio único de la filial española de Alibaba, es una sociedad de Hong Kong que pertenece al 100% a la matriz, Alibaba Group Holding Limited, radicada en el paraíso fiscal de Islas Caimán, según recoge el último informe anual de Alibaba remitido al regulador bursátil estadounidense, la SEC.

La nueva filial española del gigante asiático, domiciliada en el número 9 de la calle Zurbarán de Madrid, estaba administrada hasta ahora por María Teresa Atalaya Sevillano, una abogada que ha tenido cargos en más de 200 empresas en España. El socio único de Alibaba Ecommerce (Spain) SL, antes Gratingar SL, era hasta ahora Mediterranean Search SL, una empresa pantalla de Barcelona que ha sido propietaria de más de 400 sociedades.

En 2014, Mediterranean Search SL fue utilizada como vehículo para la polémica compra del influyente periódico venezolano El Universal.

La nueva filial de Alibaba está presidida por el secretario general de Alibaba Group, Timothy Alexander Steinert, y tiene como consejeros a Difan Shen, director general de Aliexpress, y Jaon Yip Pak Tung, directivo del área financiera del grupo. El secretario (no consejero) es Francisco José Martínez Maroto, socio del bufete Cuatrecasas.

Esta nueva filial de Alibaba aflora diez meses después de que, en octubre pasado, el director de Desarrollo de Negocio y Marketing del grupo chino, Albert Antonini Mangia, anunciara en el congreso de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (AECOC) celebrado en Sevilla la apertura de una oficina en Madrid para febrero de este año. En mayo pasado, el entonces consejero de Empresa de la Generalitat de Catalunya, Jordi Baiget, aseguró que la compañía china estaba negociando la instalación de un centro logístico para el sur de Europa en torno a Barcelona, similar al que la estadounidense Amazon prevé inaugurar el próximo octubre en El Prat de Llobregat.

Fundada en 1999 por Jack Ma, un antiguo profesor de inglés nacido en 1964 que suele contar que le rechazaron para estudiar en Harvard hasta en diez ocasiones, Alibaba está presente en España desde hace seis años a través de AliExpress, un sitio de venta de productos de bajo coste que en febrero alcanzó los 100 millones de compradores en el extranjero, y Tmall y Tmall Global, plataformas B2C (“del negocio al consumidor", por sus siglas en inglés) en las que ya están presentes más de medio centenar de empresas españolas, entre otras, Inditex, El Corte Inglés, los supermercados Dia, Roca, Mango, Desigual o Springfield, que las utilizan para vender sus productos en China.

Alibaba es uno de los mayores grupos del mundo de comercio electrónico, con China como principal mercado. En su último ejercicio fiscal facturó unos 20.675 millones de euros, un 56% más, y redujo su beneficio un 42%, hasta 5.385 millones, y en el trimestre cerrado en junio disparó sus ganancias un 94%, hasta los 14.683 millones de yuanes (unos 1.880 millones de euros), gracias a la "fortaleza y diversidad" de sus negocios.

Empatada con Amazon

En septiembre de 2014, Alibaba protagonizó en Nueva York la mayor Oferta Pública de Venta (OPV) de la historia hasta ese momento, en la que logró captar 25.000 millones de dólares, y cerró 2016 con un valor bursátil de 207.017 millones de euros y en la posición 21 del ranking de mayores cotizadas del mundo. Nueve meses después, está a punto de superar a Amazon por capitalización bursátil, con un valor que este lunes rondaba los 436.000 millones de dólares, frente a los 456.000 millones de la empresa fundada por Jeff Bezos.

La empresa, una mezcla entre Amazon, Ebay y PayPal, también ofrece servicios financieros a través de Alipay, la plataforma de pagos electrónicos online y móvil más grande del mundo, que representa más de la mitad de todas las transacciones de pago por Internet en China. La compañía basa su estrategia en ofrecer unos precios muy bajos gracias a su elevado volumen de negocio (lo que le permite ajustar sus márgenes al máximo) y tiene una base de usuarios superior a la de Amazon.

Su margen de beneficio es superior al del gigante estadounidense, con el que tiene algunas similitudes, aunque Alibaba no es dueña del producto que vende y, de momento, tampoco opera grandes centros de distribución.

En los últimos meses, Alibaba ha anunciado acuerdos con empresas españolas como Correos (para la distribución de productos en China) y Caixabank y BBVA (para utilizar su sistema de pago Alipay).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha