eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Del monorraíl volador a la casa robótica: inventos del mañana que son virales hoy

Supermercados autoservicio sin salir del coche, armas subterráneas capaces de destruir tanques y paneles para levantar edificios en cinco horas son algunas de las propuestas de Dahir Semenov, responsable de la empresa Dahir Insaat. Aunque de momento ninguna de sus creaciones ha salido a la venta, tiene patentes registradas y se ofrece para que otros desarrollen su tecnología vanguardista. 

- PUBLICIDAD -
El autobús flotante evita los atascos y ayuda a apagar fuegos con más eficacia (Dahir Semenov | Facebook)

El autobús flotante evita los atascos y ayuda a apagar fuegos con más eficacia

El concepto de  autobús giroscópico suena a cachivache de los libros de Harry Potter. De hecho, y aunque nada tenga que ver con el niño mago, sí que pertenece a la ficción. Al menos de momento, pues en el futuro podría ser algo muy real si tienen razón los futurólogos de  Dahir Insaat, una empresa con sede en Estambul que se dedica a imaginar inventos increíbles que podrían llegar a nuestras vidas. El autobús giroscópico es uno de los que han diseñado, pero también  el supermercado conducible, la cama antiterremotos o una casa robótica sobre ruedas.

Detrás de estas locas creaciones se encuentra Dahir Semenov. Visionario del futuro, lleva años diseñando estos inventos que, a falta de un desarrollo mayor, se convierten en vídeos muy virales: el canal de YouTube de Dahir Insaat tiene solo 15.000 suscriptores; sin embargo algunos de sus vídeos suman varios millones de reproducciones, ya que se encuentran en este y en otros.

Ningún área de trabajo se le escapa: muebles, materiales de construcción, equipamiento médico, armas, planificación urbana… Su más reciente creación es el autobús giroscópico, con el que pretende mejorar el problema del tráfico en las ciudades sobrevolando el espacio de la misma manera que otra vieja y loca creación suya: el monorraíl volador, todo un oxímoron.

Este autobús flotante es una superficie aplanada alta, que se eleva por encima de los coches y que circula por la carretera gracias a unos pilares sobre los que se sostiene y a unas ruedas. Su diseño recuerda al del giroscopio y en él han estado trabajando durante dos años.

"No tengo la menor duda de que este modo de transporte sustituirá a los autobuses, los tranvías y los trolebuses en las ciudades del futuro" ha dicho al respecto Semenov. En su interior, la gente está sentada en hileras como las de un avión, aunque dependiendo de la categoría podemos encontrar una especie de bar o más espacio para estar cómodos. 

Adaptando esta idea, los camiones de bomberos se podrían transformar para ocupar apenas espacio en la calzada y así driblar a los coches en un atasco y llegar más rápido a su destino. La imaginación de Semenov es tal que propone un dron gigantesco apagaincendios que saldría de la estructura del autobús-camión de bomberos para verter agua aún a más altura; incluso, tendría una cabina para rescatar a personas.

Pero antes de este, Semenov ya creó otros inventos virales. Hay también casas convertibles, a lo Transformers. Funcionan como camiones con un gran remolque que no parece albergar nada en su interior: al estacionar el remolque se despliega y ya se puede empezar a habitar.

Puede tener incluso un piso superior, gracias a una barra que se desenrolla a los lados. Varias de las estancias salen de la nada con tan solo desplegar las paredes del remolque y un módulo que ocupa el centro del interior. Dichas paredes tienen 15 centímetros de espesor.

El inventor Dahir Semenov (Imagen: Dahir Semenov | Facebook)

El inventor Dahir Semenov

La casa de un solo piso tiene 139 metros cuadrados, mientras que la de dos pisos crece ya hasta los casi 250 metros cuadrados. Todas ellas tienen sus conexiones de luz, agua y cañerías. Semenov, que destaca que estos hogares tienen todas las comodidades, cree que este camión puede solucionar los problemas para acceder a una vivienda. Eso sí, los precios rondan entre los 350.000 y 450.000 euros.

En el futuro que imagina este visionario, estos camiones travestidos en inmuebles servirán para ir a hacer la compra a los futuristas  supermercados que él propone y que ya patentó en 2015. La idea es que, desde el asiento del conductor, hagamos una especie de 'scroll' por una estantería y seleccionemos lo que deseamos.

El objetivo es, según la patente, que el empresario reduzca costes y facilitar la elección de productos. Además, con todo ello se reducen las colas y mejora el servicio en el cliente, aunque estaría por ver cómo es la experiencia con tantos coches alrededor.

Ciudades prefabricadas y armas rápidas

Las ideas de Semenov también han llegado a la planificación urbana. Dahir Insaat propone crear comunidades de hasta 200.000 personas mediante edificios construidos con piezas prefabricadas. Los paneles, tal y como los plantean, serían de plástico reutilizable u hormigón ligero y de varios tamaños según la altura que de los pisos. Mientras, los suelos entre los edificios se fabricarían con materiales de la zona.

La empresa asegura en su página web que con estos paneles sería posible construir distritos o incluso ciudades enteras, con varios estilos arquitectónicos incluidos. De acuerdo a su información, un edificio de un piso de 25 por 60 metros, con 1.200 metros de espacio para usar, se tarda en edificar tan solo 5 horas. Un bloque de diez pisos se puede construir en dos meses con diez trabajadores. En estas ciudades, quizá, se pueda poner en marcha otro de sus proyectos: un sistema subterráneo de entrega de paquetes.

Donde no habrá tantos paneles será en las bases militares, pero Dahir Insaat también ha pensado en estos centros. En su afán por darles un giro futurista, la compañía turca propone un sistema de simulación de combate en el que hay armas subterráneas con forma de tubo que salen a la superficie en dos segundos y son capaces de destruir un tanque. 

El hombre contra la naturaleza

Cuando Semenov diseña casas o edificios, también se preocupa por los elementos que hay dentro de estos, como la cama antiterremotos. Presentada en varios diseños, cuando detecta un seísmo los laterales de metal y materiales no inflamables se elevan y se cierran encima de la persona durmiente, que no se entera de nada de lo que está pasando alrededor y encima está protegida ante desprendimientos de materiales.

Además, estas cámaras cuentan con recursos que pueden ser de mucha utilidad en en las horas posteriores, como mascarillas antigás, medicamentos, agua y extintores. Los prototipos presentados parecen ser solo para una persona.

La mayoría de inventos de Semenov son solo diseños, prototipos o están en construcción, así que habrá que ver si en el futuro se materializan. Porque él tiene intención de que lo hagan. Sobre el autobús giroscópico, dijo: "Estoy preparado para venderlo todo, desde una licencia de fabricación hasta el derecho exclusivo de operar este vehículo en países específicos". De momento, solo nos queda soñar (y ver en vídeo) este y otros inventos de uno de los visionarios más virales de la Red.

-------------------

Las imágenes que aparecen en este artículo son propiedad de Dahir Semenov ( 1, 2)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha