eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Blanco desacredita la auditoría a Sodercan y asegura que no revela "incumplimientos legales"

El consejero delegado de la empresa pública responde con un "¿por qué?" al ser preguntado si va a dimitir de su cargo, como exige la oposición

- PUBLICIDAD -
Salvador Blanco, consejero delegado de la empresa pública Sodercan.

Salvador Blanco, consejero delegado de la empresa pública Sodercan.

El consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco, ha desacreditado la auditoría de la Intervención General sobre su primera etapa en esta sociedad pública (2008-2011) pues, a su juicio, está "viciada en origen" porque se "hurtó" documentación a los interventores para realizarla. Además, ha subrayado que las "incidencias" a las que en ella se aluden "responden a prácticas susceptibles de mejora y no a incumplimientos legales".

En una rueda de prensa convocada de forma urgente, ha afirmado que en esa auditoría se sacan "conclusiones que no responden a la realidad" y ha opinado que en ella la Intervención General, "probablemente dirigida por la dirección de Sodercan" nombrada por el PP, la realizó con "escaso rigor" y para ella se usaron informaciones "parciales y sesgadas".

A preguntas de los periodistas, Blanco ha aclarado que no echa la culpa de la auditoría a la Intervención General sino al hecho de que a esta se le "hurtó" toda la información para realizarla. Como muestra, ha argumentado que en la auditoría de la Intervención aparecen como "recomendaciones" medidas que ya estaban "implementadas" y que puso en marcha desde su llegada en 2008 para "poner fin al funcionamiento" de Sodercan como si de un "reino de taifas" se tratara.

Entre otros razones en contra del documento de la Intervención, el consejero delegado de Sodercan -en la actualidad y en el momento al que se refiere la auditoria- ha asegurado que la muestra de contrataciones seleccionada "no es representativa de las prácticas de la sociedad".

Otro hecho que, a su juicio, "desacredita" la auditoría es que tanto él como Sodercan vieron "negados sus derechos" para presentar alegaciones. Y es que, según ha dicho, "a los servicios centrales de Sodercan se les prohibió expresamente por el señor Cabetas presentar alegaciones" y a él no se le entregó la documentación que había sido empleada para elaborar la auditoría, tal y como pidió, lo que -dice- hizo "imposible" presentar alegaciones.

"Doble montaje"

Por otra parte, Blanco ha calificado de "montaje" el hecho de que se haya dado a conocer ahora el contenido de esta auditoría por parte de Podemos, cuando se concluyó en 2012, algo que, según ha dicho, se debe "probablemente" a "urgencias electoralistas".

Blanco ha explicado que el origen de esta auditoría de la Intervención General fue una que encargó a la empresa Deloitte Miguel Cabetas, el consejero delegado de Sodercan que le sustituyó en el cargo tras las llegada del PP en 2011 al Gobierno de Cantabria, y con la que ahora ha salido a la luz tienen "sospechosas coincidencias en sus exposiciones y conclusiones".

El consejero delegado considera que el encargo de dicha auditoría privada por parte del ahora fallecido Cabetas fue un "caro encargo a la carta" y un "montaje" del Gobierno del PP para "condenar la llamada herencia recibida" y "justificar la campaña que el Gobierno presidido por Diego lanzó contra el Gobierno PSOE-PRC", que había presidido Cantabria de 2003 a 2011.

Blanco ha añadido que la auditoría de Deloitte, que a diferencia de esta si salió a la luz en 2012, sirvió también "para justificar un ERE en Sodercan, que acabó con el despido del 43 por ciento de la plantilla" y que, a su juicio, supuso la "práctica paralización" de Sodercan hasta la llegada en el verano de 2015 del actual bipartito PRC-PSOE.

Preguntado por los motivos por los que, a su juicio, el Gobierno del PP no dio a conocer la auditoría de la Intervención a Sodercan fue porque vio que muchas de las medidas que se incluían como recomendaciones ya estaban en marcha.

No dimitirá

Al ser cuestionado acerca de si va a dimitir del cargo, tal y como ha reclamado Ciudadanos y Podemos, Blanco ha respondido con otra pregunta: "¿Por qué?".

"¿Por qué. No sé. Creo que he dado una explicación bastante clara del montaje. Yo lo tengo bastante claro y cuando me hice cargo de esto sabía perfectamente las posibilidades de este montaje", ha dicho Blanco, quien ha avanzado que solo volverá a hablar de este asunto en sede parlamentaria.

Ha defendido que, desde la llegada del nuevo Gobierno, "Sodercan ha recuperado el papel que nunca debió dejar de ejercer, como instrumento de apoyo al tejido empresarial de Cantabria", ha subrayado Blanco, que volvió a ser nombrado consejero delegado tras la llegada del bipartito.

También ha opinado que ahora Sodercan "vuelve a ser un instrumento de apoyo al tejido empresarial de Cantabria" y ha reivindicado que se han lanzado 15 líneas de ayuda por importante de 17 millones de euros y se está trabajando tanto para "salvar" compañías, como Greyco, Talleres Martínez, Sniace, Tinamenor o Forjas de Reinosa, en nuevos proyectos.

Blanco ha asegurado que Podemos "no ha pedido en ningún momento explicaciones" sobre la actividad actual de Sodercan, algo que, a su juicio, "demuestra" que a la formación morada "no le importa en absoluto" el futuro de las empresas de Cantabria y el empleo.

Ha acusado a los podemitas de llevar "meses" intentando por todos los medios deteriorar la imagen de la empresa pública "con una total y absoluta irresponsabilidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha