eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carmena denuncia ante la Fiscalía la manifestación nazi en el centro de Madrid

Considera que Hogar Social Madrid y sus integrantes pudieron cometer un delito de odio castigado con hasta cuatro años de cárcel

El Ayuntamiento de Madrid había pedido a la delegada del Gobierno que prohibiera la marcha, pero Dancausa se negó

La Policía Municipal recomendó en una nota interna dar traslado a la Fiscalía del contenido de la  manifestación nazi

39 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Marcha neonazi por el centro de Madrid, en la calle Gran Vía. | Foto: Mercedes Domenech.

Marcha neonazi por el centro de Madrid, en la calle Gran Vía. | Foto: Mercedes Domenech.

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado este viernes una denuncia ante la Fiscalía de Madrid por la manifestación nazi en el centro de la ciudada del pasado sábado, celebrada a pesar de que el Consistorio había solicitado a la Delegación del Gobierno su prohibición, han avanzado a eldiario.es fuentes municipales.

El Delegado del Área de Seguridad, Javier Barbero, sigue así la recomendación de la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal, que le había presentado un informe sobre la marcha. En el documento, los agentes aprecian indicios de un delito contra las libertades y los derechos fundamentales, castigado con penas de entre uno y cuatro años de prisión.

El contenido de esa nota interna, adelantada por eldiario.es, concluye que la manifestación convocada por Hogar Social Madrid contenía "una clara intención de criminalizar a las personas extranjeras y refugiadas como generadores de terror y acusándoles de terrorismo".

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado presentó el jueves una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por el contenido de la manifestación. 

El informe policial concluye que, más allá de la manifestación, Hogar Social Madrid y sus integrantes pueden estar cometiendo un delito tipificado en el artículo 510.1 del Código Penal. "Hogar Social Madrid, de forma indirecta y públicamente, fomenta la hostilidad y el odio hacia estos grupos, con intención de que la sociedad española rechace la llegada de refugiados o de extranjeros", recoge su nota interna.

En una comparecencia posterior a la presentación de la denuncia, Barbero ha hecho una defensa cerrada de la libertad de expresión pero recordando que el límite está en el respeto a los derechos humanos.

Sobre la manifestación ha dicho:  "Expresamos esa preocupación a la delegada del Gobierno, que tomó la decisión de no prohibir la manifestación". "No puede haber margen de licencia, de posibilidad de que haya una incitación al odio, a la hostilidad", ha añadido el delegado, informa Europa Press.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha