eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Guillermo Fernández Vara

"Pedro Sánchez cogió un partido con problemas y ha dejado un partido destrozado"

El presidente extremeño asegura que los objetivos del secretario general "no eran otros que intentar formar Gobierno con independentistas" 

"En el PSOE de toda la vida, cuando al secretario general le dimitía la mitad de la ejecutiva, se iba"

158 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Vara: La situación interna del partido refleja "el fracaso de una gestión"

Vara: La situación interna del partido refleja "el fracaso de una gestión" EFE

"Discúlpame que no os haya atendido antes. Intento hacer solo entrevistas de radio, porque son más rápidas y puedo volver al Gobierno". Con esa frase se disculpa Guillermo Fernandez Vara al cerrar el encuentro con eldiario.es. Vara no es optimista: "El PSOE está destrozado", asegura. 

¿Hay alguien ahora cosiendo en el Partido Socialista?

Me da la impresión de que no. Todo lo contrario. Si quedaba algún puente por destruir, lo están destruyendo. No ha habido ningún acercamiento ni búsqueda de ningún acuerdo por mínimo que fuera. 

Yo fui un tendedor de puentes durante muchos meses en este periodo y al final descubrí que lo que había era el deseo de imponer por imponer, vencer por vencer y no de convencer. No espero que nadie vaya a hacer nada distinto. Creo que es un tiempo agotado. 

¿Qué nos vamos a encontrar el sábado en ese Comité Federal?

No lo sé, pero cuando esta dirección llegó a su responsabilidad, el PSOE tenía varios problemas y ahora tiene un problema. 

¿Cuál?

El PSOE está destrozado. Teníamos problemas con los resultados electorales para hacer llegar nuestro mensaje... Todo eso ha empeorado y a esto se ha añadido la descomposición interna y la incapacidad para encontrar puntos de encuentro.

Es imposible que un partido sea capaz de encontrar espacios comunes con otros para llegar a acuerdos si es incapaz de encontrar internamente espacios para llegar a acuerdos con los de casa.

¿Cómo vería que los 18 fieles a Pedro Sánchez ocupen el sábado asiento en el espacio reservado en el Comité Federal para los miembros de la Ejecutiva?

Como un desafío a la tradición de este partido. Cuando una dirección pierde la confianza de una gran parte del partido, se va, se reúne una gestora y vamos a un congreso. 

¿Quién debería sentarse en esa mesa el sábado?

La presidencia del Comité Federal. 

¿Qué pensó cuando escuchó a Verónica Pérez diciendo eso de que ella es la única autoridad del PSOE?

El PSOE está dividido y roto. El secretario general no tiene la confianza nítida de la mayoría del partido.  Cuando oigo al secretario de Organización apelar a los artículos y a los estatutos... Un partido es otra cosa: un partido es historia, es memoria, es costumbre. En el PSOE de toda la vida cuando a un secretario general le dimitía la mitad de su Ejecutiva, nadie tenía ninguna duda, no había que mirar en los estatutos: uno se iba y si quería volver a intentarlo, lo hacía en el siguiente congreso.

Esto de que la Ejecutiva se haya agarrado a los reglamentos para mantenerse a pesar de todo... No es un problema de que le hayan dimitido 17. Es un problema de que tiene a gran parte de los compañeros que estamos en las instituciones al margen. No se ha contado con nadie. Se ha intentado desde el minuto uno perseguir al discrepante.     

Ahora el único camino es ir a un congreso extraordinario y que se nos dé tiempo para coser, intentar unir. Hay que intentar una gestora en la que no podemos estar nadie identificado con la refriega.

¿Javier Fernández ha estado en la refriega? ¿Cumple el perfil?

No y sé que él no quiere. Creo que no debemos ser ninguno de los presidentes autonómicos ni ninguno de los que tengan que ver directamente con la dirección actual. En el PSOE hay montones de gente y debe haber gente de varias generaciones. 

Dice usted que tiene que entrar gente nueva. ¿Significa esto que Pedro Sánchez y Susana Díaz deben dar un paso atrás y renunciar a su intención de competir por el liderazgo? 

No. En un congreso que cada uno vaya y mida sus fuerzas. Pero para esta etapa hace falta gente que nadie pueda identificar en la refriega. Luego cada uno nos situaremos con el que defienda el modelo de partido que más nos convenza. 

El gran error de Pedro Sánchez ha sido convertir al Partido Socialista en una organización donde hay bandas y donde hay bandos. Es un gravísimo error que, además, está en el origen del problema. Desde el primer momento se han levantado barricadas y el que no pensaba como tú es que era de otro bando distinto. 

Llevar eso hasta el punto de creer que Felipe González o yo, porque tenemos una opinión distinta a la tuya, somos de bandos distintos. ¿Qué concepción tiene esta gente del partido? 

¿Da la impresión de que dos bandos sí que hay?

No hay bandos en el PSOE. Yo puedo tener discrepancias con Pedro Sánchez pero yo soy del bando de Pedro Sánchez. Yo soy del bando de Susana Díaz. Yo soy del bando de Javier Fernández, porque somos del mismo partido. ¿Qué es esto de colocar a la gente en bandos? 

Llegar y colocar a Felipe González en bandos en el PSOE es un paso tan dramático que cuando pase el tiempo y se escriba la historia, la gente entenderá por qué ha habido que hacer lo que se ha hecho. 

Eso es lo que le tenemos que ir explicando a la militancia poco a poco para que se den cuenta de que todo ha sido una gran trampa para intentar lograr los objetivos que tenían marcados y que no eran otros que intentar formar Gobierno con independentistas. Nadie responde a la pregunta de por qué en el comité federal del sábado no se hace la pregunta del millón. 

¿Cuál es esa pregunta?

La pregunta del millón es: ¿están dispuestos a abstenerse o a pactar con independentistas? Prefieren ir a un congreso que avale que después hagas tú lo que quieras. No pueden hacer la pregunta porque esa pregunta sale que no.

¿Qué le puede aportar Pedro Sánchez al PSOE de ahora en adelante? 

No lo sé. Dependerá de lo que él esté dispuesto a aportar. Yo no le voté y estuve a su lado durante mucho tiempo, intentando ayudarlo en momentos difíciles. Es verdad que cogió un partido con problemas y ha dejado un partido destrozado. Esa es la verdad. 

¿Susana Díaz tiene la pretensión de dirigir el PSOE?

Sería legítimo como cualquiera. Susana tiene una pequeña ventaja: gana elecciones. El problema que tenemos ahora en nuestro partido es que los que ganamos elecciones somos los que estamos permanentemente en duda. Este partido necesita gente que gane elecciones. Está muy bien eso de ganarle a las encuestas, pero estaría mejor que alguna vez fuéramos capaces de ganarle al PP. Gran parte del problema en el que estamos inmersos no lo tendríamos. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha