eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP confía en que las urnas premien la tranquilidad de Rajoy ante las últimas crisis

Tras los atentados de París, Rajoy ofrece una imagen completamente distinta a la de Aznar tras hechos similares

Génova apuesta a que sus rondas de contactos con los partidos sobre la lucha contra el terrorismo yihadista y la situación de Cataluña se noten en las encuestas

"La imagen de un liderazgo sólido y tranquilo en esos temas es fundamental ante una campaña como esta", explican fuentes de la dirección

72 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy, Hollande y P.Coelho se citan en busca de fondos de la UE para interconexiones

Rajoy y Hollande, en una imagen de archivo. EFE

Las palabras que más repite Mariano Rajoy en las últimas dos semanas son "tranquilidad" y "unidad". El presidente del Gobierno y su partido se centran en vender a un candidato que guarda la calma en un momento político convulso. La situación política interna en Cataluña, por un lado. El debate sobre cómo luchar contra el terrorismo yihadista, por otro. En ambos frentes, Rajoy repite el mismo discurso y se erige en garante de unidad mientras los actos electorales se confunden con los del Gobierno a un mes de las elecciones. En su equipo de campaña confían en que esa imagen mejore su liderazgo y se traduzca en una distancia del PSOE y Ciudadanos en las encuestas.

Pablo Casado, el portavoz del partido, presume de la ventaja que es competir desde La Moncloa: "Es que nosotros no tenemos sólo a un candidato, tenemos a un presidente". Cuando faltan dos semanas para que empiece formalmente la campaña del 20 de diciembre, en los actos políticos del PP se insiste en las mismas tres ideas: el empleo que puede dar la recuperación económica, la unidad de España y la seguridad. 

Rajoy promete medio millón de nuevos puestos de trabajo al año "si el PP sigue gobernando hasta 2020". Garantiza que Cataluña no se va a independizar y se actuará "con moderación y proporcionalidad". Y traslada que contra los atentados terroristas cualquier decisión debe ser, sobre todo, prudente. Tanto en el acto del jueves para presentar a la lista por Madrid que él y Soraya Sáenz de Santamaría encabezan, como para hacerlo con el resto de números uno a las generales este sábado en Barcelona, Rajoy repitió el mismo discurso. 

"Yo estaré en mi sitio"

Los llamamientos a la calma fueron constantes: "Os digo que estéis tranquilos, que nadie va a convertiros en extranjeros en vuestra propia casa", "no queremos adoptar más medidas, pero no depende de nosotros" y "yo estaré en mi sitio y actuaré con prudencia", aseguró al auditorio del PP catalán en Barcelona. Para calificar cómo serán todas sus decisiones, tiró de sinónimos: "pensadas, estudiadas y reflexionadas".

Sus reuniones y llamadas con los diferentes líderes políticos y actores sociales y el respaldo de Sánchez y Rivera en el recurso al Tribunal Constitucional para frenar al Parlament se celebran en Génova. Mientras se espera si se resuelve la investidura del president de la Generalitat o se convocan nuevas elecciones en Cataluña, en actos de partido o en comparecencias por su cargo de jefe del Ejecutivo, desliza el mismo mensaje de usar "todos los mecanismos del Estado y de la ley".

Unidad frente al terrorismo  

La petición de calma ante los atentados en París no acabó de salirle bien el sábado. "Nadie está a salvo de que pueda ocurrir, pero debemos estar tranquilos", dijo en medio del parque del Retiro. Después negó a los periodistas que España esté por aumentar su presencia militar, más allá de la que tiene actualmente, y pidió confianza en los servicios de inteligencia españoles y en su Policía y Guardia Civil: "Hemos dado muchas batallas". Mientras se espera si Francia hace alguna petición concreta de apoyo militar, el Ejecutivo trata de ganar tiempo y mantiene que tampoco ha ofrecido sustituir efectivos franceses en zonas de África. 

Las peticiones de unidad interna y con el resto de países son constantes. Rajoy mantiene que es "fundamental preservar la unidad de los partidos aquí y fuera" para combatirlo y actuar "con prudencia". La sombra del final del mandato de José María Aznar está muy presente, aunque el expresidente sigue ridiculizando las posturas "buenistas" desde FAES. Pero Rajoy midió sus palabras para acabar diciendo que lo importante "no es tener debates sobre cómo vamos a colaborar".

La experiencia es un grado

La experiencia de cuatro años al frente del Gobierno –y casi toda su vida adulta en política– es la baza que en el PP creen que hay que explotar en momentos de inseguridad. Rajoy dijo que el PP "tiene experiencia de gobierno, gente preparada y cantera". Al otro lado, el resto de partidos políticos que se mueven a base de "fichajes", destilan "inexperiencia" o son meros "experimentos". Como resumió, "ya lo hemos hecho y las ocurrencias no tienen cabida en este momento que pasa nuestro país".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha